Skip to main content
Publicidad

Xbox One dice adiós a las luces rojas de Xbox 360 evitando el sobrecalentamiento

publicidad

Uno de los problemas que golpeó a Xbox 360 durante sus primeros años de vida resulto derivar en una situación incómoda para Microsoft. Hablamos de las "Tres Luces Rojas de la Muerte", aviso que recibía el usuario cuando su consola quedaba "frita".

Por exceso de calor, por fallo técnico de componentes o por cualquier otro problema (hasta un cable mal conectado), estas luces vaticinaban en muchos casos la muerte de la máquina, que debía peregrinar a Alemania, donde era reparada.

Ahora, con Xbox One, los de Redmond aseguran que la consola es capaz de detectar sobrecalentamiento y refrigerarse a sí misma, sin soluciones de terceros, para evitar sobrecalentamientos que terminen perjudicando al hardware.

Leo del Castillo, manager general de diseño de la consola, ha explicado a Gizmodo cómo han diseñado la máquina de nueva generación para prevenir que los efectos del sobrecalentamiento tengan impacto negativo.

"Con la estructura de Xbox One, podemos monitorizar el calor. Teníamos menos flexibilidad con Xbox 360, donde si no podíamos disipar el calor, no teníamos muchas formas de controlarlo, así que el tiempo era limitado hasta que se apagaba", comenta.

Para lidiar con los problemas de sobrecalentamiento en Xbox 360, Microsoft decidió extender la garantía de la máquina hasta los tres años con el objetivo de cubrir el coste provocado por las reparaciones de errores como el E74.

5 de noviembre, posible lanzamiento de Xbox One en Europa Captura de pantalla

Regístrate o haz login para hacer un comentario
publicidad

The Last Guardian, Video Análisis

Ueda y el Team ICO ante el cierre de una trilogía de juegos excelentes y con una sensibilidad...

publicidad
publicidad
publicidad

Follow us on:



Canal Meristation en YouTube  Grupo en Tuenti  Síguenos en Twitter

publicidad
Publicidad