Skip to main content
Publicidad
Publicidad

Batman: Arkham Origins Blackgate - Deluxe Edition

Batman: Arkham Origins Blackgate Deluxe
Batman: Arkham Origins Blackgate Deluxe
review_game
| |
46050 visitas

Volviendo a los acotados entornos de Asylum, el primer Batman: Arkham que llegó a portátiles sale ahora para sistemas de sobremesa y PC. Cambiamos Gotham por la prisión de Blackgate, que recorreremos con la ya marca de la casa esencia Arkham intacta, solo que esta vez en 2D

 

“Y eso que aún no me has oído ronronear…”,
Catwoman

batman-arkham-origins-blackgate1.jpg Captura de pantallaCada vez nos quieren dejar más claro que los tan llamados ‘Exclusivo para Portátiles’ no son ya ni siquiera exclusividades temporales, sino trucos publicitarios de marketing. Y es que, después de ver reconvertidos en formato HD a Castlevania: Lords of Shadow-Mirror of Fate, Resident Evil Revelations o Assassin’s Creed III Liberation, a nadie sorprendió cuando Warner anunció que su curioso Batman: Arkham Origins Blackgate iba a salir en PlayStation 3, Xbox 360, Wii U y Steam. Estrenado al mismo tiempo que el Arkham Origins de sobremesa a finales de octubre de 2013, Blackgate hace suyos todos los conceptos de la serie –combate Free Flow System, Visión del Detective, Garfio, Infiltración, Trampas-, pero llevándolos a un nivel bidimensional 2.5D que en ocasiones roza muchísimo casi la perspectiva en Tercera Persona. Es hora de tomar el control del caballero oscuro versionado en portátil, y ver qué tal le ha sentado el salto a la sobremesa con este Blackgate Deluxe.

Motín en Blackgate
Ambientado después de los sucesos acaecidos en Origins, en el que la nochebuena se convertía en una pelea monumental contra varios asesinos que pedían nuestra cabeza espoleados por Black Mask, Blackgate arranca su acción en un prólogo por los tejados de Gotham en el que Batman conoce a un nuevo enemigo: Una sensual mujer que se viste de cuero, usa un látigo y ronronea como una gatita, y que ayuda a establecer también el timeline en que esta entrega se ambienta. Perseguir a Catwoman nos lleva por un tutorial en el que cogerle el truco a un universo que si somos fans de la saga conocemos de sobra, aunque este se mueve ahora en un nuevo enfoque bidimensional 2D en el que solamente nos moveremos de izquierda a derecha y de abajo a arriba, con la sensación a menudo de estar en un juego en tercera persona.

Batman: Arkham Origins Blackgate - Deluxe Edition (360) Captura de pantalla
El Joker, uno de los tres villanos principales del juego

Una vez termina el prólogo –que nos da también una breve visión de por dónde irán los tiros con los enfrentamientos contra los Jefes Finales-, arranca la trama propiamente dicha del juego: Dos semanas después de jugar al gato y al murciélago con Catwoman, una enorme explosión destroza media Blackgate, la prisión que antecedía a los muros abiertos que conoceríamos en Arkham City. Los sistemas han caído; la contención ha reventado; los guardias son juguetes para los reclusos. Y el enorme escenario ha caído en manos de tres figuras que conocemos bien y que se han dividido sobre el mapa el territorio. Al igual que Asylum, tenemos por delante varias zonas grandes que explorar, y elegir cuál de las tres podemos recorrer, siendo cada una feudo de uno de los tres enemigos importantes:  El bloque de Celdas es donde el Pingüino se ha hecho fuerte; Las oficinas de Administración están ahora dirigidas por el Joker–que no rehuye tonos macabros ni de impacto, con algún que otro detalle survival horror-; y Black Mask tiene su baluarte en la zona industrial. En cada una tendremos varios objetivos que cumplir más uno esencial para la trama, a la par que un contador para indicarnos el porcentaje de secretos que hemos descubierto, que en total asciende a 91.

