Skip to main content
Publicidad
Publicidad

Dark Void Zero

Rise On!
Rise On!
review_game
| |
18422 visitas
Capcom no se conforma con llevar su nueva franquicia a la sobremesa actual, sino que apuesta sobre seguro en el canal DSiWare de la pequeña consola de Nintendo con un producto que busca recuperar el espíritu de las producciones de acción de principios de los noventa, todavía con su peculiar aspecto 2D y el característico espíritu à la Metroid que hará las delicias de los que sumen varias primaveras en esto del ocio electrónico.

Nota: Pese al idioma de las imágenes, el juego está íntegramente traducido al castellano.

Que las buenas propuestas no siempre triunfan en sobremesa es un hecho que, por desgracia, hemos venido sufriendo durante demasiado tiempo. Las compañías aciertan en la temática que utilizan, aunque no siempre dan en el blanco a la hora de elegir un formato adecuado para transmitir esa buena idea que se ha preparado durante años y que finalmente ve la luz bajo la atenta mirada de los usuarios y de la prensa especializada. Un ejemplo que sostiene lo aquí expuesto se encuentra en las pieles de Dark Void, que pese a la exagerada cantidad de recursos invertidos, se quedó a medio camino entre la espectacularidad prometida y la acción de siempre. Fueron los fallos los que empañaron la obra de Capcom y no su propuesta, dos aspectos que hay que saber diferenciar antes de focalizar nuestra atención en el objetivo que cumple el título que hoy analizamos.

dvz9.jpg Captura de pantalla

Parece que, conscientes de que tenían algo bueno entre mano, la compañía japonesa se decidió por promocionar un proyecto poco común en los tiempos que corren: utilizar el sistema tradicional de las plataformas bidimensionales para explicar los antecedentes argumentales de la obra que recientemente llegaba al mercado. Esto de explicar los antecedentes, el pasado de una franquicia que acaba de nacer, es un movimiento que se ha puesto de moda en nuestros días y que pretende (como vimos en el caso de Assassin's Creed, entre muchos otros) explotar el filón que deja tras de sí el hype. El resultado no siempre acompaña en cuanto a ventas se refiere, pero al menos se consigue asentar en el mercado una licencia que hasta hace pocos meses nadie -o casi nadie, dejando de lado a los acérrimos de la acción- conocía.

dvz8.jpg Captura de pantalla

Tal vez por este motivo sorprendía a propios y extraños la peculiar iniciativa de Capcom. ¿Por qué no tomar los rasgos característicos del original, adaptarlos a las bondades de Nintendo DS y a continuación promocionarlo como una obra de culto diseñada para un público específico? No es la primera vez que se ve semejante planteamiento. La diferencia radica en el contexto, en la situación que ha rodeado el lanzamiento de este Dark Void Zero en exclusiva para el canal de descargas de DSi, que llevaba algún tiempo de capa caída a falta de lanzamiento que realmente justifiquen prestar atención a las propuestas de DSiWare. En esta ocasión, Capcom se ha propuesto convertir este juego de acción en un clásico bidimensional que como primera toma de contacto exige al usuario una demanda ciertamente inusual: soplar el ‘cartucho' para que funcione en nuestra consola. La portada, réplica de los tiempos de NES, sólo confirma por dónde van los tiros.

dvz7.jpg Captura de pantalla

Espíritu clásico
La esencia de Dark Void Zero es similar a la de los clásicos abanderados del género de la acción de 8bits, léase el caso de Contra o Metroid. En estos dos títulos se fija, tomando referencias que se ponen de manifiesto a medida que avanzamos en la aventura. El jugador toma el rol de Rusty, una especie de mensajero espacial (en pruebas) que debe infiltrarse en la base de Los Vigilantes, una raza alienígena que durante décadas ha puesto en jaque a la humanidad. El único motivo que les ha impedido dominar el planeta Tierra ha caído, por lo que el ataque parece inminente. Justo en este momento aparece La Resistencia que pone a Los Vigilantes en su sitio, aunque sin lograr erradicar por completo la amenaza. El arma secreta que emplea el enemigo es el objetivo principal del ejército, moneda de salvación de la raza humana.

dvz6.jpg Captura de pantalla

El problema es que ninguno de los héroes de armas ha logrado acercarse siquiera a las cercanías de la base enemiga. Ahí es donde entra en juego Rusty, el personaje al que controlamos en todo momento y sobre el que recae el peso del destino. La trama, muy superflua y meramente decorativa, supone poco más que un trasfondo para que el jugador tenga una ligera idea de qué está persiguiendo, más allá del típico complot que va camino de llevarse por delante a la sociedad tal y como se conoce hasta la fecha. La ambientación nos sitúa en un mundo desolado, entre la evolución tecnológica y la amenaza alienígena. Entre fase y fase aparecen viñetas que se encargan de narrar la evolución de la historia (por así decirlo), aunque como decimos la relevancia de la trama es nula. 

dvz_box.jpg Captura de pantalla

AnteriorSiguiente
Regístrate o haz login para hacer un comentario
8
Regístrate o haz login para votar
publicidad
Desarrolla: 
Other Ocean Interactive
Género: 
Acción
Subgéneros: 
Arcade
Lanzamiento: 
05/03/2010
Plataforma: 
DS
También en:
PC
+7Violencia

Add to my games

publicidad

Metacritic

publicidad
Publicidad
Publicidad