Skip to main content
Publicidad
Animal Crossing: New Leaf

Animal Crossing: New Leaf

review_game
| |

Un concepto como el de ser alcalde se traslada a Animal Crossing, la licencia que se ha permitido el lujo de alzar Nintendo 3DS como una de las consolas portátiles más exitosas de Japón con sus millonarias ventas. Su nueva entrega, Animal Crossing: New Leaf, llega a España esta semana con el objetivo de replicar triunfo. Viajamos al pueblo en este análisis.

De unos meses a esta parte, el catálogo de Nintendo 3DS viene beneficiándose de lanzamientos sólidos que demuestran que la portátil tiene una proyección envidiable, a pesar de los meses de sequía que la acompañaron en su lanzamiento. Durante el primer semestre del 2013, la portátil tridimensional ha recibido propuestas de altos vuelos y para todos los gustos como Monster Hunter Tri Ultimate, Castlevania: Lords of Shadow - Mirror of Fate, Luigi´s Mansion 2, Donkey Kong Country Returns 3D y Fire Emblem: Awakening. A razón de un lanzamiento clave por mes, el músculo de la portátil en junio lo va a ejercitar Animal Crossing: New Leaf, el estreno idóneo comercialmente hablando para la llegada de la temporada estival y el fin del curso escolar.

Si por algo se caracteriza Animal Crossing: New Leaf es por mantener, completar, mejorar, evolucionar y en los menores casos eliminar elementos de las entregas anteriores. La base sigue siendo exactamente la misma (residir en un pueblo virtual), pero se ha perfilado alcanzando un nivel que lo coloca por encima de los otros títulos, y no solo por ofrecer una mayor cantidad de contenidos, sino por ser capaz de brindarlos al jugador con el ritmo perfecto para que disfrute de la experiencia. Basta decir que llevamos casi un mes con el juego en nuestras manos —le hemos dedicado decenas de horas para el análisis— y podemos asegurar que no lo hemos podido ver todo. Animal Crossing: New Leaf es una experiencia abrumadora que se disfruta en compañía en pequeños sorbos durante meses.

Animal Crossing: New Leaf (3DS) Captura de pantallaAnimal Crossing: New Leaf (3DS) Captura de pantalla

De alcalde...

Comenzamos nuestra andadura llegando a nuestro pueblito, Leuros, con Gitanito, el personaje del redactor que firma este artículo, y recibiendo la misión de ser el alcalde de la villa. He aquí el primer cambio de la nueva entrega, que nos coloca en el rol del administrador del pueblo que antaño corría a cargo de la inteligencia artificial. Las decisiones sobre el pueblo se tomarán en el Ayuntamiento, donde contaremos con la asistencias de la secretaria Canela. De entrada, las primeras órdenes son de toma de contacto con la comunidas de vecinos, por lo que pasaremos nuestros primeros días de vida virtual —recuerda que el juego funciona con ciclos de 24 horas reales— afinando relaciones, presentándonos y recibiendo las primeras peticiones.

Desde el consistorio podemos personalizar elementos del pueblo como la bandera, que se diseña al gusto del jugador utilizando la pantalla táctil, o el himno. Estos serán los dos primeros elementos que manipulemos en la partida y que atañen al pueblo. Más tarde, al avanzar y conseguir engrosar nuestras arcas personales, podemos acometer dos tipos de medidas en la villa. Por un lado están las Ordenanzas Municipales, que permiten realizar modificaciones sobre elementos de la vida diaria del pueblo como los horarios de las tiendas. Estas medidas pueden ser más o menos impopulares en función de cómo afecten a los habitantes. Por otro, se presentan los Proyectos Municipales, que se centran en construcciones para la villa como la Casa de Ensueño, los puentes, la sala de fiestas, etc.

Animal Crossing: New Leaf (3DS) Captura de pantallaAnimal Crossing: New Leaf (3DS) Captura de pantalla

Además de la diferencia de contenido entre estos dos elementos disponibles en el consistorio, también son opuestas en cuantro a precios. Las ordenanzas cuestan 20.000 bayas, la moneda de Animal Crossing, frente a los proyectos, que tienen precios variables en función de la envergadura del proyecto, así que poco a poco iremos seleccionando qué construir en el pueblo en función de nuestros gustos y de las peticiones de los vecinos. Cabe destacar que prestar estos servicios a la comunidad no saldrá precisamente barato, pues Animal Crossing: New Leaf es un título bastante exigente para el jugador, sobre todo porque la economía personal del avatar y la de la alcaldía van de la mano —todos los gastos tiran de la misma cuenta—.

Esta dependencia nos lleva a decidir siempre con cuidado entre varias opciones en las que gastar las bayas, porque invertir en un puente nuevo tiene un coste que nos impedirá ampliar la casa. Por suerte, la economía es progresiva, es decir, que no tenemos que ir pagando proyectos de golpe, sino con las cantidades que elijamos libremente, por lo que podemos ir compaginando la hipoteca y otros gastos personales con el coste de la alcaldía. No haber incluido las posibilidad de tener cuentas separadas no resulta problemático ya que desde el bayero automático podemos ir gestionando nuestra cuenta. Llevarlo todo al día exije un esfuerzo de planificación que convierte a este título en una carrera de gestión que sorprenderá hasta al más hardcore.

Animal Crossing: New Leaf (3DS) Captura de pantallaAnimal Crossing: New Leaf (3DS) Captura de pantalla

AnteriorSiguiente
Regístrate o haz login para hacer un comentario
9
Regístrate o haz login para votar
publicidad

Comprar:

ver más tiendas
PAL/ES 32.00 € Comprar >
PAL/ES 34.90 € Comprar >
PAL/ES 32.00 € Comprar >
PAL/ES 35.14 € Comprar >
Desarrolla: 
Nintendo
Género: 
Simulación
Lanzamiento: 
14/06/2013
Texto: 
Español
Plataforma: 
3DS
+3

Añadir a mis juegos

publicidad

Metacritic

Más en la web

publicidad
Publicidad