Skip to main content
Publicidad
Bravely Default

Bravely Default

review_game
| |

Bravely Default se presenta en la familia de consolas 3DS como el mejor JRPG que ha aparecido en el catálogo de la consola desde su nacimiento. Este homenaje al gusto por la excelencia trae consigo reminiscencias de la época dorada de Squaresoft, en una obra reflexiva que se aventura por territorios inexplorados y que renueva el género con ideas frescas y originales.

Han pasado varios años desde que se puso por primera vez en tela de juicio la capacidad de adaptación del JRPG a las nuevas tendencias del mercado. La industria japonesa en general atravesó un periodo de crisis que muchos entendieron como el cierre de una era que dejaba tras de sí una ristra de fantásticas obras cumbre. Durante mucho tiempo el cénit gráfico de las consolas se establecía ante el despliegue de calidad artístico de títulos que todavía hoy se recuerdan como clásicos atemporales, circunstancia que cambiaría ante la aparición de la denominada ‘next-gen’ y de la proliferación de juegos en primera y tercera persona. Es evidente que cada época trae consigo unas necesidades distintas y que el perfil del jugador no permanece inmutable, especialmente cuando se trata de un sector en constante crecimiento y expansión hacia nuevas fronteras. Sin embargo, la evolución de la tecnología permite también que los videojuegos encuentren nuevas vías de presentarse ante el público sin perder sus rasgos de identidad. Que un género no encaje con las querencias de la masa central de jugadores no implica por fuerza mayor que tenga que desaparecer, aunque sí se vea forzado a maximizar sus recursos o a empezar de cero en nuevos formatos.

Al JRPG le ha sucedido exactamente eso. Las consolas de sobremesa, salvo escasas excepciones, ya no son el patio de recreo de las compañías desarrolladoras japonesas que antes sorprendían con recursos técnicos ilimitados o con inigualables valores de producción. El campo de las nuevas consolas portátiles, de smartphones y tabletas ha revolucionado el sector y ha abierto de nuevo la posibilidad de que proyectos de menor envergadura puedan presentar sus credenciales sin temor a pasar sin pena ni gloria por el mercado. No cabe la menor duda de que las consolas portátiles se han visto beneficiadas de la aparición de las tiendas digitales, lo que de alguna manera ha llevado a las principales productoras a centrarse cada vez más en innovar con sorprendentes mecánicas de juego que trasciendan lo meramente estético. O dicho en otras palabras: donde antes era suficiente con lanzar una consola más potente que la anterior, ahora es imprescindible ofrecer algo más, ya sean pantallas táctiles integradas o conectividad 3G para compartir con todo el mundo cada minuto que pasamos al frente de la consola.

El diseño de las ciudades es uno de los puntos más destacados del título. He aquí Ancheim, la ciudad del desierto.
El diseño de las ciudades es uno de los puntos más destacados del título. He aquí Ancheim, la ciudad del desierto.

Todo esto viene a colación del salto cualitativo que implica la aparición de 3DS en el mercado y del apoyo que tanto esta consola como PSVita han recibido por parte de las desarrolladoras de JRPG más conocidas de Japón. Que en poco menos de un año podamos disfrutar de títulos de la envergadura de Persona 4 Golden o de un renovado Pokemon X/Y (que, por cierto, sigue reventando todos los records de ventas a lo ancho y largo del globo) es un hecho que denota el buen estado de salud que atraviesa el género en nuestros días, aunque quizás de forma distinta a la que muchos habían imaginado hace unos años. Bravely Default, el juego que ocupa estas líneas, fue una obra concebida por Square Enix y transferida a Silicon Studio, más conocidos por ser los responsables de un éxito independiente bautizado como 3D Dot Game Heroes. Aparecida hace dos años en Japón, su éxito fue similar al que suele obtener Final Fantasy o Dragon Quest por esos lares, por lo pronto alcanzó un merecido estatus de culto entre los jugadores occidentales.

Curiosamente y pese a ser uno de los títulos más laureados del catálogo de 3DS en Japón, ninguna compañía parecía estar dispuesta a arriesgarse a importar el juego a Estados Unidos o Europa, probablemente por el costoso proceso de traducción que conlleva adaptar tanto el doblaje como el texto de un juego de rol cuya duración oscila entre las 40 y las 60 horas. Sólo cuando Square Enix anunció la aparición de una versión mejorada del original (Bravely Default: For the Sequel), Nintendo confirmó los rumores que resonaban en foros y comunidades desde principios de año: Bravely Default llegaría occidente en una versión definitiva que incluiría las novedades de la secuela, entre las que se cuenta un aspecto gráfico mejorado o nuevas y mejores opciones de personalización durante los combates. La edición que hoy analizamos aparece en España en perfecto castellano, con voces en inglés y japonés, dispuesta a convertirse en uno de los esos clásicos instantáneos que más que probar su valía simplemente ofrecen sus credenciales convencidos de su propia calidad.

