Skip to main content
Publicidad
Sonic Boom: El Ascenso de Lyric

Sonic Boom: El Ascenso de Lyric

review_game
| |

Sonic, Knuckles, Amy y Tails se embarcan en uno de sus peores juegos con Sonic Boom: El Ascenso de Lyric, exclusivo de Wii U y a cargo de Big Red Button. Sega no sabe cómo volver a hacer correr a su castigada insignia.

Sonic Boom: Ryse of Lyric (WiiU) IlustraciónReimaginar a un personaje clave en los 90, rediseñarlo para ponerlo al día, es algo que nos hemos acostumbrado a ver desde la generación pasada en la que sagas enteras se reinventaron o buscaron adaptarse a los nuevos tiempos. Hemos visto a la Lara Croft más realista y herida hasta el momento, a un nuevo Dante macarra y pop idol, a la estirpe de los cazavampiros Belmont reinterpretada... Consciente de la mediocridad en la que había imbuido al querido Sonic –más bien explotado, que es el pensamiento de muchos fans-, Sega para este otoño optó por un reboot no del todo radical, pero sí parcial, del erizo azul correcaminos: la nueva marca Sonic Boom. El icónico personaje ya dejó bien claro hace unos años que no necesitaba de tantos cambios, sino de un equipo competente que supiera manejar bien su fórmula –ahí tenemos los estupendos Sonic Generations y Sonic Colours-. Pero Sega cogió al puercoespín y a sus amigos y los sometió a un lavado de cara que al final ha acabado borrando por completo la esencia y hasta quemándolos con agua caliente para desfigurarlos en esta barbarie hecha videojuego del carismático animalillo.

Había trampa, ya que Sonic Boom en sus dos versiones no sólo se programaba por salvar el prestigio perdido hace tanto, sino como parte de una reimaginación de Sonic para que encajase con la nueva serie animada para la TV americana que al unísono se estaba preparando, nada menos que para Cartoon Network. Así que tenemos dibujos animados para los niños, tenemos una línea de comics, y por ende, dos videojuegos para los actuales y familiares sistemas Nintendo, para que todo quede en un transmedia bien atadito. Hasta cierto punto el proyecto es sólido, pero, cuando nos presentaron los diseños definitivos, a más de uno se nos cayó el alma a los pies al ver al ‘ciclado y rocoso’ de Knuckles, o a Sonic y su fular de moderno al cuello… Aún así, seguimos manteniendo una cierta esperanza de que ese reboot le devolviese al personaje su estatus y su feroz ritmo de juego. Y su diversión.

 Sonic Boom: Ryse of Lyric (WiiU) Captura de pantalla   Sonic Boom: Ryse of Lyric (WiiU) Captura de pantalla

Sonic Boom: Ryse of Lyric (WiiU) Captura de pantalla

Ahora, hoy, una vez coges el GamePad de Wii U con este El Ascenso de Lyric (Rise of Lyric), intentas darle varias y varias oportunidades, y pasas unas interminables horas con su bugueada y a medio terminar propuesta, queda bien patente y claro que no sólo Big Red Button -desarrolladores- no le han devuelto al personaje lo que era suyo, sino que encima Sega ha vuelto a aprovechar el nombre para licenciar un absoluto desastre jugable y visual que pretende promocionar la serie de TV. Quizá hablemos del peor juego de Sonic de todos los tiempos, y eso que está por ahí Sonic The Hedgehog 2006. Este Sonic Boom es un producto que enseña la patita de las buenas ideas bajo la puerta pero que nunca llega a abrirla para imponer todo eso que podría traer consigo. Ni siquiera el público infantil perdonará su ristra de chistes tontos y la cadena de errores de diseño que acompañan a un proyecto que se ha visto rodeado de despidos en el estudio, enfados y polémicas desde que empezó su desarrollo.

