Skip to main content
Publicidad
The Legend of Zelda: A Link Between Worlds

The Legend of Zelda: A Link Between Worlds

review_game
| |

Nintendo lanza para su portátil estereoscópia A Link Between Worlds, un título que pretende recoger el testigo del histórico Zelda: A Link to the Past y renovar las bases de la saga. Clásico y futuro unidos en un imprescindible que sale este 22 de noviembre.

The Legend of Zelda es la gran saga de Nintendo. Para algunos no tan icónica como Super Mario, pero sí igual o más relevante que la franquicia del fontanero italiano. Y A Link Between Worlds es la primera IP totalmente nueva que llega a Nintendo 3DS después del remake de Ocarina of Time. Cuando se hablaba de una revisión de Majora’s Mask, la compañía japonesa sorprendió con un título que cogía prestado el mapa de A Link to the Past. ¿Una secuela? ¿Otro remake del posiblemente mejor Zelda 2D?. Un título nuevo con aires de clásico que se convierte, desde ya, en un imprescindible y el mejor lanzamiento portátil desde los Oracle. Una obra majestuosa, que da un paso adelante en la franquicia y que acierta en casi todo lo que se propone. El 22 de noviembre empieza una leyenda clásica. Una leyenda nueva. Una leyenda eterna.

El nuevo título de la saga Zelda ha intentado desde un primer momento unir lo viejo con lo nuevo. La perspectiva aérea clásica de los primeros juegos de la franquicia en formato 2D –sin contar con Adventure of Link y su scroll lateral en los momentos de acción- se fue perdiendo poco a poco con la irrupción de las 3D, Ocarina of Time a la cabeza. El último juego que se recuerda desde este punto de vista es Minish Cap, si consideramos que los dos títulos de Nintendo DS, Phantom Hourglass y Spirits Tracks, ofrecían otro tipo de experiencia que intentaba, en formato portátil, acercarse a los juegos sobremesa más recientes. Pero lo más relevante de esta decisión, de la puesta en escena o punto de vista, es precisamente como Nintendo ha decidido remover ideas preestablecidas para crear un título que comparte perspectiva, mapa y algunos objetos de otras entregas pero que es capaz, a la vez, de marcar una personalidad propia y ofrecer una serie de novedades que serán claves para entender el futuro de la saga.

Hay muchos contrastes, pero una de las zonas más complicadas del juego es la Montaña de la Muerte y su versión nevada en Lorule.
Hay muchos contrastes, pero una de las zonas más complicadas del juego es la Montaña de la Muerte y su versión nevada en Lorule.

A Link Between Worlds es seguramente el mejor título nuevo que ha aparecido en Nintendo 3DS desde que se lanzó la consola al mercado. Dejando a un lado el remake de uno de los mejores juegos de la historia, el nuevo Zelda pone encima de la mesa una propuesta portátil con aires de sobremesa. Un título capaz de codearse con muchos de los juegos 3D de la franquicia de estos últimos tiempos, netamente superior a los últimos Zelda portátiles recibidos y con la fuerza suficiente para tutearse con los clásicos de la saga. Entra con tan buen pie, que tal vez sea el primero de la última década que no precisará del “efecto Zelda” para convencer a los fans de la saga y a los amantes de las aventuras en general. Nintendo creó hace más de 25 años una franquicia que hoy, en pleno 2013, demuestra que sabe perfectamente qué hacer con ella.

El chico de la fragua, el héroe
Link es un joven dormilón y despistado que vive en Hyrule, en una casa ubicada exactamente donde estaba su casa en A link to the Past. Un joven personaje nos viene a despertar un día cualquiera, avisándonos que hacemos tarde a nuestro trabajo habitual con su padre, un herrero que trabaja en la fragua haciendo armas para el ejército del Castillo Real. Cuando llegamos ahí, vemos como el capitán de la guardia real acaba de dejar el lugar y se ha olvidado de la espada que había encargado. Es en ese momento cuando nos piden que le llevemos el arma al Castillo. La cosa se complica cuando un misterioso enemigo está asaltando a Zeres, la hija del sacerdote que estaba charlando con el capitán. Este personaje quiere despertar un antiguo mal del mundo de Link, y tiene la curiosa habilidad de convertir en cuadros de pintura a sus víctimas.

Convertirnos en pintura es uno de los mejroes avances de la saga, ya que se abre un sinfín de nuevas posibilidades.
Convertirnos en pintura es uno de los mejroes avances de la saga, ya que se abre un sinfín de nuevas posibilidades.

Aquí empieza la aventura de A Link Between Worlds, primero necesitando buscar los tres colgantes del valor y posteriormente, avanzado ya el título, embarcándonos en una epopeya mucho mayor en la que podremos visitar un mundo paralelo, Lorule, infectado de enemigos y con una princesa, Hilda, que tiene el mismo temor que Zelda en Hyrule: Que las tinieblas acaben con todo. El resultado es un juego que nos puede ocupar unas doce horas en su campaña principal –más o menos dependiendo de lo hábiles que seamos con las mazmorras- y que su duración se amplía hasta las 18 horas si queremos completarlo al 100% (sin contar con el modo héroe, que duplica la experiencia).

Cierto es que Zelda nunca ha sido una franquicia que base su fuerza en un gran argumento, aunque acostumbran a ser sencillos y efectistas. En esta nueva entrega se mantiene la premisa, pero la verdad es que se explota poco la conexión entre los dos mundos. Hay un par de momentos a nivel argumental interesantes, pero queda la sensación de que se podría haber incidido más. Nintendo ha preferido dejarlo en un segundo plano, siendo la aventura, exploración y mazmorras los grandes protagonistas. Como es habitual, cierto, pero seguramente más acusado en este caso.

A través de estas grietas podemos trasladarnos de Hyrule a Lorule en poco tiempo.
A través de estas grietas podemos trasladarnos de Hyrule a Lorule en poco tiempo.

La sensación que uno tiene con A Link Between Worlds es que puede hacerse algo más corto que otros, aunque cuando uno echa cuentas ve que más o menos entra dentro de los parámetros de los Zelda portátiles. Uno de los motivos para tal afirmación es precisamente que Nintendo ha roto con muchos tramos de juegos anteriores que llenaban el contador de horas a base de altibajos en el desarrollo y momentos de relleno que podían hacerse algo tedios. Aquí no hay nada de esto. El título que nos ocupa es un juego tremendamente ágil y directo, que no se anda con rodeos y que quiere ofrecer desde un primer momento la esencia de un Zelda: aventura, exploración, puzles y acción; todo repartido en un mundo que rastrear y una gran cantidad de mazmorras que superar.

AnteriorSiguiente
Regístrate o haz login para hacer un comentario
9,5
Regístrate o haz login para votar
publicidad

Comprar:

ver más tiendas
PAL/ES 9.95 € Comprar >
PAL/ES 39.99 € Comprar >
Desarrolla: 
Nintendo
Género: 
Acción, Aventura
Lanzamiento: 
22/11/2013
Texto: 
Español
Plataforma: 
3DS
+7Violencia

Añadir a mis juegos

publicidad

Metacritic

Más en la web

publicidad
Publicidad