Skip to main content
Publicidad

Muere Ralph Baer, el padre de los videojuegos

publicidad

rhb3a.jpg Captura de pantallaTriste noticia para empezar la semana, y para cerrar este año que terminará en breve, pues Ralph Baer ha fallecido a los 92 años de edad. Y es en este momento cuando muchos de vosotros os estaréis preguntando quién es este caballero, o mejor dicho quién era. Pues nada más y nada menos que el padre del Videojuego y uno de los mayores pioneros en la industria del entretenimiento.

Es cierto que padres y pioneros hay muchos en este sector. Y cuando hablamos del padre de los videojuegos, a veces solemos mencionar a Shigeru Miyamoto. Pero el genio de Nintendo, aunque sí es un padre, lo es del Videojuego moderno a partir de la 3ª Generación y tras el crack de 1983. Baer, otro genio en su campo de la ingeniería y la invención, lo fue una década antes, en la 1ª Generación, en la pionera, en la primera de su clase, la que dio pie a toda esta industria y este mercado más próspero que el del cine y la música que Baer vivió para ver hasta dónde ha llegado.

Cierto es también que si hablamos de los orígenes del videojuego, hay quien puede situarlos en 1947 ó 1951. Pero fue en 1972 cuando el sector vivió otro paso decisivo tras el de la creación de las recreativas: Las consolas domésticas. El Videojuego llegó a las casa, a los hogares de todo el mundo y ya no era algo de salones recreativos o arcades del bar de la esquina. Y su pionero, su padre, fue Ralph Baer, el hombre que diseñó la primera consola de sobremesa como fue la Magnavox Odyssey, que se ganó su lugar en la historia y llegó a las casas antes que Atari, fundada ese mismo año.

images.jpg Captura de pantallamagnavox-odyssey-console-set.jpg Captura de pantalla

Raloh Henry Baer, nacido como Rudolf Heinrich Baer en Alemania en 1922 dentro del seno de una familia judía, huyó con los suyo a los Estados Unidos antes de que estallase la II Guerra Mundial, escapando antes de la tristemente célebre Noche de los Cristales Rotos. Una vez en la tierra de la libertad, el joven Baer se convirtió en autodidacta; se graduó en especialidades como técnico de radio y en la poco conocida Ingeniería de Televisión; trabajó en varias compañías y hasta fundó la suya propia. Pero siempre tuvo la idea de usar la TV para algo más que para contemplarla pasivamente: Quería jugar con ella.

Y así lo hizo, primero con la idea de la Brown Box, que después se convirtió en la Magnavox Odyssey, siendo el pionero, el hombre que introdujo los videojuegos en las casas e hizo uso de las TV para jugar con ellas al conectar los sistemas, justo su sueño. No contento con ello, incluso la dotó de la primera Light Gun, la primera pistola para disparar a la pantalla y además el considerado primer periférico en la historia del videojuego, vendiéndola con un pack de expansión para la Odyssey llamado Shooting Gallery.

500004162-03-01.jpg Captura de pantalla

Fuera de los videojuegos, aunque dentro del campo del entretenimiento, Baer fue también el autor del popular y frenético juego de mesa Simon, y a la hora de su muerte poseía 150 patentes a su nombre, muchas de ellas donadas junto a prototipos de hardware y documentos en el año 2006 a la institución Smithsonian. Inventor y visionario, Ralph Baer, quien en 2006 recibió la Medalla Nacional de la Tecnología en Estados Unidos, nos ha dejado, a nosotros y al sector que él ayudó a construir y cimentar. Se nos ha ido el padre del videojuego, el pionero que veía en los años 60 la idea de gente usando su TV de una manera más interactiva y menos contemplativa. Jugar usando una televisión en la tranquilidad de nuestro hogar fue una de sus metas. 

A la vista está que lo consiguió.

ralph-baer.jpg Captura de pantalla

Regístrate o haz login para hacer un comentario
publicidad

El Píxel: Lo mejor de THE GAME AWARDS 2016

Cristinini nos habla de la gala de Los Game Awards 2016

publicidad
publicidad
publicidad

Follow us on:



Canal Meristation en YouTube  Grupo en Tuenti  Síguenos en Twitter

publicidad
Publicidad