Skip to main content
Publicidad
New Super Mario Bros. 2

New Super Mario Bros 2

review_game
| |

Fiebre por el oro y continuismo alarmante. New Super Mario Bros 2 es otro imprescindible para Nintendo 3DS este verano pero ninguna sorpresa jugable, visual o distintiva. Un millón de monedas que recolectar y un insaciable pique contra el resto de jugadores, también en cooperativo.

New Super Mario Bros 2 en exclusiva para 3DS quiere repetir el éxito de sus dos anteriores entregas, la original de DS -uno de los cartuchos más vendidos de todo el catálogo, casi 700.000 copias en España- y la edición para Wii. Nintendo no se la juega con este episodio, no se vuelca con la originalidad o los planteamientos inéditos como habitualmente hace con cada Super Mario, y pone esta vez sobre la mesa de nuevo un plataformas lateral intachable y completamente bien acabado, pero que parece haberse concebido como una mera expansión de niveles, parece un juego hecho con un editor de fases, y éstas no son precisamente las más inspiradas. Este Análisis no debe entenderse como excesivamente crítico o negativo en este sentido, pero bien es cierto que el equipo central de Nintendo nos tiene acostumbrados a imposiciones de ideas nuevas entrega tras entrega de todo juego del personaje, de ahí que se mantenga tan fuerte, querido y popular a pesar de los años y sus chorrocientos videojuegos. Estamos ante el que quizá puede ser considerado el Super Mario más parecido a otro de la historia.

Pero, en cambio, es un episodio que inaugura una nueva época en Nintendo, pues será el primer juego de la compañía distribuido simultáneamente y desde el primer día de lanzamiento en formatos físico y digital, además de que será el primero en tener DLCs. También estrena modo cooperativo en un juego de Mario sobre consola portátil y la modalidad Fiebre del Oro, que pasará a ser la central y la que más longevidad en el tiempo dé al cartucho, que promete con los niveles descargables ir ampliándose periódicamente y saberse mantener con vida. No hay salto alguno con este capítulo, pero sí se estrena con él la por fin actualizada filosofía de Nintendo, con una firme mirada puesta en la distribución online, los contenidos adicionales o el multijugador completo. Y por supuesto, es un plataformas 2D que no falla, una garantía de juego divertidísimo y perfectamente terminado, ejemplo magistral de cómo debe ser un título del género.

La Flor dorada asegura monedas a raudales, pero también abrir caminos bloqueados por ladrillos o enemigos. Da mucho juego y es un ítem siempre deseable.
La Flor dorada asegura monedas a raudales, pero también abrir caminos bloqueados por ladrillos o enemigos. Da mucho juego y es un ítem siempre deseable.

Las monedas de oro son las absolutas protagonistas de New Super Mario Bos 2, capaces de marcar desde cómo se han construido los niveles hasta dónde están colocados los bloques de ítem o la posición de los numerosos enemigos, que aquí llegarán en mayor número de lo habitual recordando a entregas como Super Mario World o Super Mario Bros 3. Por supuesto, hay disfraces y elementos que debutan en este cartucho también pensados para sacar partido a la constante obsesión y alabanza a las clásicas "golden coins" que hay en este Super Mario. Un contador general que recoge y suma todas las monedas que obtengamos tras cada partida, dure lo que dure ésta, preside en todo momento la parte baja de la pantalla, contador que debe llegar a nada menos que 1.000.000 de monedas para regalar al jugador una grata sorpresa. ¿Cuál? Habrá que echarle más de 50 o 60 horas para descubrirlo...

Por aquí ya he pasado

NSMB2 puede acabarse por primera vez -llegar hasta los títulos de crédito tras el último castillo de Bowser- en poco más de tres horas. La primera vuelta es sencilla, con decenas de vidas ya que la nueva estructura de los niveles pensada para las monedas abundantes no hace más que regalar vidas y vidas. El juego dispone ocho mundos más el noveno especial de las Estrellas, desbloqueado al acabar el juego por primera vez. Solo recorriendo los seis primeros ya llegamos al final -el Castillo Bowser final está en el mundo 6-, ya que el 7 y el 8 tendremos que abrirlos de diversas formas secretas. Como siempre en la franquicia New Super Mario Bros, numerosos niveles por mundo (algunos secretos u opcionales) más varias Casas Champiñón, torre a mitad de mundo con primer jefe y castillo al final con uno de los hermanos Koopalings. El mapa, situado en la pantalla táctil, es de idéntica estética al del NSMB de Nintendo DS. Demasiado igual ya que los mundos también son los mismos y mantienen la misma estructura, como que el último sea el de la lava y los volcanes o el segundo el del desierto. Se guarda partida, como siempre, al superar una torre, un castillo o abrir un camino gastando Monedas Estrella. Las referencias a Super Mario Bros 3 en la forma de llenar de secretos cada mundo son absolutas. Habrá sorpresas para los nostálgicos del juego.

