Skip to main content
Publicidad
Publicidad

Selección Wii

Selección Wii
feature
| |
78204 visitas
- Wii - Reportaje

Con Wii U a las puertas, echamos una mirada atrás para redescubrir el catálogo de la revolucionaria máquina de Nintendo, una consola que cambió las reglas y que se ha impuesto en ventas contra todo pronóstico a sus rivales. Repasamos sus grandes títulos.

Reportaje

Con Wii U a las puertas no hay momento mejor para echar una mirada atrás a la que ha sido la consola más vendida de esta generación. Ciertamente ha sido una trayectoria atípica para una consola líder, pero el hecho de que a las grandes casas de software les pillara el éxito de Wii con el pie cambiado han influido notablemente en el catálogo de esta plataforma. Sin embargo, la producción de la propia Nintendo ha sido tan poderosa en los últimos años que sólo con ella la consola ha conseguido atesorar un catálogo sobresaliente repleto de grandes títulos, coronado además por juegos puntuales de compañías etceras que han dotado al conjunto de una mayor variedad y fuerza. A la hora de elegir 25 grandes títulos de la plataforma, hemos tenido en cuenta numerosos factores, desde la calidad del juego a su uso adecuado de la plataforma y de su sistema de control. Es precisamente por esto último que la única condición que hemos adoptado para crear esta lista tenía una regla sencilla: nada de ports. Está claro que la calidad de títulos como The Legend of Zelda: Twilight Princess, Okami o Resident Evil 4 Wii Edition es incuestionable, y en el último caso es una versión que sale muy favorecida gracias a la adopción por parte de Capcom del sistema de control con apunte, pero creemos que el catálogo propio de la plataforma es lo suficientemente fuerte como para no recurrir a conversiones de máquinas anteriores para completar la lista -sólo hemos hecho una “media excepción” a esta norma en un caso muy puntual que creemos que está justificada por su propia particularidad-. Dicho esto, aquí están estas 25 joyas imprescindibles que dicen mucho -aunque no todo ni mucho menos- de lo que hay que decir del catálogo de esta plataforma.

Mario Galaxy 2
Mario Galaxy fue el pionero sin duda y uno de los mejores títulos de la generación, una obra maestra. Por eso cuando vimos su continuación directa, con la misma temática y algunas novedades como las de la inclusión de Yoshi, nunca nos planteamos que pudiera superar al original. Sabíamos que sería excelente desde luego, pero por defecto no tendría la capacidad de sorprender del primero sino que asumimos que sería algo en la línea de “más y mejor”. Por eso fue chocante encontrarnos un título que mejoraba tan claramente a su antecesor que el único camino posible era repetir su valoración de obra maestra pese a la ausencia del factor sorpresa.  El secreto de la hazaña fue que, una vez establecida la base en el original, que tuvo que innovar en diferentes aspectos como control, cámaras y diseño para adaptarse al planteamiento planetario de las fases, el equipo pudo concentrarse en tomar esa base y explorar a fondo sus posibilidades. El resultado fue un título mecánicamente mucho más variado, cargado de contenido, un abanico más amplio de sistemas de control y un gran número de situaciones distintas, diferentes a cada paso e inspiradas en la filosofía inventiva e ingenua que tiene que tener un buen plataformas. No fue un “más y mejor” sino todo un descubrimiento de lo mucho que un juego tan sobresaliente como el primer Mario Galaxy tenía que ofrecer y por eso consideramos que esta lista no podía comenzar de ninguna otra forma que con su presencia.

The Legend of Zelda: Skyward Sword
Difícil es que una máquina de Nintendo no tenga un Zelda en los primeros puestos de cualquier lista y lo seguirá siendo si siguen ofreciendo entregas tan superlativas como el bello Skyward Sword. El único Zelda realmente propio de Wii tardó toda una generación en llegar y apostó por un estilo visual único que combinaba por primera vez el cel shaded con un estilo más realista y adulto para reflejar la pareja de Link y Zelda. En un marco incomparable, un evocativo paisaje aéreo dominado por las nubes y dotado de numerosas nuevas ideas alrededor de las mecánicas, el control y el diseño de mazmorras, el último Zelda se convirtió en un trabajo monumental que explotó al máximo tanto las capacidades técnicas de la plataforma como las posibilidades del Wii MotionPlus, imprescindible para la ocasión. La serie tiene una fórmula bien establecida, con un enorme trabajo a sus espaldas, por lo que cada nueva entrega es un nuevo ejemplo de lo que Nintendo aporta al mundo del videojuego. Definitivamente uno de los títulos más importantes de la consola.

