Skip to main content
Publicidad

Konami vigila severamente a sus empleados

publicidad

Desde luego que la imagen actual que tenemos de Konami dista mucho de la editora de hace unos años de Triples A como Metal Gear Solid, Pro Evolution Soccer o Silent Hill. Tras la debacle con Kojima convertida en cotilleo mundial, y lo sucedido con Silent Hills, ahora es el periódico Nikkei el que la acusa de controlar a sus empleados como si estuvieran en una cárcel. El artículo de Nikkei señala que la cultura que movía a la división de juegos de la corporación empeoró con el éxito en 2010 de un juego social de móviles llamado Dragon Collection, detonante de una nueva política al ver los directivos cómo se podía tener más beneficios con menores costes de producción.

otacon-ketchup.jpg IPO

Fue no mucho después cuando Konami decidió enfocarse a títulos sociales más lucrativos, y no tanto proyectos como el actual MGSV de quien el periódico dice que su proyecto ya ha pasado de los 80 millones de dólares. Esta nueva política no resulta tan sorprendente como las condiciones que el medio describe en las oficinas de Konami. Como si de una prisión o un entorno del Gran Hermano que George Orwell describía, Nikkei afirma que los empleados que se marchan de la compañía a la hora de comer tienen su ausencia controlada con tarjetas de tiempo. Y a quienes se quedan demasiado tiempo fuera, Konami anuncia sus nombres por toda la compañía para que se sepa quienes son.

Otra cosa es la cantidad de cámaras que hay, con algunas en los pasillos que no son por motivos de seguridad, sino para controlar cada paso de los empleados, los cuales, si no demuestran ser útiles, se les reasigna a otros puestos como guardas de seguridad, personal de limpieza en los clubs de fitness de Konami, u otros puestos en las empresas de Pachinko de la compañía. Y al parecer no sólo hablamos de empleados normales, sino de productores que han trabajado en títulos conocidos, algo que el periódico Asahi News ya desveló en 2013.

Incluso hay control en la red social propia, ya que un empleado que anunció en Facebook que se marchaba vio cómo su post era controlado por Konami, y a todos los empleados que le dieron al LIKE, se les cambió de puesto en la empresa. De momento Konami guarda silencio, imaginamos que por estar preparando la respuesta y la defensa legal, por lo que los datos de Nikkei de momento no son más que rumores, aunque algunos con que Kojima Productions no tiene conexión a internet y sólo pueden enviar mensajes internos, son ya conocidos.

Regístrate o haz login para hacer un comentario
publicidad

El Píxel: La PlayStation Experience en menos de 10 minutos

Os hacemos un resumen de todo el evento de PlayStation en menos de 10 minutos.

publicidad
publicidad
publicidad

Follow us on:



Canal Meristation en YouTube  Grupo en Tuenti  Síguenos en Twitter

publicidad
Publicidad