Skip to main content
Publicidad

Denunciado un muñeco de Mario que parece "masturbarse"

publicidad

10755989.jpg IPO

Asociar las palabras Sexo y Nintendo es algo hará reír a algunos, ya que pocas compañías tienen una imagen tan familiar como la gran N. Pero según un padre británico denuncia en la web del tabloide sensacionalista inglés Daily Mirror, hay un muñeco de Mario con aviesas intenciones para los niños.

Conozcamos a Tyler Atfield, mecánico de motos de profesión, 25 años, originario de Plymouth y padre de cinco hijos. Este buen hombre le compró a su hija pequeña un inocente Happy Meals en McDonalds que venía con un muñeco de Boomerang Mario, que se supone que lo lanzaba dándole al resorte. Eso queda claro al verlo, pero Atfield se dio cuenta de lo que pasaba cuando al muñeco se le caía el Boomerang y seguías apretando el botón.

El gesto de la mano, el movimiento, etc... Vamos, que básicamente el hombre pensaba que Mario estaba aliviándose a sí mismo o haciendo el gesto de aliviar a alguien, y le quitó el muñeco a la niña -algo que le entristeció mucho a la pequeña-, ya que "estaba muy preocupado porque parecía completamente inapropiado, yo no estaba contento con eso. No deberían dar juguetes que hacen eso. Mis niños empezaron a imitarle y eso estuvo muy mal".

McDonalds ha querido salir al paso respondiendo que "ese juguete en particular lleva disponible en todo el mundo desde 2014 sin una sola queja, así que nos sorprende que Boomerang Mario haya sido malinterpretado de esta forma. Esperamos que la mayoría de los clientes continúen disfrutando del Team Mario".



Para echarle más leña al asunto, el diario sensacionalista Daily Mirror hizo uso de estas declaraciones del apdre y añadió de su propia cosecha, señalando literalmente en su web que "el muñeco se suppne que sujeta un boomerang, pero cuando se le quita, en la mano izquierda de Mario queda un agujero, con una mueca sospechosa en su cara 'bigoteada' a medida que va arriba y abajo".

Esta era en sí la noticia original, pero la cosa se ha complicado aún más hace poco, ya que el verdadero Tyler Atfield ha declarado al periódico de Plymouth Herald que todo es una broma pesada que alguien le ha gastado: "No puede ser otro Tyler Atfield porque tengo 25 y soy padre de 5 hijos y vivo en St. Budeaux. Uno de mis compañeros me envió un mensaje para que lo comprobase en Google".

Tyler no tiene ni idea de lo sucedido, "de quien lo ha hecho. Simplemente no puedo creerlo, sinceramente me avergüenza salir a la calle". ¿Saldrá a la luz quién gastó la pesada broma?. Para todo el que tenga dudas sobre el muñeco en sí, hasta hay un video ilustrativo. Id a la marca 2:25 y decidid por vosotros mismos.

Regístrate o haz login para hacer un comentario
publicidad

Directo PlayStation Experience 2016

Retransmitimos en directo la PlayStation Experience 2016

publicidad
publicidad
publicidad

Follow us on:



Canal Meristation en YouTube  Grupo en Tuenti  Síguenos en Twitter

publicidad
Publicidad