Skip to main content
Publicidad

La monstruosidad desde abajo

publicidad

1400171603_276106_1400171643_noticia_normal.jpg Captura de pantalla

Subgénero nacido a mediados de los 50 que se abrió reciclando un trauma colectivo (Hiroshima / Nagasaki) para acabar articulando un nuevo orgullo patrio en clave fantástica, el kaiju eiga —en otras palabras, las películas de monstruos gigantes japoneses— ha vivido un inesperado proceso de renovación en los últimos años. Un fenómeno con aportaciones de su prima hermana —la monster movie estadounidense surgida en la ciencia-ficción de los 50— que ha dado desde deconstrucciones poshumorísticas —la insuperable Dai-Nihonjin (2007)— hasta hipérboles posmodernas con sobrepeso —Pacific Rim (2013)—, pasando por experimentos con la hiperrealidad —Monstruoso (2008)— y crónicas apocalípticas en clave íntima con la melancolía sentimental como filtro —Monsters (2010) de Gareth Edwards, ahora responsable de esta nueva resurrección de Godzilla, mito fundacional de todo esto—.

Regístrate o haz login para hacer un comentario

¿Sabías Que...? Mario Kart y el misterio del caparazón

Esta se semana hablamos de las curiosidades de Mario Kart, para ir calentando motores de cara al...

publicidad
publicidad

Follow us on:



Canal Meristation en YouTube  Grupo en Tuenti  Síguenos en Twitter

publicidad
Publicidad