Skip to main content
Publicidad
Publicidad

Dragon Quest IX: Centinelas del firmamento

Protectores del Cielo
Protectores del Cielo
review_game
| |
77601 visitas
Hay algo que comparten todos las entregas de Dragon Quest: a ellos se les debe muchas de las novedades que ha incorporado el género del JRPG en las últimas dos décadas. Su sentido del humor, la peculiar forma de enfocar la historia, la desesperante dificultad de los combates, en donde un enemigo puede hacer que el héroe muerda el polvo. Sus señas características no han variado con el tiempo, pero sí la forma de darse a conocer ante las nuevas audiencias. La novena entrega oficial de la franquicia ha roto récords en Japón por este motivo, y pretende repetir la jugada en Europa a sabiendas de que el nombre no es suficiente para atraer las miradas del gran público. Clasicismo, tradición y modernidad van de la mano en esta ‘divina' historia sobre la importancia de los sentimientos, de la fe y de la amistad.

Nota: Pese al idioma de las imágenes, el juego está completamente traducido al castellano.

Hay algo que comparten todos las entregas de Dragon Quest: a ellos se les debe muchas de las novedades que ha incorporado el género del JRPG en las últimas dos décadas. Su sentido del humor, la peculiar forma de enfocar la historia, la desesperante dificultad de los combates, en donde un enemigo puede hacer que el héroe muerda el polvo. Sus señas características no han variado con el tiempo, pero sí la forma de darse a conocer ante las nuevas audiencias. La novena entrega oficial de la franquicia ha roto récords en Japón por este motivo, y pretende repetir la jugada en Europa a sabiendas de que el nombre no es suficiente para atraer las miradas del gran público. Clasicismo, tradición y modernidad van de la mano en esta ‘divina' historia sobre la importancia de los sentimientos, de la fe y de la amistad.

dqix_4.jpg Captura de pantalla

De los JRPGs sobre cualquier cosa que podamos añadir a estas alturas. Ya está todo dicho, cada uno en su lugar. Las franquicias clásicas -no todas, diremos, para no irritar a los acérrimos, que son sólo algunas- se hunden por su propio peso y por las expectativas que despiertan entre los aficionados. El único buque insignia de esta generación de consolas que no abandona la esperanza es el mercado de las portátiles. De ellas proceden las mejores notas de la prensa especializada, a ella se deben los aficionados que buscan algo más que convenciones, argumentos mil veces masticados, personajes indigeribles, etcétera. Unos dirán que es cuestión de percepciones, distintos puntos de vista, y otros que es una verdad innegable. El mercado de las portátiles, que en Estados Unidos y Europa no se libra de connotaciones infantiles (por mucho que los ‘adultos', nuevos consumidores, estén empezando a probar sus mieles), es en Japón un muelle de proyección que sigue amasando millones de yenes.

dqix_07.jpg Captura de pantalladqix_06.jpg Captura de pantalla

No es de extrañar, por lo tanto, que Square Enix decidiese hacer del noveno capítulo de su franquicia más importante al otro lado del charco una exclusiva de la consola que, en aquel lapso temporal, parecía destinada a arrasar literalmente con la competencia. Se leyó en foros y en distintos editoriales que la combinación Dragon Quest IX + Nintendo DS sería una máquina de amasar dinero, predicciones estas que no estaban en absoluto desencaminadas. Tras varios retrasos, el afamado capítulo se convertía en uno de los videojuegos más vendidos de Japón, obteniendo por el camino un 40 de 40 en la otrora prestigiosa revista japonesa Famitsu, lo que suele garantizar un efecto mediático que difícilmente se puede comprender en Europa, donde la segregación de medios impide que haya uno más determinante que el otro. No entraremos en más detalles pero, ¿quién imagina hoy día que la nota de una revista revolucione el panorama de todo un país? Empezando por las diferencias culturales (poca gente hay en Japón contraria a la consideración de que los videojuegos son un arte como el cine o la literatura), todo lo que viene después, de una manera u otra, sobra.

