Skip to main content
Publicidad
Fantasy Life

Fantasy Life

review_game
| |

¿Qué sucedería si combinásemos la profundidad de un JRPG con la versatilidad de un Simulador Social? Fantasy Life es la respuesta. La última obra de Level-5 distribuida por Nintendo, una de las más ambiciosas hasta la fecha, abre nuevos senderos ofreciendo dos estilos de juego en uno solo sin perder su peculiar y desenfadado estilo. Una vida de fantasía. Vivir por diversión.

 

Llegados a cierta edad, los miembros más jóvenes del Reino de Reveria reciben una carta invitándoles a que escojan el oficio que pasarán a realizar el resto de sus vidas. La tradición del lugar cuenta que siglos atrás, una Diosa estableció doce profesiones que la ayudarían a lograr su objetivo: hacer feliz a todos los habitantes del reino. Cada una de ellas se encarga de cumplir una función específica en la sociedad, ya sea talar árboles para obtener madera, fundir objetos para curar a los enfermos o simplemente aprendir a blandir una espada para proteger a los aldeanos del siempre presente Mal. Fantasy Life, la última obra de Level-5 que aterriza en nuestras tierras, nos invita a convertirnos en uno de los miembros de esta peculiar comunidad para tomar parte en una aventura tan real como la vida misma. Dura, entretenida y especialmente jovial, en ella se dan cita elementos que tradicionalmente se asocian con el JRPG y otras basadas en realizar las tareas del día a día, como ir a pescar para procurarnos un bocado para el almuerzo o realizar trabajillos que nos permitan comprar muebles para nuestro hogar.

La idea nunca fue tan sencilla: mezclar lo mejor de Zelda con los atributos que conocimos hace unos años en Animal Crossing, obteniendo como resultado un producto repleto de buen humor y con infinidad de acciones que realizar al margen del argumento central, pilar de nuestras acciones pero no necesariamente protagonista de la aventura. Fantasy Life apareció en Japón a principios del pasado año para convertirse casi de inmediato en un fenómeno social que agotó unidades en pocos días. Concebido originalmente como uno de los proyectos más ambiciosos de Nintendo DS, sus creadores (la dupla Level-5 y los de sobra reputados miembros de Brownie Brown) dieron por buena la opción de aprovechar la indiscutible potencia de 3DS para mejorar las prestaciones gráficas del título y, por encima de cualquier otra mejora, poder añadir aún más contenido al ya de por sí ingente mundo que presenta Reveria ante nosotros. Casi un año después de su aparición original -tiempo invertido en labores de localización-, aterriza en Europa y Estados Unidos con algunas mejoras principalmente relacionadas con las modalidades Online, aunque sin cambios notables en el aspecto técnico.

Fantasy Life (3DS) Captura de pantalla

Fantasy Life (3DS) IlustraciónFantasy Life (3DS) Captura de pantallaFantasy Life (3DS) Ilustración
Una vida de fantasía

Imaginad una aventura tradicional que nos permite guardar la espada durante algunas horas para dedicarnos a las tareas convencionales del día a día. Entre mazmorra y mazmorra, un aldeano nos invita a tomar parte en un concurso de pesca, tarea para la que no somos precisamente especialistas. Una mujer sugiere lo bien que quedaría éste o aquél mueble en nuestra terraza, un comentario que despierta en nosotros la necesidad de mejorar nuestro bienestar de vida. ¿Qué necesidades intrínsecas tiene un héroe destinado a salvar el mundo? ¿Se conforma simplemente con luchar y sufrir, o quiere también una cama cómoda en la que descansar al final de un duro día de trabajo? Puede que suene "poco serio", pero el planteamiento que Fantasy Life pone sobre la mesa es exactamente como aquí se indica.

Level-5 ha creado una aventura que reúne los conceptos básicos de dos géneros. Los combina de tal manera que resulta difícil distinguir uno de otro cuando la partida comienza a rodar, sin tener que sufrir tediosos tutoriales o aburridas explicaciones. El estudio parte de la acertada base de que en esta generación son pocos los jugadores que no hayan probado al menos las mieles de los simuladores sociales, pródigos precisamente en el catálogo de la Gran N, y deja entrever que cuenta también con cierta base de experiencia por parte de los jugadores que estén dispuestos a sacar el máximo partido al contenido que ofrece esta aventura.

