Skip to main content
Publicidad
The Last Story

El espectáculo de Wii

En su apartado técnico, lo primero que hay que destacar innegociablemente es la BSO, que sin ser de las mejores de Nobuo Uematsu, es de las más brillantes escuchadas en JRPG de los últimos años. The Last Story es una obra emocional y muy simbólica, profunda y compleja en su trama y profunda y compleja en su gameplay. Esto la batuta de Uematsu lo ha sabido captar perfectamente y lo ha llevado hasta toda una orquesta que logrará erizarnos el pelo en más de un momento. El mítico compositor ha jugado con prácticamente todos los instrumentos posibles, y tanto el tema principal como el ending de los créditos logran quedarse en la cabeza junto a algunos otros. Eso sí, al no repetir apenas melodías, muchas otras pasan completamente desapercibidas. Las voces a nuestro país llegan en inglés con subtítulos en castellano, al igual que los textos, que cuentan con una localización genial que incorpora lenguaje coloquial y construcciones o expresiones muy nuestras.

lasty_26.jpg Captura de pantalla

En lo gráfico, lo cierto es que su motor luce y nos regala uno de los mejores poligonados y paquete de texturas que vamos a ver en la vida de Nintendo Wii, con buenos efectos de reflejos y brillos, animaciones muy suaves y muchísimos personajes en pantalla, cada uno con sus patrones de conducta y coherente inteligencia artificial. Mención aparte hay que hacer a los combates más intensos, solo con alguna ralentización esporádica y llenando la pantalla de destellos, círculos de magia, indicadores de colores... una gozada. Ahora bien, parece ser que por cuestiones de rendimiento, los programadores de Mistwalker se han visto obligados a introducir una capa borrosa que desdibuja y da sensación de cristal empañado a todo lo que esté demasiado lejos o demasiado cerca, un efecto que no pasa desapercibido y acaba ensuciando auténticas estampas pictóricas preciosistas que, con un engine más potente o sobre una plataforma superior, lograrían lienzos inolvidables. Las texturas, los colores o los focos de luz se desdibujan con este efecto óptico que destaca más de la cuenta. Por lo demás, The Last Story tiene un apartado visual envidiable, una joya dentro del catálogo más fuerte en esta línea de la consola, reforzado también por una labor de diseño y estética intachable, capaz de dotar de identidad al juego y dejarnos recorrer estampas sugerentes y con sensación de estar llenas de vida.

lasty_38.jpg Captura de pantalla

Partida compartida

Además de su modo central y la posible segunda vuelta en "Nueva Partida +", la última idea de Sakaguchi fue incorporar multijugador, cooperativo y competitivo. De esta forma, los jugadores pueden revivir algunos de los mejores enfrentamientos en compañía, a través de internet, lo que no solo enriquece la experiencia de juego sino que no obliga a cambiar la mecánica de estos capítulos seleccionados en absoluto. Por equipos o de forma individual todos contra todos, en Combate seleccionaremos el escenario que votamos, el equipo que metemos a la partida y un mensaje de órdenes. En Cooperativo, varios usuarios se alían contra alguno de los jefes o combates más épicos del juego, teniendo que cooperar para acabar con él. Las partidas multijugador se guardan en un slot distinto y desbloquean algunos objetos que pueden ser empleados en la historia individual. No suponen spoiler puesto que se recrean en áreas pequeñas y contra jefes gurak, que no adelantan acontecimientos. Se echa de menos, una vez más, la comunicación por chat de voz al jugar con amigos.

the_last_story_18.jpg Captura de pantalla

Conclusiones

A Hironobu Sakaguchi y su estudio les sigue quedando potencial, qué duda cabe. The Last Story es el mejor juego que ha hecho el autor en los últimos años, una obra que sin estar libre de imperfecciones que la empañan, logra quedarse en el recuerdo de quien la recorre de principio a fin y sabe cómo ganarse al jugador habituado al género. Rol en estado básico unido a un abanico de propuestas interesantísimas que hacen complejo e intenso el desarrollo jugable. Zael es un personaje redondo, el perfecto protagonista de un título japonés de este corte, y la trama sabe maltratarlo lo suficiente como para que pronto empaticemos con él y el resto de sus amigos. El sistema semi-lineal puede no entusiasmar del todo, pero es admisible teniendo en cuenta que una trama así sería insostenible de otra forma. La banda sonora a cargo del inmortal Nobuo Uemtasu es el colofón a un apartado técnico brillante que solo se estropea en determinados momentos y escenarios, incapaz de sacarle todo el partido y la magia que parecen tener dentro.

the_last_story_39.jpg Captura de pantalla

El poseedor de Wii tiene otra cita ineludible con el JRPG este mes, tras el también extraordinario Xenoblade: Chronicles, con el que muy poco tiene que ver The Last Story realmente. Este producto es un experimento arriesgado muy bien llevado a cabo, con un resultado más eficaz de lo que sus primeras 3 o 4 horas sugieren, uno de esos títulos que parece que acaban justo en el mejor momento pero que son capaces de regalar decenas de horas si se les quiere exprimir todo el jugo, aquí también con adicional vertiente multijugador. Regreso al rol nipón y regreso a un mundo de fantasía medieval y magia que tiene tras de sí una fábula madura y con moraleja. Los tópicos de la cultura audiovisual japonesa no desaparecen, hacen adivinables muchos momentos, pero no por ello se fastidia toda la trama, sorpresiva y de narrativa ágil, como el propio juego, de lo más veloz que hayamos visto en años en un género que empieza a remontar el vuelo gracias a maravillas como ésta.

laststory_9.jpg Captura de pantalla

Lo mejor:

  • El profundísimo y completo sistema de combate.
  • La banda sonora.
  • El argumento, ágil, in crescendo y memorable.
  • Los mejores aspectos del JRPG clásico reunidos en un mismo juego.

Lo MejorLo Peor
Ciertos altibajos en la dificultad.
Gráficamente no logra resolver satisfactoriamente algunas secuencias y escenarios.
La previsibilidad de algunos personajes y situaciones, causados por el abuso del cliché japonés.

Puntuación

Excelente
Un título referente en su género, que destaca por encima de sus competidores y que disfrutarás de principio a fin, seguramente varias veces. Un juego destinado a convertirse en clásico con el paso de los años.
Cómpralo sin pestañear.
AnteriorSiguiente
Regístrate o haz login para hacer un comentario
9
Regístrate o haz login para votar
publicidad
Desarrolla: 
Mistwalker
Género: 
Rol
Lanzamiento: 
01/06/2012
Plataforma: 
Wii
+3

Añadir a mis juegos

Metacritic

Más en la web

publicidad
Publicidad