Skip to main content
Publicidad
Nintendo Land

Nintendo Land

review_game
| |

El parque de atracciones de Nintendo abre sus puertas en el terreno virtual con Wii U para enseñar de qué es capaz el Wii U GamePad. Tomamos el mando, la aderezamos con varios jugadores con Wiimotes y subimos a estas atracciones para realizar un simpático paseo por la historia de Nintendo. Aquí está nuestro análisis de Nintendo Land.

Faltan menos de diez días para que Wii U llegue a las tiendas de España (30 de noviembre) y en Nintendo están trabajando para que la nueva consola tenga un aterrizaje suave entre los jugadores. De fomentar esa entrada en la atmósfera jugona se encarga, en buena parte, Nintendo Land, título first party de Nintendo destinado a mostrar las diferentes posibilidades jugables que brinda el máximo estandarte de la plataforma, el Wii U GamePad. Y así llegará a las tiendas acompañando a la máquina este título propio de Nintendo al que nos llevamos enfrentando días y con el que nos hemos reído, divertido y sentado en buena compañía.

Lo primero que destaca en Nintendo Land y que es, sin duda, uno de sus puntos fuertes, es su estructura, que es a todas luces un homenaje a los seguidores de la compañía durante las últimas décadas. Este particular parque temático se compone de atracciones basadas en las licencias míticas de la compañía, dando forma a una montaña rusa de recuerdos y sentimientos que sonarán a los nostálgicos. Estructuralmente, los “mundos” de Nintendo Land están conectados entre sí por una zona principal donde cae el jugador con su Mii y donde se encontrará con otros Miis. La plaza Nintendo Land establece una vía de entrada a cada una de las atracciones mediante portales.

Los Mii tienen muchas %22profesiones%22 en Nintendo Land.
Los Mii tienen muchas %22profesiones%22 en Nintendo Land.

Para guiarnos por este territorio está Monita, un robot representado por una pantalla voladora que nos explicará la mecánica de las atracciones, su distribución y otros aspectos del parque. Esta IA se encarga de informarnos sobre los diferentes tutoriales que se activan con las atracciones y nos detalla, en doblaje en perfecto castellano, cómo debemos proceder en los retos. Sin ser excesivamente pesada y recordando en ocasiones a GlaDoS de Portal –siempre salvando las distancias, claro está–, esta acompañante forma parte de Nintendo Land, tiene un perfil trabajado y entrañable, y a buen seguro que seguirá dando sorpresas futuras en el software de la compañía.

Partiendo de las indicaciones de Monita, llegamos a la plaza de Nintendo Land, donde descubrimos que su centro se ubica una plataforma a la que podemos ascender. Desde allí, además de tener acceso a un minijuego del que hablaremos más adelante, disponemos de una panorámica de toda la plaza. Lo primero que asumimos es la estructura de los minijuegos: los hay para un solo jugador (seis), de 1 a 4 jugadores (uno), de 1 a 5 jugadores (dos) y de 2 a 5 jugadores (tres). En total, suman doce atracciones que combinan Wii U GamePad con mandos de la primera Wii para ofrecer diferentes modos de interacción entre consola, mando y televisor.

Los muñecos de trapo de The Legend of Zelda tienen diseños visualmente intresantes.
Los muñecos de trapo de The Legend of Zelda tienen diseños visualmente intresantes.

Comenzamos con los juegos de 2 a 5 jugadores, que no se pueden jugar en solitario, y que arrancan con el divertido Mario a la Fuga, un “corre, corre que te pillo” donde el jugador con el Wii U GamePad controla a un personaje que es una suerte de Super Mario y el resto, con Wiimotes, a sus captores Toad. Los escenarios se dividen en bloques de colores que fomentan la conversación en las partidas (“Está en el rojo”, “Ahora en el azul”) y que enseñan a la perfección lo que significa el juego asimétrico en la nueva consola de Nintendo. No faltan las pequeñas trampas como los puentes que desaparecen o el barro que retrasa la velocidad del personaje.

En La Mansión Fantasmal de Luigi, el jugón que porta el Wii U GamePad se viste de fantasma para perseguir al resto de usuarios. La misión del fantasma –también en juego asimétrico– es capturar al resto de jugadores u ocultarse hasta que acabe el tiempo. El equipo cazador se tira a por el espectro con el instrumental de Luigi’s Mansion: linterna en mano con baterías limitadas (se recarga con pilas que aparecen por el escenario), deben deslumbrar al fantasma para restarle salud. Si consiguen dejar la barra en cero, ganan la partida. El quid de la cuestión está en que solo ven al fantasma en el televisor cuando le apuntan con la linterna o cuando deslumbra la luz de algún rayo al penetrar por las ventanas.

En Zelda el control de la espada es similar a lo visto en Skyward Sword.
En Zelda el control de la espada es similar a lo visto en Skyward Sword.

La atracción Animal Crossing: Endulzando el Día persigue la idea de Mario a la Fuga, pero la complica un poco más, pues por un lado los Miis controlados con el Wiimote deben tomar frutas de los árboles mientras que el jugador con el Wii U GamePad hace de policía controlando a la vez a una pareja de personajes, cada uno con un stick del mando. El sistema que plantea parece a priori confuso, pero se torna sencillo una vez que se asimila la estrategia y hasta termina resultando divertido a la hora de dar caza a los Miis acorralándolos con los dos guardias.

AnteriorSiguiente
Regístrate o haz login para hacer un comentario
8
Regístrate o haz login para votar
publicidad

Comprar:

ver más tiendas
PAL/ES 25.88 € Comprar >
PAL/ES 16.95 € Comprar >
Desarrolla: 
Nintendo EAD
Género: 
Plataformas
Subgéneros: 
Minijuegos
Lanzamiento: 
31/12/2012
Plataforma: 
WiiU
+7

Añadir a mis juegos

publicidad

Metacritic

Más en la web

publicidad
Publicidad