Skip to main content
Publicidad
Path of Exile
publicidad

Además, encontramos distintas gemas y orbes que sirven para modificar los objetos conseguidos. Podemos mejorar sus puntuaciones básicas, añadir beneficios adicionales e incluso variar los colores de los huecos existentes en el mismo. Como decíamos anteriormente, también los objetos se ven afectados por la división en tres atributos, y es que el porcentaje de influencia de estos en un arma o armadura es lo que va a marcar sus puntuaciones iniciales de daño, velocidad de ataque y probabilidad de crítico, en los casos ofensivos, o armadura, evasión y escudo de energía en los defensivos. Entender esto nos ayudará a seleccionar los mejores objetos para nuestro personaje, teniendo en cuenta cuáles son las características principales de nuestra clase. No tenemos que confundir este hecho con la existencia de huecos de colores, puesto que sus tonos no tienen que depender necesariamente de los atributos que dominan el objeto. Es decir, una maza que depende al 100% de fuerza, puede poseer un huecos de color azul y verde, sin problema. Las opciones de inventario nos permiten portar un arma simple, una en cada mano  o una a dos manos. En cuanto a protección, contamos con casco, armadura, guantes, cinto y calzado, con la posibilidad de llevar escudo si tuviéramos una manos libre. Para complementar, encontramos dos posiciones para equipar anillos, y otra para amuletos. Podemos configurar dos combinaciones de equipo en las manos izquierda y derecha, e intercambiarlas rápidamente.

impresiones-pathofexile-11.png Captura de pantalla

Otra de las curiosidades de Path of Exile, es la inexistencia de moneda dentro del juego. Los personajes no adquieren oro ni nada por el estilo, y podríamos decir que el comercio se basa en un sistema de trueques... salvo que hay una serie de elementos de inventario que han sido escogidos como referencia universal durante las transacciones. Al vender un objeto, intercambiaremos el elemento por fragmentos de pergaminos de sabiduría (que son los necesarios para identificar un elemento del que desconozcamos sus características), y varios fragmentos conforman un pergamino completo. Al comprar un objeto, generalmente nos pedirán unidades completas, no fragmentos, de pergaminos u orbes. Esto ocurre con la mayoría de las opciones básicas, pero otras más avanzadas pueden exigir orbes en los intercambios. Los objetos que utilizaremos durante los trueques no son meras baratijas, tienen su propia funcionalidad fuera del comercio, lo que nos obligará a evaluar su necesidad antes de deshacernos rápidamente de ellos. Aunque algunos pueden encontrarse más fácilmente, tener que elegir entre comprar un anillo o perder un orbe que proporcione un nuevo hueco a un objeto, es una decisión para no tomar a la ligera. Además, como consecuencia de la falta de subdivisión en fragmentos durante la compra de objetos, podemos encontrar elementos con el mismo precio pero sustancialmente distintos. Lo que nunca sabremos es si estamos pagando de más por los elementos de peor calidad, o menos por los mejores.

Todo este equipo y habilidades nos servirá para movernos por el mundo de juego con cierta seguridad, abatiendo a todo ser viviente que se ponga en nuestro camino... porque de eso trata un 'hack & slash'. En el caso de Path of Exile, este mundo se llama Wraeclast, la tierra de los condenados. Es un continente maldito en el que habitan todo tipo de criaturas maléficas y bestias hostiles y salvajes. Encontraremos algunos lugares seguros, escogidos por aquellos que han decidido agruparse para mantenerse a salvo, en los que nos podrán encargar misiones y tareas. Aunque podemos deambular por casi todo el territorio de forma más o menos libre, el juego se encuentra dividido en tres zonas, correspondientes a tres actos. El primero de ellos tiene lugar en las playas, primer lugar que los exiliados encuentran a su llegada al continente. El segundo acto tiene lugar en los bosques que se encuentran en las zonas interiores, en los que hallamos restos de los que antaño vivieron en Wraeclast. El tercero, y último por el momento, ocurre en la ciudad de Sarn, la ahora deshabitada y antigua capital del Imperio Eterno. Podremos acudir a estas zonas en grupo, o bien por separado, haciendo uso de los tablones de anuncios que encontramos en los lugares seguros para hallar una compañía con la que aventurarnos en lo desconocido. En este caso, no aparecerán más enemigos que si vamos solos, pero los que lo hagan serán mucho más duros y peligrosos, y las recompensas mayores.

