Skip to main content
Publicidad

This War of Mine, la otra cara de la guerra

publicidad

Un soldado yace en el suelo abatido por armas futuristas. Ha perdido una de sus extremidades y ve cómo en el horizonte se aproxima un grupo de drones preparado para acabar con su existencia. De repente, una explosión irrumpe en la batalla. Un grupo de soldados aliados salva la situación y lo arrastran hasta una posición segura, no sin antes brindarle un arma para que desde su posición de inválido destroce enemigos por el camino.

Pocas líneas para describir una situación común en los videojuegos de acción bélica y que se reproduce casi letra a letra en el último Call of Duty. Eres el soldado, el hombre imbatible, un ser que resiste a las balas, el guerrero heróico defensor de su patria, de sus valores. En definitiva, el estereotipo clásico del protagonista de los videojuegos de acción, de Medal of Honor a Duke Nukem y Gears of War.

La temática bélica en los videojuegos se ha caracterizado desde siempre por responder ante los estereotipos sociales que vienen alimentados, en gran parte, por otros sectores culturales como el cine made in Hollywood. Pero la guerra tiene muchas caras más allá del soldado fiel a su patria. Con los años, el sector del ocio digital ha madurado y para demostrarlo llega This War of Mine.

This War of Mine, la otra cara de la guerra Captura de pantalla

Desde Polonia, cuna desafortunada de conflictos internacionales en el último par de siglos, la desarrolladora 11 Bit Studios se atreve a alterar la fórmula tradicional de los juegos de guerra quitando el protagonismo a los soldados para dárselo a los supervivientes. Ellos son la otra cara de la guerra, la parte más afectada por el conflicto y menos recordada en los videojuegos, quizás porque no vendan en las tiendas.


punto.png Captura de pantallaJugando con la supervivencia

En las partidas de This War of Mine, el jugador se pone en la piel de un elenco de cuatro supervivientes en plena guerra armada, gente civil de la calle que solo busca mantenerse con vida en la ciudad ficticia de Pogoron, inspirada en Euroa Oriental. La trama está dirigida por la supervivencia: busca suministros, encuentra medicinas para heridos o ve fallecer a tus compañeros. 11 Bit Studios presenta la parte humana de la guerra, la que lleva a sus personajes a turnarse para dormir en la única cama no destrozada por las bombas del refugio o a beber agua no potable recogida de la lluvia. Todo está guiado por un sistema de decisiones morales que tienen consecuencias directas sobre la supervivencia del grupo.

Porque en la guerra "no todo el mundo es un soldado" -reza el eslogan del videojuego-, This War of Mine buscar ser precisamente eso, un título donde el jugador asuma las consecuencias humanas de un conflicto bélico. El proyecto nace por iniciativa del presidente del estudio, Grzegorz Miechowski, muy interesado en las vivencias de las personas civiles en las zonas de guerra. 

La labor de documentación para el diseño de este videojuego parte de la lectura de "cientos de documentos", explica Michal, director creativo, sobre viviencias de conflictos como el acontecido en Varsovia en 1944, en plena Segunda Guerra Mundial, "cuando nuestra ciudad, en lugar donde vivimos, fue destruida por completo. La guerra es un tema repleto de emociones”.

De la documentación local se pasó a la internacional, caminando entre líneas por los conflictos de los Balcanes y llegando a conflictos contemporáneos como Iraq o Siria, sin olvidar etapas históricas como la Batalla de Estalingrado. "La parte triste de esta inspiración es que no tienes que profundizar mucho en la historia. Lo que sucede en las guerras queda reflejado en todas partes. Comprueba las guerras actuales de Ucrania, Nigeria o Siria… No es que sean historia, es que tienen presencia en la actualidad", explica Przemyslaw, director de arte del juego.

