Skip to main content
Publicidad
Yoshi's New Island

Yoshi's New Island

review_game
| |

Acompañamos nuevamente a Baby Mario por los parajes de la isla de Yoshi, en una aventura que rescata quizá en exceso el sabor tradicional de Yoshi’s Island aprovechando las virtudes de 3DS. Yoshi’s New Island ofrece una nueva ración de plataformas, huevos gigantes, plantas y monedas rojas sin perder una pizca de sus claves pese al paso de los años.

Pocos pueden negar el importante papel que jugó Yoshi's Island en el momento de su aparición, hace ya casi dos décadas, justo cuando SNES comenzaba a dar sus últimos coletazos en el mercado. No sólo fue crucial para el devenir del género, sino también para la propia Nintendo, que haría de él un reclamo para poner de relieve la importancia del plano artístico de un videojuego carismático, entrañable y con una marcada personalidad propia. Tras casi una década de desarrollo y después del éxito arrollador de su antecesor, Super Mario World 2 se convirtió en el ejemplo a seguir de futuras generaciones por méritos propios, batió records de ventas y se establecería además como uno de tantos videojuegos rechazados por cierta parte de la comunidad de jugadores por su peculiar apariencia. Un caso similar, guardando las distancias, al que se viviría años después con The Legend of Zelda: The Wind Waker. En cualquier caso, hablamos de cuestiones que forman parte de la memoria reciente del sector. 

El tiempo ha sido el encargado de esclarecer su legado, primero con una reconversión aparecida en GBA y recibida con vítores por audiencia y crítica (aunque lastrada por ciertas deficiencias gráficas motivadas por la capacidad técnica de la portátil), y luego con una secuela espiritual que aprovechaba la pantalla dual de NDS toda vez que aportaba nuevas ideas y conceptos a la mecánica tradicional. Por el camino Nintendo no desaprovechaba la oportunidad de exprimir el carisma de esta dupla de héroes con una suerte dispar, bien sea en concepto de plataformas claramente destinados a un público infantil (Yoshi's Story para N64, donde no aparecía BabyMario pero sí el resto de elementos comunes a esta sub-saga) o a través de propuestas más desenfadadas que unas veces buscaban potenciar una función específica de la consola para la que habían sido desarrollados y otras simplemente ofrecer una experiencia de juego rápida y muy accesible. 

Yoshi's New Island (3DS) Captura de pantalla

Aunque todas han aportado su pequeño granito de arena en la búsqueda de nuevas vertientes de juego, no cabe la menor duda que la mejor parte de la herencia de Yoshi's Island se la ha llevado su principal abanderado y representante por antonomasia. De ahí que no resultase especialmente sorprendente el anuncio de que uno de los estudios internos de Nintendo se hallaba inmerso en el desarrollo de la primera auténtica secuela de aquel clásico, un plataformas que contaría con la supervisión de Shigeru Miyamoto y cuyo principal cometido no era otro que acentuar la calidad técnica de 3DS. Como podrá comprobar el lector avezado con un rápido vistazo a las imágenes adjuntas a este texto, las credenciales de Yoshi's New Island son básicamente las mismas que las de sus antecesores: sublime espíritu artístico, estupendo diseño de escenarios y, lo que es más importante, toneladas de diversión.

Nueva Isla Fantástica

Yoshi's New Island no pretende reescribir la historia de la franquicia con grandes cambios ni novedades que otorguen al juego un nuevo espíritu, sino más bien actualizar la mecánica de juego del título original para recuperar las frescura perdida a lo largo de los años. Buena muestra de ello es la entretenida introducción que nos da la bienvenida a pocos minutos de comenzar a jugar, con un insistente Kamek que parece dispuesto por enésima vez a cambiar el destino del mundo (o de la galaxia) y que se muestra especialmente interesado en raptar al pequeño BabyMario a cualquier precio. En ella podemos apreciar, entre otras cosas, el excelente trabajo que ha realizado el estudio para que esta versión sea a 3DS casi lo que el original a SNES, haciendo un uso inteligente de viejas melodías y de ciertos guiños especialmente destinados a los seguidores de la saga. El argumento sigue los pasos de entregas anteriores y nos sitúa en la isla de Yoshi, que paulatinamente ve cómo sus bellos parajes se cubren con tristes monstruos enviados por Kamek en su intento por conquistar el mundo.

Yoshi's New Island (3DS) Captura de pantalla

Yoshi ha de cumplir un doble cometido: de una mano salvar a toda su especie de la amenaza que sobre ella se cierne y de la otra custodiar a BabyMario hasta su nuevo hogar, forjando un irrompible vínculo de amistad por el camino. El argumento es parco en adornos y apenas tiene un peso específico en la aventura, por lo que es fácil encontrarnos con una sucesión de niveles que no están unidos por el guión, sino por el imaginario que plantea cada uno de los mundos, esto es: distintos puzles, enemigos, etcétera. Pese a esto, los acontecimientos que tienen lugar a lo largo y ancho de nuestra epopeya nos animan a seguir jugando, aunque el camino que ha tomado Nintendo en esta ocasión no sea tan parecido al visto en Kirby's Epic Yarn como se había sugerido en distintas presentaciones y entrevistas. 

Las similitudes entre aquella fantástica aventura de la bola rosa y este nuevo Yoshi son más que patentes en varios niveles, principalmente en lo referente al plano estético. Hay algunos aspectos que se han renovado visualmente, un concepto que se acentúa con la sensación de profundidad estereoscópica que produce la portátil, leve aquí pero existente. Al igual que sucedía en el caso de Yoshi's Island, una gran parte del atractivo del título reside precisamente en los artes conceptuales que se muestran en los distintos escenarios que recorremos. Variados, artísticamente sublimes y con cierto protagonismo en momentos puntuales de la aventura, Nintendo ha realizado un trabajo encomiable en los distintos mundos que visitamos, con elementos que toman parte en la acción como gigantescas rocas volcánicas que destrozan todo a su paso o pequeñas nubes que aparecen y desaparecen en el viento. Aunque se trata de aspectos que no necesariamente son novedosos en el género, su presencia enriquece la variedad de mecánicas que desempeñamos mientras tratamos del alcanzar nuestra meta última: el siguiente Yoshi y con él, el próximo mundo que nos aguarda. 

Yoshi's New Island (3DS) Captura de pantalla

AnteriorSiguiente
Regístrate o haz login para hacer un comentario
7
Regístrate o haz login para votar
publicidad

Comprar:

ver más tiendas
PAL/ES 35.90 € Comprar >
PAL/ES 35.14 € Comprar >
Desarrolla: 
Nintendo
Género: 
Plataformas
Lanzamiento: 
14/03/2014
Texto: 
Español
Plataforma: 
3DS
+3

Añadir a mis juegos

publicidad

Metacritic

Más en la web

publicidad
Publicidad