El Bloque Dorado se coloca en la cabeza de Mario y desprende monedas a cada paso o salto que da. Además nos deja recibir un golpe extra.
El Bloque Dorado se coloca en la cabeza de Mario y desprende monedas a cada paso o salto que da. Además nos deja recibir un golpe extra.

Todo este continuismo con el primer New Super Mario Bros vuelve a estar dentro de cada nivel, con los decorados que ya vimos en las dos entregas anteriores, las mismas ideas de retos, tuberías, diseños... Y eso, haciendo uso del mismo motor y la misma estética, deja la sensación de no estar jugando a nada diferente, y que se haga difícil distinguir a este juego de los otros dos. Una sensación de déjà vu notoria que a este tipo de juegos no le sienta nada bien. Además, se puede decir que no hay un diseño de escenarios y niveles tan inteligente como sí tuvo el primer NSMB o el de Wii siempre pensando en el cooperativo para cuatro jugadores, está un poco por debajo en este sentido. Una novedad tangible reside en los jefes de torre, una noria de bloques alargados con cabezas de rinoceronte que escupen bolas de fuego, idea recuperada de Super Mario World cuyo regreso aporta bastante poco ya que no son encuentros particularmente interesantes. En los castillos, en cambio, nos espera cada vez un hermano Koopaling diferente con distintas mecánicas para acabar con ellos.

No faltan los niveles especiales, como las Casas de Fantasmas, donde nada es lo que parece y siempre está Boo acechándonos cuando no lo miremos directamente, o los pasos bajo el agua que requieren un manejo de buceo y una buena flor de fuego para eliminar a todos los peces, calamares y tragones. Desaparecen en este New Super Mario Bros los niveles de barcos voladores y regresan a cambio fases rehechas pero que son inolvidables, como los tramos de pirámides y gatos de fuego por el desierto con arenas movedizas o el tradicional nivel donde Lakitu desde su nube nos tira caparazones rojos con pinchos y al que podremos quitar la nube para sobrevolar todo el nivel. Hay también algunas sorpresas en forma de guiño a juegos del personaje anteriores, no las desvelaremos. Lo que sí, las Monedas Estrella están quizá algo mejor escondidas y aparentemente inaccesibles que en los anteriores NSMB, lo que hará realmente difícil conseguirlas todas, que son imprescindibles para abrir los niveles del noveno mundo, donde reside la verdadera dificultad máxima del juego, con niveles complejos.

Meternos en una burbuja voluntariamente nos evitará pasar algunas zonas y dejar al otro jugador que las resuelva para ya luego rescatarnos y sacarnos.
Meternos en una burbuja voluntariamente nos evitará pasar algunas zonas y dejar al otro jugador que las resuelva para ya luego rescatarnos y sacarnos.

Ropa vieja y de estreno

La mayoría de disfraces e items de este NSMB2 recogen los ya presentados en la primera parte, como el champiñón gigante y el minúsculo, que hacen a Mario totalmente destructor y enorme, o enano y ágil y capaz de entrar por cualquier cabidad. Pero como estamos ante una clara mirada al pasado hacia Super Mario Bros 3 y viniendo recientemente de Super Mario 3D Land, no podía faltar el traje de mapache, aunque ahora por fin con la inolvidable capacidad de volar libremente si cogemos la carrerilla suficiente. Durante unos segundos, para que no podamos terminarnos los niveles por el aire, algo que tampoco es posible dado que muchos tienen "techo". Y para acercar de verdad una vez más la redonda experiencia Super Mario, también está el Tanooki dorado, que hace al personaje invulnerable como si llevara una Estrella infinita, solo muriendo si se le acaba el tiempo, cae a la lava, es aplastado... y demás muertes instantáneas. Aparece en un bloque opcional cuando perdemos un número alto de vidas en un mismo nivel. Lo ideal para el jugón es no caer en la tentación es no coger el desproporcionado item, pero tras varias vidas perdidas en un mismo punto resulta casi inevitable tirar de él. Se debería haber castigado de alguna forma este traje pero sin entorpecer el juego a los que lo necesiten. Por poner un ejemplo, otorgando la mitad de monedas al contador general al final de la fase. Algo que hiciera que nos pensásemos si recogerlo...

AnteriorSiguiente
Regístrate o haz login para hacer un comentario
8
Regístrate o haz login para votar
publicidad

Comprar:

ver más tiendas
PAL/ES 34.90 € Comprar >
PAL/ES 35.99 € Comprar >
PAL/ES 44.90 € Comprar >
Desarrolla: 
Nintendo EAD
Género: 
Plataformas
Lanzamiento: 
17/08/2012
Plataforma: 
3DS
+3

Añadir a mis juegos

publicidad

Metacritic

Más en la web

publicidad
Publicidad