dqix_jap_9_2.jpg Captura de pantalla

Se comprende, no obstante, que a distintos públicos, distinta forma de entender el producto, y precisamente por este motivo la franquicia más importante del género por tradición e historia es en Europa, en parte también en Estados Unidos, una joven promesa que se está dando a conocer, cuyo impulso ‘bruto' comenzaba hace unos años con la llegada de Dragon Quest VIII, cuando Square Enix era sinónimo de calidad, entre otras cosas. Pero volvamos un momento al público japonés, del que se queda atrás un importante detalle en esta exposición: es un país de tradiciones. Cuesta cambiar la forma de pensar de una cultura. Lo decía el propio presidente de la compañía que hoy nos ocupa, Yoichi Wada: 'si no cambiamos la forma de pensar, el resto del mercado [el Occidental], acabará superándonos en todos los sentidos'. Esto, dicho en palabras llanas, viene siendo un eco de aquel refrán que dice ‘renovarse o morir'.

ntr_dragonqix_07ss14_e3.jpg Captura de pantallantr_dragonqix_04ss01_e3.jpg Captura de pantalla

Difícil tesitura la de los creadores de Enix, con el ‘tridente de lujo a la cabeza': cambiar un estilo de juego que amasa millones sin cambiar la mecánica de juego es una tarea mucho más compleja de lo que pueda aparentar a simple vista. Si analizamos unos segundos el mercado actual, las declaraciones del ya mentado Wada y la filosofía de su empresa, entendemos que hay un elemento de obligatoria inclusión: el online. Esas palabras en las que afirma que la infraestructura es el futuro de los videojuegos, que todos los títulos de la empresa estarán compuestos por elementos relacionados con la interacción entre varios jugadores, tenía que llevarse al mercado poco a poco, sin agobiar a los jugadores. Dragon Quest IX tiene los rasgos característicos de la franquicia, el sentido del humor clásico que arranca sonrisas, situaciones inverosímiles que se toman con cariño, muchas veces alejadas del absurdo dramatismo que se intenta añadir por todos los medios en las obras ‘adultas', esa maldita dificultad que tantas horas de juego roba en forma de combates extenuantes, a veces realmente exasperantes.

Lo tiene todo y un poco más. Los combates por turnos, ya se veía en los últimos títulos abanderados del género, requieren dinamismo. No se iba a llegar al extremo de cambiar el corazón de la franquicia, pero sí que se da un paso al frente: ahora los enemigos son visibles antes de entrar en combate. No es nada que no se haya probado en alguna de los spin-offs de la franquicia -el campo de pruebas de las compañías japonesas-, por lo que no sorprende que su uso encaje a la perfección dentro de la mecánica de juego. La novedad más importante es, sin embargo, una que no atañe directamente a la jugabilidad, y quizás por este motivo se divide en dos sectores que trataremos de analizar en profundidad a lo largo de este análisis: por un lado, las infinitas opciones de personalización; por el otro, el sistema Wi-Fi que permite a los jugadores disfrutar la aventura siempre en compañía de tres amigos que han de controlar a su propio personaje, obteniendo sus objetos, armas y dinero. Esto ofrece una de cal y otra de arena (es la primera vez que Square Enix lanza al mercado un videojuego tan ambicioso en este sentido, con perdón de Blood of Bahamut), pero no podemos dejar de apreciar el esfuerzo, y mucho menos la diversión que aporta este sistema. Si a todo esto se le añade un toque de tradición con un argumento arquetípico, la fórmula se plantea como infalible para reventar el mercado.

dragon_quest_ix_arte_41.jpg Captura de pantalla

Centinelas del firmamento es uno de esos títulos que requiere incontables horas de juego para ser comprendido, no digamos para exprimir el 100% de su contenido. Las líneas que vienen a continuación tratarán de resumir la experiencia que implica disfrutar de esta obra. Veamos cuál es el resultado.

AnteriorSiguiente
Regístrate o haz login para hacer un comentario
esther33
Mar, 25/12/2012 - 14:21
¿La dificultad desesperante? Lo dudo mucho. Las batallas contra los jefes finales no son nada memorables... Por lo menos los de la historia principal... con los otros ya cambia la cosa... ¿Y un 9? Bueno... no te lo discuto porque el nivel de personalización es espectacular y algunas cosas que me gustaron pero creo que ese 9 hay que cogerlo con pinzas....
9
Regístrate o haz login para votar
Desarrolla: 
Square Enix
Género: 
Rol
Lanzamiento: 
23/07/2010
Texto: 
Español
Plataforma: 
DS
+12

Add to my games

publicidad

Metacritic

publicidad
Publicidad
Publicidad