Skip to main content
Publicidad

La jugadora Remilia pide respeto por su condición sexual

publicidad

La jugadora de e-sports Remilia pide respeto y privacidad para su condición sexual Captura de pantallaEl papel de la mujer en la industria del videojuego está viviendo actualmente un intenso debate. El sector del ocio digital está cambiando y cada vez son más las mujeres que se aproximan a una industria tradicionalmente de hombres tanto en el panorama profesional como en el del consumo. Y es que en un país como España ellas ya consumen anualmente casi tantos videojuegos como ellos. 

Un nuevo caso pone de manifiesto que al sector de los videojuegos todavía le quedan muchos pasos que dar para promover la igualdad. Remilia es el apodo que utiliza Maria Creveling, jugadora profesional de League of Legends. Con apenas 20 años, ha conseguido colocarse en la League of Legends Championship Series (LCS), una de las principales competiciones de deportes electrónicos del momento.

Remilia lleva bastante tiempo compitiendo. Lo hace junto a Renegades, equipo profesional del conocido videojuego con el que ha conseguido el hito de ser la primera mujer que entra en la LCS. Juega como 'support' (apoyo), un rol fundamental en este juego online, en la opinión de muchos lo hace con bastante solvencia. A pesar del éxito, ha decidido retirarse de la competición por la presión a la que se ha visto sometida.

Ser mujer en un entorno de hombres sigue siendo complicado. En un mensaje publicado en Reddit, la propia Remilia agradece enormemente el trato recibido por sus compañeros de equipo al comunicar su salida de la competición. El principal motivo que le ha llevado a tomar esta decisión es la presión causada por la propia comunidad del juego, que ha abierto debates sobre su condición sexual.

"Supongo que la competición ya no es algo importante para mí, que ser la mejor no me aporta nada. Me encanta jugar con mi equipo, conseguir logros y ser reconocida por ello. Como decía, quería ser la primera mujer en jugar la LCS. Es lo que me motivaba, con lo que soñaba y lo que finalmente he conseguido, pero algo que me ha llevado a odiar a demasiada gente", explica a sus seguidores en un comunicado.

Para Creveling, algunos de sus seguidores "son maravillosos", pero otros se han dedicado a criticarla por elementos que nada tienen que ver con su capacidad como jugadora de deportes electrónicos. Son estos los que han llevado a la jugadora a retirarse de la competición. Es su condición sexual, puesta en duda por la comunidad, el problema al que se ha enfrentado.

"Quería conseguir el objetivo por mí, por mis compañeros y por las mujeres en los e-sports. No convertirme en ningún tipo de icono para la comunidad LGBT. Yo no soy así. No quiero mensajes que comenten esa parte de mi vida privada. No es algo que os incumba", añade la jugadora profesional sobre el debate abierto, explicando a sus seguidores los porqués de su salida de panorma profesional.

La propia Remilia siempre se ha mantenido esquiva sobre su condición sexual, un elemento que debe ser siempre considerado como parte absolutamente privada de la persona y no como arma arrojadiza para criticar sus habilidades como jugadora profesional. Y es que League of Legends cuenta con una de las comunidades más tóxicas en lo que respecta a los juegos multijugador.

Los creadores de League of Legends, Riot Games, saben que necesitan seguir trabajando para conseguir que la comunidad de jugadores mantenga mejores comportamientos en las partidas. Además de educar a los usuarios, la desarrolladora cuenta con diferentes herramientas para que sean los propios jugadores quienes denuncien casos de acoso, insultos y otras malas prácticas durante las partidas. 

Regístrate o haz login para hacer un comentario
publicidad

El Píxel: Lo mejor de THE GAME AWARDS 2016

Cristinini nos habla de la gala de Los Game Awards 2016

publicidad
publicidad
publicidad

Follow us on:



Canal Meristation en YouTube  Grupo en Tuenti  Síguenos en Twitter

publicidad
Publicidad