Skip to main content
Publicidad

Vodafone One: Un bebé foca robótico para luchar contra el autismo

publicidad

Hay pocos manuales de psicología en los que aparezca el nombre de Jingles, aunque parece ser que su aportación en este campo resultó significativa durante algunos años en la década de los 60. Es lo que tiene ser un perro: que te ponen un nombre ridículo y tus méritos quedan eclipsados. O tal vez esta falta de galones se deba a que Jingles se limitó a hacer lo que se supone que hace un perro bonachón: jugar, dormir, comer y agitar el rabo cuando desea mostrar alegría. Eso fue suficiente para convertirse en el mejor ayudante que jamás hubiera soñado el psicoanalista Boris M. Levinson, precursor en el uso de animales en terapias. Lo que descubrió por casualidad con su perro cierto día en que uno de sus pacientes se adelantó y tuvo que atenderle con Jingles delante, terminó convirtiéndose en un caso pionero que más tarde documentaría en numerosos libros y trabajos. En uno de ellos escribió: “Creo que si entrenamos a las mascotas para acomodarse con niños autistas en su cuna o mientras todavía son bebés, proporcionándoles estimulación constante durante sus horas de paseo, podríamos mitigar la ansiedad de estos niños, ayudándoles a establecer un vínculo más firme con la realidad”.

Regístrate o haz login para hacer un comentario
publicidad

El Píxel: La PlayStation Experience en menos de 10 minutos

Os hacemos un resumen de todo el evento de PlayStation en menos de 10 minutos.

publicidad
publicidad
publicidad

Follow us on:



Canal Meristation en YouTube  Grupo en Tuenti  Síguenos en Twitter

publicidad
Publicidad