Sonic Boom: Ryse of Lyric (WiiU) IlustraciónY por si alguien con fe no se lo quiere creer aún, basta con decir que la historia del juego sirve como precuela a la serie de dibujos animados –que por cierto empezó a emitirse hace diez días-, introduciendo al nuevo Sonic y su pandilla. De hecho es meramente eso, una excusa para hacernos atravesar niveles mientras combatimos contra las huestes robóticas de Lyric, una enorme serpiente invocada que viene de la mística raza de los Ancestrales. El erizo, Tails, Knuckes y Amy, aquí sin Sticks -que ha acabado siendo lo mejor del juego de 3DS por cierto, Análisis-, tendrán que hacerle frente para que no consiga encontrar antes que ellos los Cristales del Caos y convocar una armada de robots que destroce todo el mundo y lo sustituya por metal. ¿Y el doctor Eggman, os preguntáis? Pues sí, está por aquí también como villano genérico dando la tabarra por todas partes, pero ha perdido su fuerza y rivalidad.

Sonic Boom: Ryse of Lyric (WiiU) Captura de pantalla Sonic Boom: Ryse of Lyric (WiiU) Captura de pantalla Sonic Boom: Ryse of Lyric (WiiU) Captura de pantalla

Sonic Boom: Ryse of Lyric (WiiU) Captura de pantalla

La historia se cuenta entre niveles con cinemáticas y cortes que ya nos gustaría saltar pero no se puede. También con conversaciones entre los protagonistas in-game, muy tontas y obvias. Nos presentan a los personajes hablando entre sí, gastándose bromas o intentando hacer chistes que siempre acaban en chorrada sin gracia que más valdría silenciar. La personalidad lideradora de Sonic, la fanfarronería bruta de Knuckles, el lado geek e inventor de Tails, o el constante petardeo súper femenino de Amy están bien respetados y hasta más exagerados que nunca, dando forma a una pandilla de personajes arquetípicos que obviamente están reinventados para atraer a los más pequeños. Pero público infantil no significa público estúpido. Y en Sonic Boom: El Ascenso de Lyric hay secuencias, gracietas o acontecimientos argumentales que son directamente un insulto a la inteligencia del espectador, aunque éste tenga tres añitos. No se han esforzado demasiado en hilvanar una trama digna.

Eso sí, todo empieza aparentemente bien, con unos primeros niveles que sorprenden por su escala y algunos detalles ambientales en los antiguos laboratorios en ruinas de Lyric petrificado. La inmensidad y variedad de caminos en casi todas las fases es algo bueno de este El Ascenso de Lyric, lo que nos llevará a explorar a fondo cada escenario intercambiando las habilidades del cuarteto de protagonistas. Eso sí, pronto se cae en los tópicos de los juegos de plataformas y la inspiración del arranque se esfuma estrepitosamente. Playas, selvas, volcanes y templos dan fondo a las siguientes rutas, generalmente diseñadas sin gusto ni intención de divertir, parecen niveles de relleno y para nada consiguen hacerse memorables.

 Sonic Boom: Ryse of Lyric (WiiU) Captura de pantalla   Sonic Boom: Ryse of Lyric (WiiU) Captura de pantalla

Sonic es el que más corre y por eso preferiremos siempre controlar a este personaje. Así los insípidos niveles se acaban antes... También tiene la habilidad de subir rampas y paredes marcadas en azul, o de atravesar cajas azules. Tails, en cambio, domina los vehículos y es capaz de aprovechar las corrientes de aire para moverse y flotar. Amy golpea con su martillo y grinda barandillas rosas. Knuckles excava superficies con sus guantes y se mueve bajo tierra, pero no envidia nada a Tails en este Sonic Boom ya que él también es capaz de volar y hacerlo de forma infinita. ¿Por qué? Por un bug tremendo que, entre tantos otros, se les ha colado a sus programadores. Pulsando el botón de Pausa en mitad de un salto de Knuckles, al regresar al juego el personaje vuelve a ejecutar el salto, lo que nos permite encadenar infinitos saltos así y llegar a cualquier altura sin ningún problema. Esperamos que se arregle, porque permite trucar el juego por completo.

