Skip to main content
Publicidad

El CEO de Activision Bobby Kottick estuvo a punto de ser despedido

publicidad

bobby_kotick_credits_treyarch_for_cod_multiplayer1293119076.jpg Captura de pantalla

La posesión de Activison-Blizzard por parte de Vivendi venía no cuadrando a ninguna de las dos compañías. Por un lado, la multinacional francesa con los derechos sobre personajes como Crash Bandicoot o Spyro no encontraba acoplable el sistema de negocio que seguía Activision-Blizzard, dejando ya desde el 2012 diversas ofertas de venta por una cantidad inicial de 8.100 millones de dólares. Por otro lado, la editora de juegos como Call of Duty o World of Warcraft necesitaba la independencia para "crecer y emerger con más fuerza", según palabras de Bobby Kotick, CEO de la compañía de Diablo y Destiny.

8.200 millones de dólares fue lo que el accionariado de Kotick y su gente pagaron en 2013 por la independencia, una cantidad mayoritariamente formada por los 429 millones de acciones que han tenido que redistribuirse. Pero acabamos de enterarnos que el polémico Kotick estuvo a punto de ser despedido antes de la operación.

Durante la negociacion, los ejecutivos de Vivendi quisieron en mayo de 2013 echar al directivo, que se negaba a respaldar ninguna venta que no incluyera a su propio grupo de inversión. Parece que los directores en ese momento permitieron a Kotick, al director ejecutivo Brian Kelly y al grupo de este -que incluye entre sus miembros a la editora china de juegos Tencent Holdings Ltd.-, comprar un 25% del stock de Activision a Vivendi a un precio rebajado, lo que les permitió controlar a Blizzard sin tener que pagar un precio premium por ello.

Esto está recogido en una demanda judicial presentada por un accionista en el tribunal de Delaware. Según una serie de e-mails enviados entre directivos en mayo de 2013, Jean-Francois Dubos, entonces CEO de Vivendi, "me pregunto en verdad quién va a despedirlo", en referencia a Kotick. Philippe Capron, CFO de Vivendi y director ejecutivo en esa época de Activision le respondía que "Yo mismo y felizmente. Mañana si quieres".

El caso comenzará este diciembre en Delaware, y en él, el demandante y accionista  Anthony Pacchia no solo demanda a Kotick, sino también a otros ejecutivos de Vivendi que fueron directores en Activision por "fallar a la hora de proteger a los accionistas minoritarios", alegando que estos no cumplieron con su deber "al aprobar un auto-trato y una transacción injusta". El 8 de diciembre.

Regístrate o haz login para hacer un comentario
publicidad

The Last Guardian, Video Análisis

Ueda y el Team ICO ante el cierre de una trilogía de juegos excelentes y con una sensibilidad...

publicidad
publicidad
publicidad

Follow us on:



Canal Meristation en YouTube  Grupo en Tuenti  Síguenos en Twitter

publicidad
Publicidad