Lo cierto es que la historia de este Blackgate es uno de sus puntos flojos, ya que carece de fuerza y sirve para eso, para ir uniendo los distintos objetivos y el gameplay de un juego que a pesar de ello termina resultando divertido y entretenido. A modo de extras tenemos un modo que veíamos en la primera versión, en Vita, por el que al terminar el juego se nos abre un nuevo modo que permite comenzarlo otra vez, con todas las mejoras y trajes obtenidos –hay unos cuantos por desbloquear que premian la exploración-, pero que nos reta a terminar con los tres enemigos principales siguiendo un orden distinto al de la primera partida –si derrotamos a Joker, luego a Pingüino y luego a Black Mask, probemos invirtiendo el orden en la nueva partida-, lo que concede nuevas escenas finales.

Batman: Arkham Origins Blackgate - Deluxe Edition (360) Captura de pantalla
Catwoman y la prisión Blackgate, escenario de todo el juego excepto el prólogo

Al más puro estilo Metroidvania, base jugable en la que se adscribe el título,  poco a poco se nos irá abriendo un mapeado más grande y laberíntico –si no prestamos atención a los entornos y obviamos el mapa, es fácil perderse y no saber en qué parte de Blackgate estamos- dentro de cada una de las tres zonas, para que podamos recorrerlo entero y encontrar cosas útiles. El mapa también se actualizará cada vez que tengamos un nuevo objetivo y nos indicará en todo momento su ubicación, así como la nuestra. Precisamente aquí encontramos una de las (escasas) novedades de las versiones de PC y sobremesa: Un mapa isométrico en 3D más logrado y útil que el de Vita y 3DS, que era plano y carecía de la útil perspectiva en los escenarios que a veces hace falta. El backtracking es algo por lo tanto presente y constante, en ocasiones optativo, aunque en otras obligatorio –y en algún que otro objetivo, innecesariamente obligatorio. Si vamos solamente a terminarnos el juego, nuestro recorrido por la prisión de Blackgate nos durará unas 5-6 horas, pero si queremos extraerle sus secretos, entonces podemos tener unas 3 horas y algo más de juego adicional, ya que no son pocos los secretos que ocultan sus muros.

Desde piezas de tecnología y equipamiento Waynetech que nos harán un poquito más fácil la vida hasta nuevos trajes, o pistas necesarias para resolver los Casos del Detective –sidequests adicionales que se nos presentan, tenemos extras para alargar el modo Historia si optamos por ello. El desarrollo en sí del juego nos obliga en ocasiones a dejar de recorrer una zona para ir a otra a buscar algo que necesitamos –una puerta se nos cierra en la parte del Joker y hay que acudir a las Celdas controladas por el Pingüino para dar con el objeto necesario para continuar. Aquí es donde se hace patente el equilibrio del juego, que claramente se orienta más a la Exploración y la Infiltración que al Combate. Tendremos zonas en las que pegar a gusto con un Free Flow System muy bien porteado a las 2D, pero esto nos vale para los matones más simples, ya que los armados con rifles y demás armas de fuego nos dispararán en cuanto nos vean, y uno es fácil de derrotar –aunque nos quitará vida-, pero dos disparando a la vez no tanto. Aunque nuestra salud es regenerativa, lo cierto es que tarda en recuperarse.

Batman: Arkham Origins Blackgate - Deluxe Edition (360) Captura de pantalla
El Free Flow System ha sido muy bien adaptado a las 2D

AnteriorSiguiente
Regístrate o haz login para hacer un comentario
Reshaka
Jue, 24/04/2014 - 13:28
En cuanto baje un poco de precio y esté a menos de 15€ lo compraré.
ELVALVERDE
Jue, 03/04/2014 - 21:29
Pues se ve bastante bien
6,8
Regístrate o haz login para votar

Cómpralo al mejor precio

Batman Arkham Origins (PC - Windows)

PAL/ES 5.00 € Comprar >
PAL/ES 17.35 € Comprar >
PAL/ES 22.98 € Comprar >
Desarrolla: 
Armature Studio
Subgéneros: 
Beat'em up, Infiltración
Lanzamiento: 
02/04/2014
Voces: 
Inglés
Texto: 
Español
Plataforma: 
PC
También en:
360 PS3 WiiU
+16Violencia

Add to my games

publicidad

Metacritic

publicidad
Publicidad
Publicidad