Skip to main content
Publicidad

Descubre los sonidos de Street Fighter II al detalle

publicidad

Los venerables y limitados 8 bits dieron paso a los elaborados y poderosos 16 bits, y la música en el mundo del videojuego dio un salto de calidad importante. Las barreras seguían estando ahí. Todo iba a base de chips de sonido que, a oídos de alguien ajeno a los videojuegos, sonaban como algo parecido a lo que sucedería si un cascabel y un cencerro estuvieran luchando a muerte. Tal y como se dice en el vídeo que hoy os traemos, muchos consideraban aquello un sonido cacofónico. Pero para los jugadores, no era otra cosa que música celestial; un coro de ángeles tocando arpas y violines no podía sonar mejor. El modesto chip de sonido de NES, con sus 3 canales y gracias, pasó a mejor vida. Mega Drive montaba un flamante Yamaha YM2612 de 10 canales, con capacidad de sintetizar sonido FM, y con un canal denominado PCM (siglas de Pulse Code Modulation) capaz incluso de digitalizar sonidos reales. Lo de Super Nintendo ya fue el nirvana: la mismísima Sony montó en la consola un auténtico bicharraco en forma de chip, el SPC700, que poseía 8 canales, todos y cada uno de ellos de calidad PCM, lo que podía llevar incluso a la digitalización íntegra de bandas sonoras, tal y como se pudo escuchar en el Batman Returns de Konami.

En el 3º capítulo de Diggin’ in the Carts, presentado por la Red Bull Music Academy, se habla de esto y mucho más. Los músicos Hayato Matsuo e Hitoshi Sakimoto nos narrarán sus vivencias en aquella época al tiempo que escuchamos algunos de sus temas más recordados. Pero el plato fuerte llegará en la segunda mitad del vídeo. Street Fighter II posee una de las bandas sonoras más recordadas de la era del chip tune. Su docena de composiciones han pasado a la historia y han inspirado a generaciones. Las remezclas siguen a día de hoy escuchándose en las últimas entregas de la saga… y más allá. Pues Street Fighter II no solo se convirtió en la referencia del género por su mecánica y apartado gráfico. Pues bien, Yoko Shimomura, la compositora de aquellas inmortales melodías, compartirá con nosotros los secretos y anécdotas de su realización. Temas basados en países, una visita a España para escuchar expresiones de sumo, y una bolsa de papel que acaba convirtiéndose en la inspiración para la música de Blanka. Todo eso y mucho más, en el capítulo de hoy.

Regístrate o haz login para hacer un comentario
publicidad

El Píxel: La vuelta de HALF-LIFE

Te contamos las últimas noticias sobre el remaster de la saga de Valve.

publicidad
publicidad
publicidad

Follow us on:



Canal Meristation en YouTube  Grupo en Tuenti  Síguenos en Twitter

publicidad
Publicidad