Skip to main content
Publicidad
Game & Wario

Game & Wario

review_game
| |

Probar las bondades del mando tableta de Wii U con un compendio de minijuegos y una fórmula heredera de los clásicos Wario Ware. Pero sin tanto acierto en las mecánicas de juegos y perdiendo por el camino el frenetismo que hizo grande a la saga.

Wario es un personaje que poco tiene que envidiar a muchos otros de Nintendo en cuánto a protagonista de videojuegos de calidad. Algunos de sus plataformas son todavía hoy recordados por muchos. Pero desde Gameboy Advance este alter ego de Mario ha ofrecido también su parte más original y surrealista con la saga Wario Ware, compendio de minijuegos a cada cual más hilarante que era ideal para disfrutar de partidas cortas con desafíos sencillos y divertidos. La fórmula cuajó en formato portátil y también en Wii. Ahora llega a Wii U Game & Wario, heredero espiritual de los Wario Ware que pretende hacer lo mismo que en 2007 con Smooth Moves: minijuegos que explotan al máximo las cualidades de la nueva consola de Nintendo.

Corría el año 2003 cuando apareció el primer Wario Ware Inc para Gameboy Advance. Un título que ofrecía una mecánica de juego original y distinta a lo que Nintendo había hecho hasta el momento: 200 minijuegos de pocos segundos de duración que se encadenaban de manera veloz uno detrás de otro. El éxito fue indudable y la fórmula se traspasó a un port para Gamecube antes de que se diera el salto a Nintendo DS. La doble pantalla, el micrófono o el stylus eran los grandes protagonistas del nuevo Wario Ware, que servía para explotar al máximo las bondades de la máquina. Después de Touched! Gameboy Advance recibiría Twisted, que tendría en el propio cartucho unos sensores para girar la portátil.

El sentido del humor sigue presente en el apartado visual. En este minijuego tenemos que mover el mando donde nos dice Wario para bloquear el lanzamiento de obstáculos.
El sentido del humor sigue presente en el apartado visual. En este minijuego tenemos que mover el mando donde nos dice Wario para bloquear el lanzamiento de obstáculos.

Podemos decir, por lo tanto, que los Wario Ware siempre se han usado desde Nintendo como un banco de pruebas con los controles de cada una de las consolas que ha diseñado. Una demostración en formato freak, frenético e hilarante de qué es capaz de hacer cada máquina de la compañía japonesa. Bajo este prisma llegaría a finales de 2007 Wario Ware: Smooth Moves para Wii., que a base de microjuegos explotaba las funciones del Wiimote y mostraba maneras de cogerlo impensables para los usuarios. Todo en medio de un apartado visual que juega con lo cutre a posta, y que cumple perfectamente con su cometido. De esta herencia viene Game & Wario, aunque por el camino ha perdido parte de la fórmula que lo hizo triunfar.

Adiós a los microjuegos
La palabra microjuego es seguramente la que mejor se adaptaba a las características de los minijuegos de Wario Ware. Decenas y decenas de pruebas que nos obligaban a realizar alguna absurda tarea en menos de cinco segundos para tener éxito. La secuencia de juegos uno detrás de otro le daba un ritmo y una vida a la serie que cuando uno le cogía el gusto, no podía dejar de jugar y reaccionar a mayor velocidad ante los desafíos. Game & Wario ha dejado de lado esta fórmula en pos de ofrecer unas mecánicas algo más complejas y variadas. Minijuegos de mayor duración –depende- que tienen en su haber distintos niveles de dificultad, nuevos diseños y alternativas. Es la manera que hay, en parte, para justificar que solo tendremos doce minijuegos para un jugador y cuatro para jugar de manera cooperativa.

Surrealista y con momentos que uno piensa qué leñes está pasando. Esto no se ha perdido.
Surrealista y con momentos que uno piensa qué leñes está pasando. Esto no se ha perdido.

Ponemos como ejemplo el primer minijuego de todos: Arrow. Protagonizado por Wario, básicamente tenemos que poner el mando tableta en posición vertical apuntando a la pantalla y disparar flechas a los enemigos que nos vengan. Tenemos algunas otras opciones, como usar pimienta para estornudar con la nariz de Wario o disparar a bombas para que exploten y maten muchos más enemigos a la vez. Este minijuego dura un par o tres de minutos, y una vez lo completamos podemos hacer un segundo nivel (y así hasta cuatro) en los que cambian el reto, los enemigos, etc. El problema de esta fórmula es que la docena de minijuegos que se nos ofrecen son bastante irregulares: algunos brillan con luz propia y otros se hacen aburridos.

Esto provoca que Game & Wario se convierta en un juego muy poco variado cuando llevamos algunas horas con él, ya que los juegos que nos gustan los destriparemos y subiremos nuestros récords de manera obsesiva y cuando acabemos con ellos los más aburridos, que los hay, pasarán desapercibidos para nosotros. El resultado final es de falta de variedad y de frescura, ya que la fórmula de otras entregas de tener 200 microjuegos rotando entre ellos aportaba situaciones muy diversas y una sensación de frescura casi constante. Todo esto aquí ha sido modificado, y el cambio no es para bien precisamente.

El mejor minijuego multijugador. Uno dibuja, los otros intentan acertar qué es.
El mejor minijuego multijugador. Uno dibuja, los otros intentan acertar qué es.

Junto a Arrow, tenemos en el primer bloque de cuatro títulos Camera, un juego que nos obliga a hacer fotos a una serie de elementos encuadrándolos bien y con el zoom correcto antes de que termine el tiempo concreto (en la pantalla del televisor tenemos la imagen entera y en el mando lo que buscamos con la cámara incluido control por movimiento); Patchwork, que no es más que un juego tipo puzle donde tenemos que encajar piezas para hacer figuras; y Ski, un título en el que con los giroscopios del mando tableta en posición vertical sirven para controlar a Jimmy mientras intenta llegar a meta luchando contra el reloj. En el segundo bloque tenemos Kung Fu, teniendo que saltar y controlar donde caemos para llegar a lo alto de una montaña, Ashley que encima de una escoba va volando tipo shooter de scroll lateral mientras recoge objetos o Design, que nos obliga a hacer figuras geométricas a ojo (triángulos con costados de cinco centímetros, líneas de X medida) para diseñar un robot.

AnteriorSiguiente
Regístrate o haz login para hacer un comentario
6
Regístrate o haz login para votar
publicidad
Desarrolla: 
Nintendo
Género: 
Puzle
Subgéneros: 
Minijuegos
Lanzamiento: 
28/06/2013
Texto: 
Español
Plataforma: 
WiiU
+3

Añadir a mis juegos

publicidad

Metacritic

Más en la web

publicidad
Publicidad