Skip to main content
Publicidad

Todos los juegos de Lionhead Studios.

publicidad

lionhead-studios-logo.jpg Captura de pantalla

Análisis:

Las generaciones que lo conocieron a partir de su fama como el Rey del Humo, o el vende-hype, deben saber que Peter Molyneux ha sido uno de esos creadores que tienen su nombre inscrito en la historia del videojuegos. De 1987 a 1999, nombres como Populous, Theme Park y Dungeon Keeper sentaron un precedente en el terreno de los juegos de simulación y la llevaron a nuevas cotas, preparando el género para posteriores títulos como Los Sims de EA. Pero a partir de 2001, fue cuando Molyneux entró en una nueva etapa de su vida marchándose de Bullfrog Productions y fundando una nueva desarrolladora: Lionhead Studios.

Y no pudo empezar con mejor pie, puesto que con Black & White reincidía en su género de la simulación convirtiéndonos en un dios que debía controlar las vidas y destinos de varias aldeas e islas, además de criar y enseñar a criaturas en una mecánica de gameplay única del juego. Convertido en un éxito de crítica y público, años después varios analistas cambiaron sus opiniones y lo señalaron como uno de los títulos más sobrevalorados de la historia.



En 2004 Molyneux firma la primera entrega de una serie por la que se le conocería hasta ahora: Fable, uno de los exclusivos de Xbox que salió también en PC, trajo al género de la aventura elementos como un héroe que nosotros decidimos si hacerlo bueno o malvado, que la gente nos aclame o salga corriendo. Fue el más vendido del año, pero Molyneux, experto vendiendo hype, tuvo que disculparse por haber prometido cosas que luego no vimos, como la opción de que el personaje tuviera hijos.

2005 fue un año intenso en Lionhead, puesto que junto a la expansión The Lost Chapters para Fable, que traía más contenido a Albion, mejoraba cosas e incluso aumentaba el papel de algunos secundarios, el estudio lanzó dos juegos nuevos. Black & White 2 ampliaba lo visto en el original, pero con la novedad de que no éramos dioses omnipotentes, sino un dios que podía alzarse o caer según los seguidores que tuviésemos. Ser bueno o malo, tener un tipo de animal físico que evolucionaba y nos representaba y una interfaz diferente, mucho más despejada y simplificada, y además de la construcción y simulación, estrategia en tiempo real con unidades de combate que podíamos manejar fueron novedades que sin embargo no le granjearon el mismo éxito de crítica que la primera entrega.

blackwhite2-lg.jpg Captura de pantallamovies_01_r_600x450.jpg Captura de pantalla
black__white.jpg Captura de pantallamovies03.jpg Captura de pantalla

Siempre con la simulación y el poder darnos el control de la acción, Molyneux estrenó The Movies, un simulador de negocios que nos permitía construir un estudio de cine y además escribir y filmar películas del género que quisiéramos, ya fuese un drama intimista o algo de Ciencia Ficción apocalíptica que se expandió con nuevo material en 2006, año en que también llegó la expansión Black & White 2: Battle of Gods que nos daba más milagros como poder resucitar a los muertos y usar cadáveres como soldados no-muertos. Pero a partir de aquí, el creativo y su estudio se centraron exclusivamente en dos cosas: su saga Fable y las consolas Xbox.

Cuatro años después de la primera entrega, en 2008 volvimos con Fable II a una Albion 500 años después de la original, en una época colonial con armas de fuego primitivas, enormes castillos y asaltadores de camino. Ser hombre o mujer, héroe o malvado, enseñar trucos a nuestro perro, casarnos y tener familia, contraer una enfermedad de transmisión sexual por no usar condón, la potencia de Xbox 360 le permitió a Molyneux hacer de todo, incluyendo una decisión final que está en la historia del videojuego. De nuevo la crítica lo ensalzó y fue un éxito en ventas.



Fable III, estrenado sólo dos años después, buscó la misma libertad cambiando el estilo, y de hecho estamos en una Albion que parece haber entrado en la industrialización, con una trama sobre tiranos despóticos y golpes de estado que logró un tramo final en la que nos convertíamos en monarcas y debíamos decidir si manteníamos las promesas o seguíamos la senda del tirano, adornado por un reparto de voces de puro lujo con Michael Fassbender, Simon Pegg, Ben Kingsley, o Stephen Fry. Sin embargo las críticas fueron más dispares, y hubo quienes lo ensalzaron y quienes criticaron la cantidad de bugs sin corregir y la simplificación en su jugabilidad.

previewevent_04.jpg Captura de pantalla

Con Kinect ya en Xbox 360, Lionhead se dedicó a promocionar el dispositivo con un título que debóa haberse convertido en un nuevo estandar de interacción, de reconocimiento de movimiento e inteligencia artificial. De hecho, Project Milo llevaba gestándose desde 2001 -era el misterioro proyecto Dimitri-, pero se presentó en 2009. Lo que siguió a esto fue una confusión corporativa que llevó a un lío mediático, puesto que Microsoft decía que era una demo interna y Molyneux que en Lionhead lo visionaban como un juego y querían convencer a Microsoft de lanzarlo así. Sea como fuere, en Microsoft siguieron aseverando que Milo nunca fue un producto ni un juego, y la cosa terminó con varios elementos Kinect de Project Milo terminaron dando forma a Fable: The Journey, un título 100% para la cámara de 360 que tenía el trasfondo de la saga Fable trabajado, pero cuya limitación jugable impuesta por Kinect le valió las peores críticas de la serie.



Con el estreno de Fable Anniversary, un remake para PC y 360 del original de 2004 junto con The Lost Chapters, Lionhead empezó a trabajar en Fable Legends de PC y One, que mantenía el toque Action RPG y el esquema SinglePlayer de la serie potenciándolo con un multijugador cooperativo online para acercarlo a lo que la audiencia actual demanda. Pero a pocas semanas de su estreno, Microsoft decidió esta semana cancelarlo, cerrar el proyecto de golpe, y ponerse a negociar con los empleados de Lionhead la forma en que cerrará un estudio del que Peter Molyneux se fue unos años antes para volver a la libertad de acción y dejarse de AAAs por un tiempo. La pregunta que ondea en el aire es qué será de la saga Fable, qué estudio de Microsoft se ocupará de ella, y sobre todo, si mantendrá su estilo en futuras entregas ya sin la firma de su creador y responsable.

ws_fable-_lost_chapters_1440x900-1024x640.jpg Captura de pantalla

Regístrate o haz login para hacer un comentario
publicidad

El Píxel: Lo mejor de THE GAME AWARDS 2016

Cristinini nos habla de la gala de Los Game Awards 2016

publicidad
publicidad
publicidad

Follow us on:



Canal Meristation en YouTube  Grupo en Tuenti  Síguenos en Twitter

publicidad
Publicidad