La relación que une a los protagonistas es el eje del argumento. Tardaremos en olvidar algunas situaciones verdaderamente surrealistas.
La relación que une a los protagonistas es el eje del argumento. Tardaremos en olvidar algunas situaciones verdaderamente surrealistas.

Una historia de valientes

Bravely Default comparte algunos paralelismos con el último Final Fantasy que vio la luz en Nintendo DS, The 4 Warriors of Light, en cuanto se refiere al diseño de los personajes o al estilo artístico que presenta. Aunque muchos lo han denominado como una secuela espiritual, lo cierto es que ambos juegos poco o nada se parecen entre sí cuando se presenta la mecánica de juego o el argumento. Quizá la diferencia más importante sea el hecho de considerar Bravely una obra que realiza una apuesta en firme por innovar algunos campos del JRPG que tradicionalmente habían permanecido inmutables incluso a ojos de los grandes creadores del género, léase el caso de Hironobu Sakaguchi y su fantástico The Last Story, y no un homenaje al estilo de juego clásico como lo fue T4WL. Comparten la ligereza de su presentación y el buen sentido del humor de su argumento, que en este caso se conforma por una plantilla de cuatro héroes que pese a su apariencia juvenil muestran un compartimiento adulto o variopinto, con reflexiones filosóficas, bromas de mal gusto o situaciones realmente surrealistas.

La historia nos lleva a conocer al grupo de cuatro formado por Tiz, Agnés, Ringabel y Edea, y aunque no existe un protagonista señalado, se diría que el guión gira en torno a Agnés por la importancia que cumple su papel. La muchacha es una vestal del viento cuyo rol consistía en proteger el Cristal del mismo elemento. Una serie de acontecimientos propician su huída hacia nuevas tierras, donde se encontrará no por casualidad con Tiz, que ha visto impotente cómo su ciudad natal quedaba reducida a cenizas por supuestas creencias, digamos, religiosas. Más tarde se presenta un carismático y amnésico Ringabel (¿realmente era necesaria la inclusión, por enésima vez, de un personaje amnésico?), probablemente el más divertido y curioso de los cuatro, que trae consigo un misterioso diario en el que al parecer se profetizan todos los acontecimientos que nuestro equipo tendrá ocasión de vivir a lo largo de la aventura. El último en unirse al club es Edea, una chica de armas tomar, de fuertes convicciones pero a la que caracteriza un ácido sentido del humor.

La exploración en mazmorras es entretenida gracias, en parte, al sistema de combate. El diseño de los mapeados también invita a explorarlos hasta el último rincón.
La exploración en mazmorras es entretenida gracias, en parte, al sistema de combate. El diseño de los mapeados también invita a explorarlos hasta el último rincón.

Se suele decir que la clave del éxito de un guión es la química que existe entre los personajes, y de ser esto cierto Bravely Default bien puede presumir de contar con un argumento sólido y bien presentado, que anima a seguir jugando y que despierta la curiosidad por saber qué sucederá a continuación. No quiere decir esto que estemos ante una obra tan refinada en este sentido como los grandes exponentes del género, pero desde luego que supera con creces el nivel de calidad que solemos encontrar en otras producciones portátiles. Además, se han incluido escenas CGi para aderezar los momentos cumbre de la historia y realidad aumentada para justificar ciertos acontecimientos. Las conversaciones entre los protagonistas son una constante en la aventura y su contenido abarca toda clase de cuestiones. Acceder a estos diálogos es opcional, por lo que no estamos obligados a profundizar en su relación si así lo consideramos oportuno. Es, en resumidas cuentas, una forma de dar al jugador la opción de escoger cómo prefiere afrontar la aventura. Es importante tener esto en cuenta para afrontar la mecánica de juego, el sistema de combate y muy especialmente la disposición gráfica que nos regala la aventura desde los primeros compases de juego.

AnteriorSiguiente
Regístrate o haz login para hacer un comentario
9,5
Regístrate o haz login para votar
publicidad

Comprar:

ver más tiendas
PAL/ES 39.95 € Comprar >
PAL/ES 36.99 € Comprar >
PAL/ES 39.99 € Comprar >
Desarrolla: 
Matrix Software
Género: 
Rol
Subgéneros: 
Basado en turnos
Lanzamiento: 
06/12/2013
Voces: 
Inglés, Japonés
Texto: 
Español
Plataforma: 
3DS
+12Violencia

Añadir a mis juegos

publicidad

Metacritic

Más en la web

publicidad
Publicidad