Niveles de exploración pausada tipo Jak and Daxter, Spyro the Dragon o Super Mario 64 se dan la mano con otros de carreras vertiginosas donde casi todo está automatizado -ahora más que nunca- y otros de lucha beat'em up, de jefes finales o de planteamiento lateral que funcionan como una especie de puzles de interruptores. Esto es lo que ofrece El Ascenso de Lyric de forma general, con apariciones especiales de viejos conocidos como Shadow o Metal Sonic, meros cameos. La disposición al principio lineal de los actos pronto se abre en un mapa de progreso y nos veremos obligados a repetir niveles ya recorridos para buscar con nuevas habilidades o personajes más piezas que nos abran los siguientes recorridos.

Sonic Boom: Ryse of Lyric (WiiU) Captura de pantalla

Empezando por las fases de exploración y plataformeo pausado, ya se observa muy pronto que algo no va bien en la ejecución de este Sonic Boom, el manejo es impreciso, nos hará caer de superficies sin querer, los personajes parecen resbalar y flotar sobre el suelo, algunos comandos no se ejecutan a tiempo, las peleas son un machacabotones con muchas injusticias... El manejo es una de las grandes taras de El Ascenso de Lyric, cómo se trasladan los botones que pulsamos a los movimientos de los personajes. Se aprecia que no está nada pulido y que quedaba mucho por arreglar antes del lanzamiento final. Es pesado jugarlo por lo incontrolable de la propuesta. Pero también lo es por la nefasta gestión del movimiento de cámara que no siempre nos deja ver, y por el pésimo diseño de niveles, que a veces nos harán pensar que se han generado de forma aleatoria y sin una mente o mano detrás que los dibuje y piense. Pues son una suma de obstáculos repetidos una y otra vez, sin mucho más.

Sonic Boom: Ryse of Lyric (WiiU) IlustraciónHay algunos pocos tramos, para nada abundantes, que sí recuerdan a los formidables Sonic Adventure de Dreamcast e incluso a los inolvidables primeros capítulos de Mega Drive y Master System. Destacan estos fragmentos de nivel dentro del conjunto del juego, son su mejor parte. Encontrarlos no siempre será tarea fácil, y muchas veces al iniciar una búsqueda para llegar a algo que vemos a lo lejos pero que todavía no hemos recorrido veremos que nuestro personaje cae inevitablemente al vacío o, lo que es peor, a un páramo del nivel donde no existen texturas ni elementos sólidos, y donde no deberíamos haber llegado si el juego hubiera estado acabado. Puede que no nos topemos con ninguno de estos glitches o bugs en Sonic Boom de Wii U, pero no es difícil caer en alguno y hasta que se nos estropee el progreso o tengamos que volver a cargar partida por atasco en la nada más fea y poligonada. Esto es muy grave, inadmisible hoy.

A los bugs, fallos del control, problemas con las cámaras y escenarios mal planteados se añaden otras decisiones de diseño directamente erróneas. Por ejemplo, los anillos dejan de tener tanta importancia, ahora carecen de sentido porque hay muchísimos checkpoints y en los segmentos de pelea cuerpo a cuerpo, que es donde más fácil resulta ser dañados. Como siempre, los personajes pierden los anillos al ser golpeados y si no tienen, mueren. Pero la reaparición esta vez se hace en el mismo punto exacto del combate, con la vida de los enemigos al mismo nivel donde la habíamos dejado justo antes de caer, por lo que de poco sirve intentar no morir. Por supuesto, vidas infinitas. Y sobre los anillos, a veces no se recogen bien y visualmente no queda claro si los hemos atrapado, otro tropiezo insostenible en un videojuego de recolecta de items.