Path of Exile (PC) Captura de pantalla

De hecho, al tratarse de un MMORPG, Path of Exile ha intentado incluir muchas mecánicas sociales ya conocidas en este tipo de juegos. Nada más crear un personaje, tendremos que elegir en que 'League' existirá, en lo que vendría a ser la elección de un servidor, salvo que en este nuevo término se incluyen las reglas y dinámicas propias del tipo de partida. En las de competición, los jugadores procurarán llegar a lo más alto de la clasificación, obteniendo recompensas si acaban entre los mejores. Además, se planea incluir pequeñas competiciones adicionales, en las que tengamos que subir tantos niveles como podamos en un día o un fin de semana. Las de finalización, por el contrario, son ligas permanentes, de larga duración, que finalizan una vez se han agotado el tiempo previsto. Además, en cada una de ellas podemos configurar aspectos personales para la partida, como dificultad añadida, PvP, muerte permanente, ... También se abrirá la posibilidad de contratar ligas privadas, donde los jugadores puedan escoger las reglas que decidan, y solamente tengan acceso aquellos invitados por los que han pagado el servicio. Actualmente, los desarrolladores barajan la posibilidad de incluir otros modos distintos, sumamente interesantes. La posibilidad de ligas de alta dificultad, otras en las que todas las áreas sean PvP... o una en la que se incluya un número limitado de jugadores, y cada pocos minutos se tenga que eliminar al que menos experiencia haya adquirido durante el último periodo.

A nivel técnico, la beta nos muestra un título que opta por gráficos notoriamente simples, de calidad media. No pueden compararse al de otras ofertas MMO del panorama actual, menos aún con los grandes 'hack & slash' que nos han visitado durante el año pasado. En este aspecto, parece que Grinding Gears Games se haya conformado con un trabajo visual que bien podría pertenecer a un juego de hace más de 5 años. El punto positivo es que nos encontraremos ante un título con el que disfrutar en una alta variedad de equipos, incluso en los portátiles un poco más modestos. No sabemos si la versión final contará con una revisión del apartado gráfico, decisión que podría hacer mucho bien al juego. En cuanto al diseño y la estética, Path of Exile es un juego de oscura temática, pretende rezumar esa oscuridad por los cuatro costados, con texturas y modelos que nos trasladan a un mundo lleno de horrores. Además, el título de los neozelandeses, a pesar de su marcado carácter de mundo persistente, sigue incluyendo mazmorras generadas de forma aleatoria, lo que implica un altísimo índice de rejugabilidad. En cuanto al sonido, nos encontramos con una ejecución correcta que cumple firmemente con su función, con algunos doblajes al inglés. La intención de la compañía es acabar traduciendo el juego a varios idiomas, esperemos que el nuestro sea uno de los escogidos, aunque no se sabe si esa localización incluirá voces en castellano para sus personajes.

impresiones-pathofexile-10.png Captura de pantalla

Pero no olvidemos que nos encontramos ante una beta abierta, una versión que todavía no ha finalizado. Cualquiera de los defectos que hemos remarcado puede quedar solucionado la próxima vez que se reinicien los servidores, y aún con ellos parece que Path of Exile va a darnos muchas horas de diversión. Porque uno de sus primeros efectos, no importan las colas para acceder ni el no contar con gráficos de última generación, actúa sobre nosotros nada más crear el primer personaje. El juego de Grinding Gears Games es altamente adictivo, consigue engancharnos de inmediato y que empecemos a desgastar los botones del ratón como posesos. De hecho, no nos deja demasiados momentos de respiro, y su enorme árbol de habilidades nos permite augurar grandes variaciones entre personajes de la misma clase, y nos invita a probar con distintas combinaciones hasta dar con el personaje que mejor se adecue a nuestros gusto. Necesitaremos examinar el título más adelante, cuando se declare oficialmente terminado, para evaluarlo con mayor formalidad. Mientras tanto, aprovechemos para ser de los primeros que tengan el gusto de pisar Wraeclast... si es que andar por este mundo de horrores, puede ser considerado un placer.

El juego está en fase de Beta Abierta y puedes acceder a la página del juego para crear tu cuenta y descargar el cliente aquí.

AnteriorSiguiente
Regístrate o haz login para hacer un comentario
9
Regístrate o haz login para votar
publicidad
Desarrolla: 
Grinding Gear Games
Género: 
Acción, Rol
Lanzamiento: 
23/10/2013
Plataforma: 
PC
+16Violencia

Añadir a mis juegos

publicidad
publicidad

Más en la web

publicidad
Publicidad