This War of Mine, la otra cara de la guerra Captura de pantalla

Plasmar la otra cara de la guerra, las emociones de los supervivientes, hizo que este estudio independiente polaco rompiera con los tradicionales protagonistas y se centrara en los afectados. "Siempre fue la idea desde el primer momento. Los civiles han sido algo fundamental para el proyecto. Cuando comprendimos las emociones tras la supervivencia, no hubo marcha atrás. No te negaré que algunos teníamos ciertas dudas sobre exponer esos temas, pero creo que ha merecido la pena", detalla Przemyslaw.

El concepto tras This War is Mine es tan atípico en el circuito comercial de los videojuegos que hasta resultaba demasiado duro de jugar en las sesiones de prueba, con algunos de sus testers tomándose pausas para resposar lo vivido en el mundo virtual por las duras decisiones que debían tomar, cuentan sus creadores. Y es que este videojuego apuesta por el realismo más crudo poniendo al jugador en la piel de supervivientes que han perdido casas, pertenencias, amigos y familiaries, y que deben sobrevivir hasta el final de la guerra.

This War of Mine (PC) Captura de pantalla

Salirse de la norma temática en un sector como éste es arriesgado, pero ha demostrado ser una estrategia exitosa para This War of Mine, que se ha vuelto rentable en un par de días y ha recibido el beneplácito de jugadores y crítica. "Lo que necesita [el videojuego] es esto. Para ser honestos, estábamos nerviosos por las reacciones hasta los últimos momentos del desarrollo. Sabíamos que este juego no se hacía solo por diversión", admiten.

Que la guerra no es solo una cuestión de adultos es algo que sabe el equipo creativo de This War of Mine, por lo que a sabiendas de la previsible polémica decidieron incluir niños en el videojuego. Sorprendentemente, admiten que "desde el exterior" no ha resultado especialmente controvertido, pero reconocen que fue "una decisión complicada" a nivel de diseño y con implicaciones personales.

Los personajes que viven en este mundo derruido por la guerra están basados en los propios diseñadores, en sus rostros y cuerpos escaneados mediante tecnología 3D, comenta el director de arte. La barrera del realismo sobrepasó al equipo creativo cuando se planteó la necesidad de escanear menores de edad: "Tengo dos niños que encajaban en el proyecto por completo, pero me negué diciendo que no quería ver ni por asomo a mis hijos en el juego. Así que, a día de hoy, todavía no hemos escaneado ni un niño en el juego. Todos los modelos de niños han sido creados absolutamente desde cero. Ahora estoy todavía más concienciado con esto y protejo más a mi familia". 

This War of Mine, la otra cara de la guerra Captura de pantalla

Remar contracorriente en la industria del videojuego puede tener nefastas consecuencias económicas para una compañía desarrolladora joven como 11 Bit Studios, aunque todo es más fácil cuando cuentas el apoyo del gobierno en forma de ayudas y subvenciones, como es el caso de This War of Mine. “Antes del lanzamiento, This War of Mine apareció en muchos eventos de juegos y se presentó a periodistas, empresas y consumidores. Parte del coste de estos viajes fue cubierto por el Ministerio de Economía de Polonia con fondos de un programa destinado a desarrolladores locales”, explican.

This War of Mine sirve como punto y aparte en la industria del videojuego, como un producto maduro capaz de exponer una cruda realidad, pero también como revulsivo para demostrar que Polonia "es un país sediento de demostrar que después de todas las guerras sufridas, de los días duros del comunismo, de las revoluciones, somos una nación fuerte y creativa", añaden desde 11 Bit Studios

Regístrate o haz login para hacer un comentario
publicidad
8
Regístrate o haz login para votar
Desarrolla: 
11 Bit Studios
Género: 
Estrategia
Subgéneros: 
Tiempo real
Lanzamiento: 
14/11/2014
Voces: 
Inglés
Texto: 
Inglés
Plataforma: 
PC
También en:
OSX
+18Violencia

Añadir a mis juegos

El Píxel: El primer exclusivo de Nintendo Switch

Se ha confirmado el primer exclusivo de Nintendo Switch: Seasons of Heaven.

publicidad
publicidad
publicidad

Follow us on:



Canal Meristation en YouTube  Grupo en Tuenti  Síguenos en Twitter

publicidad
Publicidad