Fantasy Life (3DS) Captura de pantalla

Los primeros compases siguen las pautas a las que estamos acostumbrados en los tiempos que corren. Primero hemos de crear un avatar, jugando con distintos cortes de pelo, rasgos faciales y con algunos toques que definen la constitución física de nuestro alter-ego virtual, sin grandes despliegues técnicos. Siguiendo las pautas establecidas por algunos de los títulos que mejor han sabido jugar sus cartas en este aspecto, Level-5 ofrece una "libertad controlada" que permite realizar algunos cambios sin dar todas las herramientas que los más exigentes pudieran desear. La idea es condicionar el aspecto del héroe o heroína para luego jugar con los distintos atuendos que obtenemos al cambiar de "profesión" o "trabajo", definiciones ambas que se emplean en la perfecta localización al castellano que trae de serie la aventura en su edición española. Aunque al principio sólo podemos escoger entre un número muy limitado, con el transcurso de las horas se abre un amplio abanico de opciones con el que podemos acceder a nuevas misiones secundarias que a su vez nos facilitan el paso hacia zonas recónditas de Reveria.

La mecánica o el flujo del juego es lógico y fácilmente comprensible. Se podrí decir que sigue la estructura de un castillo de naipes, siendo imprescindible asentar las bases durante las primeras horas de juego para después hilar fino con mandatos cada vez más complejos que requieren un mayor grado de especialización en cada profesión. Para ilustrar lo aquí expuesto emplearemos nuestra propia experiencia mediante la selección de un Paladín, que a efectos prácticos es una forma sútil de definir al soldado por antonomasia. Nuestra primera misión consiste en encontrar a nuestro tutor, que aquí responde a todos los cánones preconcebidos del género, ya que es él quien debe monitonizar nuestros primeros pasos, guiándonos a través de las distintas técnicas que todo guerrero debe aprender a poco de comenzar su aventura. Una vez hecho esto pasamos a la segunda fase, que consiste en comenzar a realizar misiones secundarias que mejoran nuestra experiencia paralelamente al transcurso de la historia. Así es como pronto pasamos de ser soldados novatos a aguerridos exploradores capaces de lidiar contra temidas criaturas que campan a sus anchas por zonas debidamente señaladas en el amplio mapeado que cubre nuestro reino.

Fantasy Life (3DS) Captura de pantalla

Esta es mi elección

Dependiendo de cuál haya sido nuestra elección contemplaremos el juego desde una u otra perspectiva. Como en nuestro caso seleccionamos a un Paladín, las primeras horas de juego poco o nada se diferencian de las aventuras que hemos vivido mil veces en el pasado, con una introducción básica al argumento. Después de explorar la ciudad en la que nos hospedamos pasamos a la primera zona abierta en la que podemos comenzar a subir de nivel y a experimentar con las distintas técnicas que hemos aprendido hasta ese momento, que cuentan a su vez con su propio mecanismo de aprendizaje. Aunque por la explicación parece un sistema relativmente complejo, la realidad es bastante distinta: cada profesión cuenta con una serie de habilidades que dominamos con la práctica (es decir, repitiéndolas una y otra vez en las situaciones donde se demande su uso). Cuanto mejor sepamos dominarlas, mayor será nuestra afinidad con la profesión, y consecuentemente más sencillo será terminar las misiones más exigentes.

Ahora bien, cómo aprendemos esas habilidades es una cuestión bien distinta. Sigamos con el ilustrativo caso del Paladrín (recordamos, la profesión más "común" de todas las que podemos elegir). Para poder aprender a realizar un "ataque rayo" no basta con salir al campo a subir de nivel, sino que se requiere cumplir una serie de cometidos que se indican previamente desde una lista de "desafíos". Los susodichos no son otra cosa que side-quests o misiones secundarias que no estamos obligados a cumplir, pero que a la postre se convierten en el auténtico protagonista de la aventura. Dentro de los mismos encontramos una distinción entre los que tienen relación con la Historia, los que son simplemente secundarios, los pedidos de ciudadanos y los que nos pide nuestra inseparable compañera de viaje, Maripósea. Gracias a ella descubrimos la ubicación de las zonas principales del reino, que podemos navegar sin grandes problemas gracias al mapa que se ubica en la pantalla inferior de la portátil. Perdernos no es una opción si leemos con atención los consejos de los aldeanos o si nos limitamos a seguir las flechas que indican qué debemos hacer a continuación.

AnteriorSiguiente
Regístrate o haz login para hacer un comentario
9
Regístrate o haz login para votar
publicidad

Comprar:

ver más tiendas
PAL/ES 33.24 € Comprar >
PAL/ES 34.95 € Comprar >
PAL/ES 37.90 € Comprar >
Desarrolla: 
Level-5
Género: 
Acción, Rol
Lanzamiento: 
26/09/2014
Plataforma: 
3DS
+7

Añadir a mis juegos

publicidad

Metacritic

Más en la web

publicidad
Publicidad