Skip to main content
Publicidad
Mario Party: Island Tour

Mario Party: Island Tour

review_game
| |

Mario Party, la saga de minijuegos más añeja de la casa Nintendo se expande en Nintendo 3DS con Island Tour, una recopilación de retos enfocados al juego portátil. ¿Conseguirá replicar la fórmula de juego en el salón de casa?

El afán de Nintendo por renovar cada una de sus licencias en cada consola nueva que pone el mercado salpica Mario Party, la decana de los party game en la casa dirigida por Satoru Iwata que ahora se estrena en Nintendo 3DS con el sobrenombre de Island Tour. Único en su especie prácticamente por la falta de competidores en el catálogo de la portátil, este juego llega al mercado para intentar dotar a la consola de una opción apropiada en las fiestas con amigos, una hazaña nada sencilla teniendo en cuenta que estamos ante un género que siempre ha alcanzado su clímax de diversion en consolas de sobremesa.

Comencemos por el modo tradicional, el "Modo Fiesta", que presenta siete tableros (algunos bloqueados), cada uno con su propia temática, reglas de juego y tiempo estimado de duración (dato conveniente para jugar en una portátil). Entrados en materia y tras seleccionar uno de los personajes disponibles (contamos con ocho: Mario, Luigi, Peach, Daisy, Wario, Waluigi, Yoshi, Boo, Toad y uno oculto que no desvelamos), arrojamos los dados y vamos enfrentándonos a una sucesión de minijuegos con un enfoque tradicional (todos contra todos) para conseguir estrellas. Aquí la "salsa" de la saga se mantiene sin demasiados cambios: estrellas que se roban, casillas sorpresas que invierten posiciones, perdedores que pasan a ser ganadores en dos tiradas, etc.

Evita que te salga una planta carnívora o estás fastidiado.
Evita que te salga una planta carnívora o estás fastidiado.

En los minijuegos, ingrediente estrella de los Mario Party, es donde se encuentra toda la artillería. Island Tour los divide en cuatro categorías: Batalla, Jefes, Puzles y Extras. En total, suman más de 80 retos para completar estorbando al personal y superando nuestros records de tiempo, que quedan guardados en la "Colección". Las particularidades de Nintendo 3DS hacen que algunos minijuegos salgan ganando sobre otras versiones, pero sin derrochar demasiada originalidad. El título utiliza el micrófono, la pantalla táctil, el giroscopio y hasta la carta genérica de Realidad Aumentada. No resulta descabellado pensar que Mario Party Island Tour sea una de las entregas de la saga donde la interacción alcanza su mayor cota por aquello de que se sirve a la vez de todo lo que ofrece la 3DS (recordemos, no obstante, que aspectos como el micrófono ya habían aparecido con anterioridad en la licencia).

Cuando llevas años desarrollando a entregas de una licencia como ésta, conseguir ese impacto innovador sobre el rostro del jugador es cada vez más complicado, y esa fatiga se deja notar ligeramente en esta entrega para 3DS. Incluso así, no falta la diversión, y algunos de los minijuegos son particularmente atractivos por el uso que le dan a la consola. Gritar al micrófono para imitar la voz de Bowser y ser valorado por un panel de jueces a lo "Tú sí que vales" tiene su gracia. Lo mismo sucede con "Tumba al Goomba", donde usando la carta de Realidad Aumentada podemos llenar la mesa de casa de cabezones a los que disparar. En estos dos casos, son minijuegos calificados como "extras", por lo que se quedan en un atractivo aperitivo que nos deja con ganas de más.

Algunos minijuegos hacen uso de las dos pantallas heredando jugabilidad de Mario Party DS.
Algunos minijuegos hacen uso de las dos pantallas heredando jugabilidad de Mario Party DS.

Pero la base dura de minijuegos de Mario Party: Tour Island es tradicional con todo lo que ello conlleva: mecánicas previamente vistas (esquiva, golpea, corre, pulsa botones en el momento exacto, etc.). Solo aquellos que hacen uso de el giroscopio y de la pantalla táctil destacan sobre el resto, y tampoco demasiado. No son pocos, tampoco son repeitivos, pero la sensación que dejan en nuestra memoria es de haber jugado a algo parecido antes. Incluso así, la faceta multijugador, de la que hablaremos más adelante, tiene sus momentos divertidos. Además de los tableros, contamos con el "Modo Libre" el "Contrareloj" (ideal para partidas de 15 mins) y el "Ascenso en Globo".

Para tratar de simular esa experiencia de juego de salón que tantos buenos ratos ha dado con las anteriores entregas de la saga, Island Tour se sirve del "Modo Descarga", que permite compatir con tres jugadores más usando un solo cartucho del juego. Cuatro consolas y una sola copia son necesarias para que este modo de juego multijugador en red local tome forma, todo un detalle por parte de Nintendo para respetar la esencia de la saga de minijuegos. Aunque las partidas multijugador resultan divertidas teniendo en cuenta la escala de la portátil, no consiguen ese mismo efecto local del sofá. Parece que trasladar tal cual la acción al entorno más intimista que es la pantalla superior de la portátil no es fácil. Eso sí, el resultado ni mucho menos malo, más bien se queda en estándar.

AnteriorSiguiente
Regístrate o haz login para hacer un comentario
6
Regístrate o haz login para votar
publicidad
Desarrolla: 
Nintendo
Género: 
Acción
Subgéneros: 
Minijuegos
Lanzamiento: 
17/01/2014
Texto: 
Español
Plataforma: 
3DS
+3

Añadir a mis juegos

publicidad

Metacritic

Más en la web

publicidad
Publicidad