Skip to main content
Publicidad

Los clones más descarados de Super Mario

publicidad

fireshot_screen_capture_810_-_super_maria_-_aplicaciones_de_android_en_google_play_-_play_google_com_store_search_qsupermariacappsdoctype1spcafidqolc3vwzxigbwfyawf6ahgaigeccae_s_ano1ljlqw88.jpg Captura de pantalla1985. Las tiendas japonesas recibían un nuevo videojuego llamado Super Mario Bros de la mano de Nintendo para la consola NES. Aquella propuesta presentaba a un fontanero rechoncho y con bigote, de origen italiano y vestimenta mundana, que se adentraba en el Reino Champiñón, un onírico mundo conectado con la realidad por tuberías donde las setas y las tortugas no son lo que parecen. Tu misión como jugador: rescatar a la princesa presa en el castillo.

Este videojuego convertido en un superventas salió de la cabeza de Shigeru Miyamoto, diseñador de videojuegos que para muchos aficionados es uno de los más influyentes del sector (avalado por un Príncipe de Asturias en España) y se transformó en el icono que necesitaba Nintendo para dar un golpe sobre la mesa en el tapete comercial del momento. El fontanero italiano todavía sigue vigente, y con mejor salud que nunca, en las tiendas de todo el mundo.

Cuando algo tiene éxito, llegan las críticas. Pero también los plagios. Y de esos a Super Mario le sobran. Los hay más osados, más descarados, más atrevidos y hasta ilegales. Existen plagios que copian burdamente la idea, el concepto de avanzar de izquierda a derecha saltando sobre los enemigos. También los que directamente cogen “prestados” recursos del videojuego original para utilizarlos en nuestra propuestas. ¿Homenaje o plagio descarado?

   Los clones más descarados de Super Mario Captura de pantallaLos clones más descarados de Super Mario Captura de pantallaLos clones más descarados de Super Mario Captura de pantalla

En un entorno de consolas tradicionales donde el lanzamiento de videojuegos implica costes de distribución física, copiar de forma descarada a Super Mario es menos frecuente, pero cuando el circuito comercial se simplifica al nivel de los móviles, donde el coste de distribución se reduce a la mínima expresión y ya existen más de 1,43 millones de aplicaciones colgadas, se abre la veda a las copias. Ni un ejército de abogados puede controlar esta vorágine.

Guste o no a Nintendo (más bien lo segundo), lo cierto es hasta ahora parece que la firma japonesa no haya querido meterse en el desarrollo de juegos para móviles, por lo que cuando lo haga -previsiblemente en 2016- se tendrá que enfrentar a decenas y decenas de hijos bastardos de su personaje estrella. He aquí una selección de las copias más descaradas de Super Mario que hemos podido encontrar:

SUPER OSCAR. Cambiamos las setas por caramelos, que hacen que el personaje crezca, y añadimos enemigos voladores que no son tortugas subidas sobre nubes, sino aguilas. Dejamos las monedas y los bloques dándoles un pequeño lavado de cara y listo. Ya tenemos un clon de Super Mario para los móviles. No te olvides, eso sí, de cambiar de nombre y de profesión al personaje protagonista, que ya no es Mario. Ahora se llama Óscar 

SUPER MARY. ¿Para qué complicarnos la existencia en nuestro día a día creativo si solo tenemos que cambiar ligeramente el nombre y utilizar la misma mecánica de juego? Esto es lo que debieron pensar en Glu's Family a la hora de diseñar Super Mary, el clon de Super Mario donde su protagonista cambia el tono de pelo moreno del italiano por algo más del norte. Está entre los más descargados de Brasil.

Los clones más descarados de Super Mario Captura de pantalla

FRENCH'S WORLD. Otra manera de adular la creatividad de Nintendo es cambiando la nacionalidad de su personaje. Esto es lo que hace French's World, donde un personaje francés bigotudo y de camiseta rayada rojiblanca da saltos por niveles esquivando tortugas, puercoespines y bloques de ladrillo. También recoge monedas, aunque en esta ocasión han incluido el objeto de la baguette para darle entidad propia.

3D CARTOON LAND. Se puede decir sin miedo a equivocarnos que prácticamente todos los juegos de Super Mario tienen su clon en la actualidad. Da igual la época o el momento: ninguno se libra. Llegó la Nintendo 3DS, actual consola portátil de Nintendo, y recibió Super Mario 3D Land, juego que "inspiró" a 3D Cartoon Land Safari, un proyecto móvil infinitamente más tosco en movimientos, pero que no dudaba en copiar escenarios, objetos y enemigos del juego de Nintendo. Una gema en bruto para los abogados de la compañía.

SUPER DARIO WORLD. Llegados a la era de la Super Nintendo, a Mario comenzaron a salirle buenos amigos. Y no nos referimos a su hermano Luigi, cuyo lanzamiento comercial fue anterior, sino al dinosaurio Yoshi, todo un exponente que marcó un antes y un después en las partidas de Super Mario World y que no se ha librado de las copias. La más célebre se Super Andrio World, un regalo salido de una "creativa" mente humana que al menos se dignó a no poner al personaje en color verde.

GAME GUY. Y de los coloridos mundos de Super Mario en dos dimensiones pasamos a las tonalidades monocromáticas de la primera Game Boy, consola con varias décadas en sus circuitos que no pierde actualidad ni tampoco compás en las copias. Así es Game Guy, un clon de Super Mario que emula el estilo visual de la consola que masificó los juegos portátiles basándose en Super Mario Land, el primer juego de la serie que Nintendo comercializó en la consola de mano y que hizo un exitoso dúo con el Tetris a comienzos de los noventa.

Regístrate o haz login para hacer un comentario
publicidad

El Píxel: La vuelta de HALF-LIFE

Te contamos las últimas noticias sobre el remaster de la saga de Valve.

publicidad
publicidad
publicidad

Follow us on:



Canal Meristation en YouTube  Grupo en Tuenti  Síguenos en Twitter

publicidad
Publicidad