Skip to main content
Publicidad
Bombshell

Bombshell

review_game
| |

Tras resucitar el emblemático Rise of the Triad, Interceptor vuelve a la carga con Bombshell, un juego que nació como secuela de Duke Nukem y que se ha convertido en un título de acción con toques de rol divertido pero con diversos problemas que lo afectan a nivel jugable.

Hace unas semanas que llegaba al mercado Bombshell un juego que, en sus orígenes, estaba pensado como una secuela de una saga tan clásica como Duke Nukem y que, finalmente, se ha lavado la cara para contarnos las aventuras y desventuras de Shelly (que ya os adelantamos que no es ni la mitad de carismática que nuestro amigo Duke), una veterana de las fuerzas especiales estadounidenses que, ante el ataque de unas fuerzas alienígenas deberá de liarse a tortas para salvar a los altos cargos de los Estados Unidos de América, al más puro estilo de heroína americana.

La premisa del juego desde el primer momento será clara, deberemos de avanzar por los diferentes escenarios en un juego de acción con toques de rol al estilo diablo, con cámara isométrica incluida, liándonos a tiros con todos los enemigos que nos encontremos a nuestro paso, aniquilando a todo bicho viviente para cumplir las diferentes misiones, principales y secundarias, a las que nos expondrá el juego antes de poder finalizar la aventura.

Bombshell (XBO) Captura de pantalla

Lo cierto es que, si nos olvidamos de un buen puñado de fallos que lastran la experiencia el juego resulta bastante divertido, todo un “mata mata” pensado para los jugadores de la vieja escuela que conseguirá lo que quizás muchos estén buscando, ponernos los cascos, renunciar a cualquier tipo de actividad y descargar nuestra rabia y adrenalina con unos alienígenas virtuales que pagaran el pato.

Sin embargo, como decimos, hay ciertos factores que echan por tierra buena parte de la calidad del juego aunque, si tuviéramos que destacar uno, diríamos que el principal culpable de contar con una mala experiencia es, ante todo, la cámara que, en la mayoría de las ocasiones estorba más que ayuda y que incluso, a veces, no nos deja ver con claridad a los enemigos u otros objetivos. Este fallo se hace aún más palpable, sobre todo, en los combates con los jefes finales, más grandes de lo habitual como cabría esperar y con los que sufriremos bastante por culpa de la posición de la misma aunque, en algunas ocasiones, la cámara tendrá a bien recordar que, como en todos los videojuegos, puede alejarse para mostrar un plano más amplio de la acción, facilitándonos bastante este tipo de combates.

Bombshell (XBO) Captura de pantalla

Otra de los motivos por los que el juego se resiente es por su interfaz que, sin tapujos, podemos considerar que es una de las más feas y anticuadas que hemos visto en mucho tiempo en un juego. Su tamaño es desproporcionadamente grande, estorbando en nuestra visibilidad y haciendo una combinación fatal en ocasiones junto a la cámara. Su diseño es plano, sin carisma y, sobre todo, los menús tanto en el árbol de habilidades que tendremos disponible para nuestro personaje como en la tienda parecen sacados de una película de serie B de los 80.

Precisamente, en estos dos puntos, el árbol de habilidades y la tienda, será en los que nos centremos ahora para comentar algunos de los mejores puntos de Bombshell. En cuanto al primero, Shelly irá adquiriendo experiencia a medida que completemos misiones y derrotemos enemigos, pudiendo subir de nivel para escoger entre subir las cuatro habilidades especiales que tendrá disponibles (las alternaremos en la partida con la tecla F y las usaremos con mayúsculas izquierda) o aumentar las tres características básicas de su persona: Vida, Armadora y Energía que será, precisamente y como podéis intuir, la característica de la que dependan las habilidades especiales.

