Skip to main content
Publicidad
Ori and the Blind Forest
publicidad

Ori and the Blind Forest, Impresiones E3

preview_game
| - Impresiones |

Evocador y artístico, la sensibilidad de Studio Ghibli al servicio de las mecánicas de un 'Metroidvania' totalmente dibujado a mano. Así es Ori and the Blind Forest, la sorpresa 'indie' exclusiva de Xbox y PC.

Las armas secretas de Sony y Microsoft durante este E3 han resultado ser los juegos independientes, pequeños oasis de propuestas inesperadas, más allá de los grandes nombres, con evocadores diseños artísticos y muy alejados de la aparatosidad de las franquicias de gran presupuesto. Se entiende así cómo Sony dedicó un buen bloque de su conferencia a mostrar el magnífico No Man's Sky y cómo Microsoft, cuyo show se centró al 100% en los juegos, presentó un tráiler con más de una docena de proyectos de esta índole, además de reservarse un espacio de varios minutos para Ori and the Blind Forest. Nadie sabía nada de él, pero ha terminado convirtiéndose y por derecho en uno de los juegos de la feria. Desarrollado por Moon Studios a lo largo de cuatro años, no fuimos pocos los que al principio pensábamos que se trataba del nuevo proyecto de Dean Dodrill (Dust: An Elysian Tail), hasta el punto de que el propio Dodrill llegó a desmentirlo por Twitter dada la cantidad de gente que le preguntaba. Sirva esto como anticipo de lo que podríamos esperar de Ori: un título dibujado a mano, de una apariencia de dibujo animado magníficamente equilibrada.

Su tráiler sorprendió a todo el mundo durante la conferencia, mostrando cómo una criatura oscura con un rostro blanco recogía a un pequeño animal caído del cielo, Ori. Tras criarlo, el primero fallecía, convirtiéndose Ori en el último espíritu guardian de un bosque que se moría gradualmente. Su objetivo sería recuperar el esplendor del lugar al tiempo que escapaba de las criaturas malvadas enviadas por Kuro, un búho demoníaco. Thomas Mahler es el nombre detrás del concepto del juego, dirigiendo el proyecto en un equipo de doce personas que trabajan de forma separada desde sus casas, en lugar de hacerlo en una oficina común, teniendo reuniones vía Skype para ponerse al día y que el equipo progrese. Estamos pues ante un proyecto independiente al uso, que pese a todo ha conseguido hacerse un hueco en el transcurso del E3 2014 gracias -sobre todo- a su apartado técnico, que recuerda entre otras cosas a la sensibilidad hacia la naturaleza y el equilibrio con la fantasía del Studio Ghibli.

Ori and the Blind Forest (XBO) Ilustración
  Ori and the Blind Forest (XBO) Captura de pantalla  Ori and the Blind Forest (XBO) Captura de pantalla

La nostalgia como motor
Ori and the Blind Forest es un híbrido de juego de acción y plataformas que buscará equilibrar ambos géneros para lograr una experiencia inmersiva, con una gran atención en la narrativa, sin descuidar las mecánicas de juegos. Según lo que se pudo ver en la demo del E3, controlamos a Ori con movilidad lateral en un único escenario abierto, de gran tamaño, sin tiempos de carga entre las distintas partes del escenario. Para lograr esto el equipo ha desarrollado un sistema consistente en crear todo el arte de una vez (de ahí que su desarrollo se haya dilatado cuatro años) para evitar estos problemas de rendimiento que habrían podido tirar abajo la experiencia. Según se ha dicho, no hay elementos repetidos en los fondos, por lo que todo lo que veremos será distinto a lo anterior, con un trabajo de dibujo a mano bastante sólido.

Pese a moverse entre dos géneros, el equipo ha puesto particular atención a que ambos reciban un tratamiento similar, de forma que será un plataformas tan sólido como si se hubieran dedicado enteramente a esta parte, y lo mismo como juego de acción. La ambición es coordinar ambos elementos, algo que en la demo quedaba bien claro: arrancaba con Ori, que debía moverse hacia la izquierda para sortear algunos obstáculos tales como espinas o abismos, en un segmento plataformero al uso. Tras avanzar un rato, conseguía una habilidad que le permitía usar energía para atacar a los enemigos. Hasta ese momento había estado indefenso, pero ahora por fin podía contraatacar a los agresores con un cañón de energía disparado automáticamente desde su cuerpo. La vida de los enemigos se ve sobre sus cabezas y aparecen desde el suelo y el techo, al menos los básicos, habiéndose prometido además que habrá jefes que requerirán de un trabajo más estratégico para vencerles.

Ori and the Blind Forest (XBO) Captura de pantalla
  Ori and the Blind Forest (XBO) Captura de pantalla  Ori and the Blind Forest (XBO) Captura de pantalla

Lo más llamativo (diseño al margen) de Ori and the Blind Forest es su opción de backtracking, es decir, que como ocurre en los llamados Metroidvania, o en el citado Dust An Elysian Tale, empezaremos la partida en un mundo en el que no podemos explorarlo todo hasta que consigamos nuevas habilidades, consistiendo buena parte del juego en volver sobre nuestros pasos tras adquirir aquellas que nos permiten entrar por zonas antes bloqueadas. Esto obliga a los desarrolladores a ser muy inteligentes a la hora de diseñar los niveles, dado que deben esconder suficientes características que se vayan desbloqueando progresivamente a medida que se obtienen habilidades nuevas. Por ejemplo, no se podrán alcanzar zonas altas hasta que Ori consiga la técnica de escalar. De la misma forma, a medida que progresemos recuperaremos orbes de vida, energía, velocidad o experiencia, potenciadores que actuarán automáticamente sobre las características y atributos del personaje, que gana experiencia y sube de nivel tras vencer a los monstruos.

No falta además el recurrente toque rolero, más allá de lo mencionado, con la inclusión de un árbol de habilidades bastante versátil que permitirá personalizar al protagonista como así lo prefiera el jugador. Por ejemplo, habrá una técnica que funcionará como un imán, arrastrando orbes de energía y vida hacia nuestro cuerpo, también saltar a distancia o subir por muros, como ya hemos comentado. El estudio apunta muy alto pese a su grupo reducido de personas, mentando títulos como A Link to the Past como inspiración a la hora de diseñar las fases o El Rey León como una de las inspiraciones para el desarrollo emocional de la historia. Afortunadamente no tendremos que esperar mucho  tiempo para salir de dudas con respecto a Ori and the Blind Forest, porque el juego llegará a Xbox One y PC el próximo otoño, además de a Xbox 360 en una fecha sin confirmar. No serán las únicas plataformas que lo reciban (la exclusiva, según Moon Studios, es sólo temporal) pero de momento no hay ninguna otra confirmada. ¿Qué os parece el juego?

Ori and the Blind Forest (XBO) Ilustración
 

Regístrate o haz login para hacer un comentario
publicidad
9,5
Regístrate o haz login para votar
Desarrolla: 
Moon Studios
Género: 
Aventura, Plataformas
Lanzamiento: 
11/03/2015
Texto: 
Español
Plataforma: 
XBO
También en:
360 PC
+7

Añadir a mis juegos

publicidad
publicidad
publicidad

Más en la web

publicidad
Publicidad