Skip to main content
Publicidad
Pikmin 3

Pikmin 3

review_game
| |

Una de las obras más personales de Shigeru Miyamoto llega este 26 de julio a las Wii U de toda Europa. Pikmin 3 es la tercera entrega de estos simpáticos y a la vez letales animales capaces de todo. Vuelve una de las sagas más queridas de Gamecube.

Hace doce años, Shigeru Miyamoto se decidió a lanzar una nueva creación que escapaba de los grandes nombres que había forjado dentro de Nintendo. A los Mario, Zelda o Donkey Kong se le añadía un nuevo proyecto: Pikmin. Relacionado con el fenómeno Lemmings –aunque poco tienen que ver en mecánicas el uno con el otro- y convertido en uno de los exclusivos más entrañables de la extinta Gamecube. Sin presencia en la pasada generación de consolas más allá de un port con nuevo control de movimiento para Wii, en esta ocasión estos pequeños, simpáticos y letales bichos vuelven a escena con Pikmin 3, la última gran obra de Miyamoto. Y uno de los trabajos más personales del desarrollador japonés.

Fue en 2001 que aparecería por primera vez Pikmin en Japón. A manos del Capitán Olimar teníamos que recuperar una gran cantidad de piezas de su nave para poderla reconstruir y volver a su planeta natal. La fórmula fue un auténtico éxito gracias a la mezcla entre estrategia en tiempo real y el toque de acción y aventura que mostraba el título. Sin gustarte los RTS, podía encantarte Pikmin por su mecánica de juego y por muchas de sus otras virtudes. La continuación llegó con la secuela directa también para Gamecube, un juego que aportaba novedades como la presencia de un segundo personaje –Luis- y algunos nuevos modos, además de ampliar los puzles y la duración de la campaña principal. Nunca más se supo de la saga salvo por el New Play Control! Que se hizo en 2008 y 2009 de la primera entrega aprovechando los mandos de Wii.

El encuentro con los pikmins es todo un descubrimiento para Alph.
El encuentro con los pikmins es todo un descubrimiento para Alph.

Pero tanto Nintendo como sobre todo Miyamoto tenían bien presente que la saga debía volver a primera línea de fuego más pronto que tarde. Fue en ese mismo 2008 cuando se habló por primera vez de la idea de desarrollar Pikmin 3. No se había visto nada porque no era el momento, pero ya se sabía que el proyecto estaba en marcha para Wii. Tres años más tarde se decidió traspasar el juego a Wii U y convertirlo en uno de sus grandes reclamos. Además de aprovechar algunas de las bondades de la nueva consola, como el mando tableta o la alta definición. Finalmente, en 2011 se empezaron a ver resultados de este Pikmin 3, que eso sí tuvo que abandonar la idea de ser juego de lanzamiento de la consola para salir algo más tarde. El 26 de julio llega a Europa la tercera entrega de una franquicia que representa perfectamente la manera de hacer videojuegos de parte de la compañía de Kioto: accesibles, inteligentes y con un sabor especial.

Jugando a Pikmin 3, uno no puede dejar de pensar en ciertas semejanzas con Luigi’s Mansion 2 de Nintendo 3DS. Son títulos distintos y ofrecen experiencias propias, pero ambos juegos son capaces de camuflar su esencia jugable en un entorno que no es lo que parece. Puzles, reflexión y estrategia quedan “escondidos” dentro de una sensación de aventura que es solo la carcasa del producto. Alguien puede pensar que la estrategia en tiempo real es aburrida, pero la presentación de Pikmin y su dinamismo en las acciones que tomamos hacen que la estrategia –liviana comparada con grandes del género de PC- parezca otra cosa. Con el toque Nintendo, naturalmente. Y con la esencia de la franquicia Pikmin, que tiene unas señas de identidad irrenunciables en este tercer episodio.

Organizar a los pikmins para que hagan tareas como recoger frutas es clave. Pero ojo con los que usamos, ya que podríamos necesitar algún pétreo en nuestro avance.
Organizar a los pikmins para que hagan tareas como recoger frutas es clave. Pero ojo con los que usamos, ya que podríamos necesitar algún pétreo en nuestro avance.

Tres nuevos héroes
La historia de Pikmin 3 nos presenta tres nuevos protagonistas que nada tienen que ver con Olimar y Luis. Se trata de Alph, Brittany y de su capitán Charlie. En una exploración a diversos planetas en busca de recursos para su planeta Koppai acaban realizando un aterrizaje forzoso en un lugar desconocido. Los tres se separan debido a esta situación y encontrarse será el primer objetivo de todos. Pero no el único, ya que en los primeros pasos por este planeta verán que hay unas criaturas llamadas Pikmin que cambiarán su suerte. Poco a poco van viendo cómo funcionan estos pequeños animalillos: trabajan en equipo y son totalmente dependientes de nuestras decisiones.

Gracias a ellos los tres protagonistas, el primero de todos Alph, pueden sobrevivir y reencontrarse a medida que avanzamos en el juego. En su periplo descubrirán también que hay una serie de frutas de las que pueden extraer zumo, algo que les permitirá subsistir en este nuevo ecosistema y de paso llevar nuevos recursos a su planeta. Además de volver a formar el equipo y recoger frutas también tendremos que dar con una llave vital para hacer funcionar nuestra nave y volver a Koppai. Por el camino no solo habrá enemigos de todo tipo, sino también obstáculos del terreno y algunas que otras sorpresa como la presencia de un par de hocotatianos que los jugadores de la saga Pikmin conocen perfectamente.

Los jefes finales son los combates más duros de todos. Caerán muchos pikmins, pero será por una buena causa.
Los jefes finales son los combates más duros de todos. Caerán muchos pikmins, pero será por una buena causa.

Nuestros objetivos son diversos a lo largo de los días de exploración en este desconocido planeta. Siguiendo una serie de señales que llegarán por radio tendremos que volver a encontrarnos con el capitán y con Brittany, además de buscar la llave turbolímica para poder encender la nave. Pero todo esto no es lo único que haremos: también deberemos recoger las frutas que hay esparcidas por los escenarios para poder ir llenando nuestra despensa de provisiones. No es baladí: la acción se divide en días que duran unos veinte minutos, y por cada día que pasamos en este planeta consumimos una ración de zumo, así que no podemos quedarnos sin fruta si no queremos ver la partida terminada.

AnteriorSiguiente
Regístrate o haz login para hacer un comentario
9,1
Regístrate o haz login para votar
publicidad
Desarrolla: 
Nintendo
Género: 
Estrategia
Subgéneros: 
Tiempo real
Lanzamiento: 
26/07/2013
Texto: 
Español
Plataforma: 
WiiU
+7

Añadir a mis juegos

publicidad

Metacritic

Más en la web

publicidad
Publicidad