 Sonic Boom: Ryse of Lyric (WiiU) Captura de pantalla   Sonic Boom: Ryse of Lyric (WiiU) Captura de pantalla

Cambiar en cualquier momento de un personaje a otro con la cruceta y aprovechar la habilidad única de cada uno daba a sus creadores, los estudios Big Red Button, la posibilidad de plantear un plataformas más abierto y variado donde el jugador tuviera que discurrir la mejor forma de sortear cada situación y obstáculo. Al final, como en 3DS, esto es una oportunidad desaprovechada y que hace muy obvios y lentos los niveles, además de totalmente anodinos ya que lo que a priori parecen puzles de elección de comando, pronto acaba haciéndose una pesadez que se podrían haber ahorrado y que no tiene por qué tener sentido dentro del cómputo de la fase. Todos los personajes al final se parecen. Encontramos también este desgaste y modorra con los niveles laterales, donde ir pulsando interruptores para mover plataformas y poder avanzar en un laberinto de bloques y rampas. No están bien ejecutados y acabaremos odiándolos.

Algunos otros puzles de entorno están algo mejor integrados, pero nada que no se haya visto ya en el género y que esté trilladísimo en tantos otros. Luego están los tramos de barandillas o de carreras, automatizados y simplificados hasta niveles inaguantables. Parecen segmentos metidos con calzador por la mera excusa de hacer a Sonic y sus amigos correr como siempre, pero no estamos ante un juego de carreras y desde luego el framerate inestable demuestra que no es un título pensado para moverse a buena velocidad. Dicen algunos de los programadores del juego que han salido enfadados del estudio que la elección del motor CryEngine para mover una propuesta como ésta ha sido el origen de la cuna de bugs y tropiezos gráficos del juego. Puede ser, nos lo creemos, hay mucha textura parpadeante, pocos efectos llamativos y, eso sí, buenas distancias de dibujado que nos dejan ver los sitios donde todavía no hemos llegado. Será porque no hemos usado el salto infinito de Knuckles...

Sonic Boom: Ryse of Lyric (WiiU) Captura de pantalla

Sonic Boom: El Ascenso de Lyric da además al jugador la oportunidad de conectar la partida con la de la 3DS en caso de -suponemos que por error fatal de fanático cegado- tener los dos juegos (El Cristal Roto y El Ascenso de Lyric). No sirve de mucho, solo podremos mejorar levemente a nuestros personajes en Wii U gracias a los items recogidos en la portátil, una chorrada que se puede eludir perfectamente. También tiene modalidad multijugador cooperativa para dos usuarios en toda la campaña, igual de tediosa y aún más molesta con las cámaras, y opción para cuatro jugadores en los llamados Retos de Equipo, que son pruebas simples que sufrir junto a otros tres usuarios, cada uno con uno de los personajes centrales.

Hay más junto a las lindezas gráficas antes comentadas. Texturas que recuerdan a los tiempos de 64 bits, explosiones que se pixelan, elementos incorpóreos, popping... Lo sonoro no se libra del pésimo acabado técnico. Algunos items no suenan al ser recogidos, fallan los FX. Y las voces no siempre casan con la sincronía labial de los personajes en pantalla o lo que está ocurriendo en ese momento. Que nadie espere melodías al fantástico nivel de otros juegos del puercoespín con botas, aquí lo instrumental solo acompaña y a veces hasta se queda en silencio. Y eso cuando los tiempos de carga, repentinos y sin demasiada predisposición, no están haciéndonos esperar. No hay muchos, pero casi que se podrían haber evitado. Para lo que van a cargar...

Sonic Boom: Ryse of Lyric (WiiU) Captura de pantalla

Conclusión: 

