Skip to main content
Publicidad

SEGA, Crytek, Ubisoft, Koch Media y Take 2 se reparten las propiedades de THQ

publicidad
news
| | Finanzas PC PS3 360 |

El estudio de Darksiders no ha sido vendido y desaparecerá. Se desconoce el futuro de la saga.

Ya es oficial. Las propiedades intelectuales de THQ han sido subastadas y editoras y compañías de peso han aprovechado para ampliar su catálogo de IPS y estudios. En principio y salvo problemas legales de última hora, el reparto de los estudios quedaría así.

SEGA ha adquirido el estudio Relic, autores de grandes RTS como Company of Heroes, Homeworld o Dawn of War, en la subasta más reñida, consiguiendo hacerse con los derechos de estudio canadiense por 26,6 millones, sólo 300.000 más que el siguiente en la puja: Bethesda. Sega cuenta con mucha experiencia en el campo de la estrategia gracias a Creative Assembly y sus Total War, por lo que Relic era una gran añadido a su brazo occidental. En principio, la subasta recoge todos los derechos de Company of Heroes en esta compra, sin mencionar Homeworld -Dawn of War no pertenece a THQ al ser una licencia de Games Workshop-

Koch Media se ha quedado con Volition, así como con los derechos Saint's Row, otro estudio muy sólido y de gran trayectoria que ha sido adquirido 22.300.000, superando ampliamente la oferta de Ubisoft por 5 millones. Volition es uno de los estudios con más experiencia creando Sandbox y han sido los únicos capaces de edificar una alternativa sólida y exitosa a Grand Theft Auto, así que serán un valioso recurso para Koch Media, que aumenta así su capacidad propia para producir juegos, además de los que ya ayuda a distribuir. Por otra parte, la compañía también se ha hecho con los derechos de Metro, una serie que tiene ya muy cerca una secuela: Last Light, con un gran aspecto técnico y una soberbia ambientación; en este caso la subasta fue más ajustada, con 5,8 millones frente a los 5,1 del mismo contendiente, Ubisoft.

La gran sorpresa ha saltado con la compra de THQ Montreal. En una historia que generó bastante ruido mediático, Patrice Désilets, el padre de Assassin's Creed, abandonó Ubisoft y montó un estudio propio financiado por THQ en una historia con elementos similares a la de Activision con Infinity Ward y Respawn. El estudio era la gran esperanza para el futuro de THQ y estaba preparando dos proyectos 1666 y Underdog. Ahora Ubisoft ha comprado el estudio y los proyectos por 2 millones y medio de dólares, lo que significa que Patrice "vuelve a casa" de una manera un tanto peculiar y cuyas consecuencias están por ver. Ubisoft también se ha hecho con los derechos de la distribución de South Park: Stick of Truth, aunque este movimiento estaba cuestionado por la compañía que posee los derechos de South Park; Obsidian tiene poco que decir al respecto, al final decidirá la justicia o los acuerdos que se alcancen entre las partes

Evolve, el proyecto secreto de los creadores originales de Left4Dead, Turtle Rock Studios, pasa a manos de Take 2 por casi 11 millones. Los propios responsables del estudio habían puesto 250.000 de dólares por si acaso nadie estaba interesado, para recuperar los derechos de su trabajo, pero al final Take 2 ha optado por apostar en él. Por su parte, Crytek, que estaba trabajando en la secuela de Homefront bajo contrato de THQ, ha comprado los derechos de la saga por 500.000 dólares, lo que significa que pueden continuar con el proyecto con plena libertad y decidiendo distribuidor.

La desarrolladora Vigil, autora de la serie Darksiders, se ha llevado la peor parte al no haber pujado nadie por ella, por lo que varios miembros del estudio ya han anunciado que buscan trabajo. Sobre el futuro de la saga, algunos rumores apuntan a que Take 2 podría haber comprado los derechos de la misma pero no estaban interesados en el propio estudio, aunque de momento son rumores sin confirmar. Lo que sí es seguro es que los trabajadores que crearon recientemente el notable Darksiders 2 están en la calle.

Lo que queda de THQ seguirá teniendo derechos sobre algunas de las licencias históricas que no se hayan comprado, y es posible que posteriores acuerdos aclaren el futuro de nombres como Homeworld, Titan Quest, Freespace, Red Faction y otros históricos que están en las manos de la compañía. Otras licencias, como la de la WWE, no pertenecen a THQ y por tanto no eran parte de esta subasta, de hecho la federación de wrestling ya ha anunciado un acuerdo con Take 2, que a partir de ahora se encargará de lanzar los videojuegos licenciados de la misma. Según la carta que Brian Farrell, CEO de THQ, y Jason Rubin, presidente, han enviado a sus trabajadores, tratarán de "encontrarles compradores apropiados, si es posible".

thq_logo.jpg IPO

Regístrate o haz login para hacer un comentario
publicidad

El Píxel: Lo mejor de THE GAME AWARDS 2016

Cristinini nos habla de la gala de Los Game Awards 2016

publicidad
publicidad
publicidad

Follow us on:



Canal Meristation en YouTube  Grupo en Tuenti  Síguenos en Twitter

publicidad
Publicidad