Xenoblade Chronicles
Monolith Soft
ya logró cautivar a los aficionados de Nintendo cuando, junto a Tri-Crescendo, desarrolló los dos Baten Kaitos, dos títulos de rol memorables para Gamecube que brillaron entre otras cosas por su magnífico estilo visual. Una vez que el estudio de Xenosaga pasó a ser parte de Nintendo, el estudio pasó a desarrollar proyectos como Soma Bringer de DS mientras dedicaba un largo tiempo de desarrollo al que sería su primer y único título para la consola de mesa de Nintendo. El tiempo y los recursos disponibles resultaron en un juego que desafía los supuestos límites técnicos de la plataforma, presentando un gran mundo abierto construido sobre la superficie de dos colosos con una gran libertad para ser explorado y un sistema de combate divertido, dinámico y con mucho recorrido. Pero más allá del combate, de lo interesante de sus personajes e historia, o la gran cantidad de actividades disponibles del jugador, Xenoblade quedará en la retina de muchos jugadores por sus fantásticos paisajes que lo han convertido en uno de los mundos más interesantes y que más ha destacado en esta generación.

Mario Galaxy
Mario Galaxy llegó en el momento justo dentro de la vida de Wii. La consola era un gigantesco éxito de ventas, un auténtico fenómeno global, pero estaba falto de juegos que realmente aprovecharan sus posibilidades técnicas más allá del usar el control con más o menos fortuna. Faltaba ese título que pudiera convencer incluso al usuario más descreído del revolucionario sistema de control, ese título con el que el usuario exclusivo de Wii pudiera presumir frente a los que apostaron por 360 y PS3. Mario Galaxy se tomó su tiempo en llegar pero su llegada fue impactante. Desde una majestuosa puesta en escena gráfica, que superaba de lejos todo lo visto hasta ese momento en Wii e impresionaba gracias a una gran visión artística. Su inteligente diseño, centrado en fases "planetarias" que se podían recorrer circularmente era perfecto para el estilo de control de la máquina, minimizando el trabajo manual de cámaras y haciendo que el jugador pudiera centrarse en disfrutar de la gran inventiva en el diseño de fases. Aspectos como una espectacular banda sonora orquestada, una historia sorprendentemente entrañable y elaborada para lo que la serie ofrece o la generosidad de contenido, que incluso dejaba espacio para la colaboración de un segundo jugador -de forma muy leve pero ideal para padres con hijos pequeños-, terminaron de conformar uno de los juegos más destacados de esta generación.

Wii Sports
Posiblemente el juego más importante de esta generación por su profunda influencia y por haber sido el gran responsable de que el concepto de Wii fuera entendido tan rápidamente y aceptado con tanta fuerza entre un gran espectro de público. Desde el mismo momento en el que Miyamoto, Reggie e Iwata aparecieron ante el mundo jugando al “tenis virtual” en el Kodak theater, estaba claro que Wii Sports era el caballo de Troya que la máquina necesitaba como realmente sucedió. Mirado con la perspectiva que dael tiempo, Wii Mote es una auténtica genialidad en el que el equipo supo exactamente qué juegos deportivos introducir y cómo introducirlos para: 1) facilitar que fuera un actividad con un fuerte componente grupal  y 2) asegurarse de que las actividades no requiriesen de excesiva precisión, algo para lo que el Wii Mote original no estaba preparado. La “ilusión” fue tremendamente convincente y aunque a lo largo de los años hemos visto nuevos juegos deportivos con controles más precisos y actividades más elaboradas, caben pocas dudas de quién marcó el camino.

"); -->