Big Red Button no se enorgullece de este juego, Sega tampoco debería. El gran botón rojo es lo que deberían haber tocado semanas antes del lanzamiento para hacer una marcha atrás forzosa y así evitar que este desastre subtitulado El Ascenso de Lyric llegase a las tiendas. Sonic Boom es un mal renacer para la inconfundible y castigada mascota azul, tanto en 3DS como en Wii U. Pero los bugs y desaciertos de diseño pasan más factura a la sobremesa de Nintendo. Esta vez el erizo con botas se ve relegado a una producción paupérrima de bajísimo presupuesto, escasa motivación de sus programadores y un compendio de decisiones estéticas y jugables que parecen haber salido de alguien que no tiene ni idea de videojuegos y es caprichoso en sus órdenes. Quizá haya ocurrido esto, no nos extrañaría siendo un título tan volcado con su misión comercial de promocionar la serie de TV. Desde luego, tu Nintendo Wii U no tiene por qué soportar este suplicio de plataformas con algo de exploración y acción muy poco manejable, desgaste abarrotado de puzles aburridos y con notorios bugs que lo hacen tedioso y torpe. Sonic, por favor, mejor empieza de cero el año que viene. Quítate el fular y no nos des más disgustos de éstos como en 2006... Material de hoguera, que explote, ¡Boom!

Lo MejorLo Peor
Unos pocos niveles y segmentos, algo mejor trazados que la flojísima mayoría.
Bugs y errores de diseño graves, de los que estropean partidas enteras.
Volar hasta el infinito con Knuckles gracias al bug de salto + pausa. Curioso. Triste.
Repetitivo, soso, feo y hasta pesado en determinadois niveles y puzles.
La historia, ni para críos.
Gráficamente torpe y sin buenos artes ni trucos visuales dignos de Wii U.
Sonic y sus amigos se creen chistosos. Y no se callan...

Puntuación

Malo
La idea era buena pero se ha llevado a cabo de forma desastrosa.
No te lo compres, está mal terminado.
Jugabilidad

Sonic, Amy, Tails y Knuckles tienen cada uno una habilidad pero son todos igual de incontrolables. Errores de manejo y serios problemas de cámara se unen a bugs graves de ésos que llegan a hacernos volver a cargar partida o nos dejan viajar por la parte más recóndita y descuidada de los escenarios. Especial mención a Knuckles y su salto infinito intercalando pausas. Ni el movimiento, ni las peleas cuerpo a cuerpo, ni los puzles, ni las carreras... están bien ejecutados. Hay algunos segmentos, muy pocos y casi todos en el arranque, que recuerdan a tiempos mejores del personaje y sus amigos. Pero desde luego no tiene nada que lo haga único o mínimamente recomendable. La mayoría de escenarios no están inspirados, son feos y sosos en recorrido. Eso sí, bastante grandes.

Gráficos

El CryEngine no sirve para mover con soltura esta jugabilidad y su framerate, pero menos aún lo consigue si hay descuidos gráficos y glitches por todos lados. Ni los personajes ni los entornos están muy trabajados. Tampoco las texturas. Solo destacan algunos efectos como el del agua o las luces que emiten los enganches eléctricos de los personajes, nada a destacar. Visualmente es uno de los plataformas tridimensionales más pobres vistos en Wii U. Se nota que no ha habido muchos artworks guiando el diseño poligonal, a veces inspirado pero en la mayoría de casos plano y sencillote. Por momentos parece un juego de PS2.

Sonido

Todo videojuego de mediana calidad que se precie debe al menos hacer coincidir sus efectos de audio con lo que ocurre en pantalla. En Sonic Boom hay asincronías tanto al recoger items o dar saltos como en las voces sobre la escena y el movimiento de los labios de los personajes. La música tampoco asoma la cabeza, acompaña el juego pero llega a crear silencios. Otro apartado que parece sin depurar y a medio hacer.

Multijugador

Toda la aventura se puede jugar -o sufrir- con un amigo, algo que hace más incómodas las cámaras y algunas secciones estrechas y no aporta demasiado. Para cuatro usuarios están solo los Desafíos de Equipo, que pueden ser una curiosidad pero que en seguida, por lo injugable de Sonic Boom, se hacen aburridos y tediosos.

Regístrate o haz login para hacer un comentario
3
Regístrate o haz login para votar
publicidad
Género: 
Acción, Plataformas
Lanzamiento: 
21/11/2014
Plataforma: 
WiiU
+7

Añadir a mis juegos

publicidad

Metacritic

Más en la web

publicidad
Publicidad