Bombshell (XBO) Captura de pantalla

En cuanto a la tienda, es un elemento destacado no porque podamos comprar un montón de objetos y armas diferentes, sino porque en ellas, podremos encontrar uno de los elementos más preciados de nuestra aventura: la munición para nuestras armas. Y es que, a medida que vayamos avanzando nos daremos cuenta de que uno de los puntos en los que deberemos prestar más atención en el juego es en economizar el uso de nuestras herramientas para matar. Cada bala puede llegar a contar y la escasez de munición entre tienda y tienda o cofre y cofre se hará patente sobre todo en las horas finales de la aventura. Otro detalles que también nos han gustado bastante son tanto las ejecuciones como el diseño de algunos escenarios, sobre todo cuando estamos en Kyrron.

En cuanto a nivel técnico, desde luego, no nos encontramos con un portento a nivel gráfico. Las texturas tanto de las armas como de los personajes y de los escenarios son sencillitas y, en algunos casos, estropean precisamente los aciertos con los diseños de los mismos. Algo que si que podemos destacar, a nivel visual, son los efectos de los diferentes poderes de Shelly, de sus disparos o de las explosiones que sobresalen del conjunto general, sobre todo, gracias a las tecnologías específicas que podremos activar en nuestras gráficas NVIDIA.

Conclusión: 

Bombshell es un juego con unos cuantos fallos que, para su desgracia, merman sobremanera un título que intenta ser todo un homenaje a los juegos de acción de la vieja escuela. La cámara estorba en demasiadas ocasiones y la interfaz es simplona y fea, acompañada de unos menús que no están a la altura de lo que podemos esperar de un juego en el 2016. Sin embargo, pese a todos los fallos, pese a todos los problemas que causa a veces el juego, lo cierto es que Bombshell sigue resultando, en ocasiones, divertido. Si no buscamos otras pretensiones que no sean las de desconectar de la rutina y liarnos a tiros sin ningún sentido, la obra de Interceptor nos resultará particularmente divertida, atrapándonos en algunos momentos de la aventura, siempre y cuando la cámara no haga de las suyas e invitándonos, por lo menos, a tener el juego en la recámara para cuando no necesitemos otra cosa que sentarnos delante del ordenador, ponernos los cascos, liarnos a tortas y desconectar de los problemas del mundo.   

Lo MejorLo Peor
Las ejecuciones
Fallos en la cámara

Puntuación

Correcto
No es lo último ni lo más original, tampoco cuenta con la mejor ejecución, pero puede divertir si te gusta el género. Bien, pero mejorable.
Cómpralo si te gusta el género y te gusta tenerlos todos.
Jugabilidad

Bobmshell es un juego que, si no nos topamos con ninguno de sus fallos resultará divertido. Elementos de RPG, una buena cantidad de armas, escasez de munición que hacen que el juego nos las haga "pasar canutas" en algunas ocasiones. Desde luego, Interceptor desarrolla bien el papel del título de un "mata mata" oda a los clásicos del género.

Gráficos

A nivel gráfico el juego es bastante discreto pero, sobre todo, lo que decepciona es tanto su cámara como su interfaz, que no están a la altura de lo que debe de ofrecer un título en 2016. Lo más destacable a nivel positivo, los efectos de los disparos y diferentes explosiones que se ven incrementados gracias a las tecnologías propias de las tarjetas de NVIDIA.

Sonido

Cumple sin más expectativas. Tanto el ruido de los disparos como el doblaje están ahí, hacen su trabajo y punto. La música es bastante tediosa y, desde luego, el juego no nos atrapará a través de nuestros oídos.

Regístrate o haz login para hacer un comentario
6
Regístrate o haz login para votar
publicidad
Desarrolla: 
Interceptor Software
Género: 
Acción, Rol
Subgéneros: 
Disparos
Lanzamiento: 
29/01/2016
Voces: 
Inglés
Texto: 
Inglés
Plataforma: 
PC
También en:
PS4 XBO
+18Lenguaje soezSexoViolencia

Añadir a mis juegos

publicidad

Metacritic

Más en la web

publicidad
Publicidad