Skip to main content
Publicidad
Publicidad

Steel Diver

Profundidad sin inmersión
Profundidad sin inmersión
review_game
| |
15919 visitas
Que Nintendo profundice en los juegos de simulación es a priori una buena noticia. La torpeza del torpedo disparado aparece cuando se apunta a un juego corto, sencillo en planteamiento e incapaz de sumergir al jugador como podría haberlo conseguido. Sin librarse del vaivén de las olas y los detalles de su apartado técnico, Steel Diver es uno de los títulos que mejor aprovechan las 3D de la consola. ¿Por qué Miyamoto ha pilotado este submarino?

Lejos de cualquier otro proyecto de la compañía de Super Mario, Steel Diver es un intento de aprovechamiento máximo de todas las funciones de 3DS bajo un telón poco recurrente en los videojuegos como puede ser la simulación bélica submarina. Con un aspecto serio y maduro, este nuevo juego de Nintendo, supervisado por Shigeru Miyamoto y a cargo de Vitei Studios, nos lleva hasta las profundidades de unos pocos niveles para que podamos experimentar qué se siente al pilotar una de estas mastodónticas naves en mitad del silencio y la paz del fondo marino. Sosiego interrumpido por disparos, minas o volcanes en erupción, un mundo que nunca antes habíamos visto en formato estereoscópico pero que justo cuando empecemos a adorar perderá rápidamente todo su innegable encanto.

El reto en estos primeros pasos de 3DS está claro: demostrar que las 3D tienen atractivo propio en una consola portátil y pueden dar lugar a productos realmente novedosos y diferentes. Steel Diver funciona como una especie de demo técnica de ello. Hace uso de casi todas las bondades de la consola e implementa a la perfección su mayor característica, la tridimensionalidad sin necesidad de gafas. El control del submarino y el giroscopio, puramente táctil y algo tedioso, emula los comportamientos reales de los vehículos subacuáticos, con maniobras lentas y que medir previamente, manejo mediante palancas, cálculos y precisión milimétrica. Todo esto se entabla en tres modos de juego bien diferenciados que no nos durarán demasiado pero que consiguen distraer, incluso a dos jugadores, con un Hundir la Flota especial y más complejo que compartir con otra 3DS sin necesidad de que cada jugador tenga el cartucho de juego.

3ds_steeldiver_04ss04_e3.jpg Captura de pantalla

Manejo de capitán

El título nos cuenta brevemente que en algún momento del siglo XX un país comenzó a invadir a sus vecinos y hubo que crear in extremis una armada submarina secreta especial llamada Steel Diver. Esta introducción que se narra en la pantalla de menú principal no sirve absolutamente paa nada más, pues aunque las siete misiones del modo principal nos muestran una misión u objetivo, en realidad todo el juego se basa en lo mismo, en llegar del punto A al B de un mapa más o menos accidentado en scroll lateral, esquivando los ataques enemigos y, quizá, enfrentándonos a uno de sus tres jefes finales, tan simplones como poco emocionantes o desafiantes. Lo mismo ocurre con los tres niveles de giroscopio o los nueve tableros de casillas para jugar en solitario o contra un amigo al que descargarle el juego en red local. Son añadidos externos que no parecen guardar relación con la insusa historia, dando poca cohesión al juego y sus partes.

3ds_steeldiver_04scrn04_u_ev_dis.jpg Captura de pantalla

Todo esto hace que aunque se nos pida que nos infiltremos en una base enemiga y ataquemos su núcleo, o derrotemos a un escuadrón y demás, al final lo que estaremos haciendo en pleno gameplay será sobrevivir como podamos a la dificultad de los niveles y llegar cuanto antes, bastante exigente con el submarino más grande, por ejemplo. Tendremos tres vehículos para todas las misiones, y para acceder a las últimas habrá que completar las anteriores con los tres. El ND-O1 Manatee es el más pequeño y manejable, a cambio no puede inclinarse manualmente y sólo tiene un misil horizontal y uno vertical. El de tamaño intermedio es el ND-03 BlueShark, con dos misiles y volante simple para inclinación. El más grande es el ND-05 Serpent, con cuatro misiles y volante libre. A grandes rasgos se puede decir que la envergadura de cada submarino va a la par que la dificultad que proporcionará al nivel.

3ds_steeldiver_02scrn02_u_ev_dis.jpg Captura de pantalla

Por lo demás el control de los tres vehículos es idéntico: un botón para enmascarar sonidos y desviar misiles rastreadores que vengan hacia nosotros, una palanca horizontal para movernos hacia delante y hacia detrás, y otra para ascender y descender. El reto está en saber coordinar los dos medidores direccionales e ir manipulándolos ante el serpenteante diseño de los niveles y todos los misiles, minas, rocas que se mueven y hasta lluvia de magma que nos caerá encima en la misión del volcán submarino, una de las más espectaculares técnicamente. Las naves tienen su propia barra de vida que podremos rellenar lentamente saliendo a la superficie, y cada vez que recibamos daño grave habrá una fuga en nuestra mesa de mandos que tendremos que tapar rápidamente tocándola muchas veces seguidas si queremos poder seguir interactuando con los botones. Éstos son los momentos más frenéticos, cuando el juego no nos deja conducir dejando el sumbarino a la deriva y no para de entrar agua en nuestro panel de control, implementado completamente en la pantalla táctil.

AnteriorSiguiente
Regístrate o haz login para hacer un comentario
6
Regístrate o haz login para votar

Cómpralo al mejor precio

Steel Diver (Nintendo 3DS)

PAL/UK 9.99 € Comprar >
PAL/ES 22.94 € Comprar >
PAL/ES 23.36 € Sin Stock
Desarrolla: 
Nintendo
Género: 
Simulación
Lanzamiento: 
06/05/2011
Plataforma: 
3DS
+7

Add to my games

publicidad

Metacritic

publicidad
Publicidad
Publicidad