Skip to main content
Publicidad
Kinect Sports Rivals
publicidad

Kinect Sports Rivals

preview_game
| - Impresiones |

Tenis, bolos, tiro de precisión, carreras de motos acuáticas, fútbol y escalada. Todo ello en tu salón, contigo como campeón protagonista y a 1080p. Kinect Sports Rivals llegará a las tiendas el 11 de abril para hacer competir entre sí a todo tipo de jugadores de Xbox One, con un reconocimiento gestual y de movimiento que nunca antes se había probado en videojuegos. El mejor tanto que puede apuntarse o no el tan debatido nuevo Kinect.

Xbox One tiene como periférico base el nuevo Kinect. Además de la consola, los cables o los mandos, la recién llegada de Microsoft exige para funcionar -al menos de momento- la activación de la cámara-micrófono alargada. Nos guste o no, ésta ha sido la decisión de la compañía desde el primer momento y en esto no parece que vayan a echarse atrás, por mucho que todos sigamos creyendo en una One más barata y sin el artilugio. La nueva generación para ellos supone reconocimiento de voz, movimiento, posición y rasgos físicos dentro de los videojuegos, y ya iba siendo totalmente necesario un título que de verdad enseñara a todo el mundo de lo que es capaz el dispositivo. Más allá de lo visto en ferias y presentaciones, Kinect Sports Rivals es el gran lanzamiento que la controvertida cámara merece, un nuevo trabajo de la nueva Rare Studios que ya hemos podido probar a fondo para confirmar su ambición e ideas, no pocas.

Seis disciplinas deportivas en una isla idílica para practicarlas y donde todos nuestros resultados son compartidos con otros para que podamos estar siempre en constante puesta a prueba, contra amigos o contra el resto del mundo, en una experiencia totalmente personalizada y mucho más rica de lo que ofrecían los simuladores deportivos con control por movimiento hasta hoy. Hemos podido ver cómo muy atrás queda el primer Kinect, el Wiimote o el PlayStation Move, aquí el nuevo periférico de One añade un montón de posibilidades que afectan al juego, desde la posición de los dedos, a hacia dónde miramos al actuar o cómo se retuercen nuestros tobillos y muñeca. Es tal el nivel de captación al detalle que permite su cámara de infarrojos y control por áreas y cuerpos que podremos emular los momentos más emocionantes de un partido de fútbol con absoluta precisión. Sorprende.

El acabado técnico ha mejorado bastante desde lo visto en anteriores tomas de contacto.
El acabado técnico ha mejorado bastante desde lo visto en anteriores tomas de contacto.

Y lo que es más y queríamos llevar bien lejos para también sorprendernos y poner a prueba el aparato: el escaneo digital para la creación de nuestro yo virtual, nuestro campeón. En varios sencillos pasos que no llevan más de cuatro minutos, Kinect nos registra tridimensionalmente para dar forma a un avatar único y caricaturizado solo para el juego que bien se parecerá a nosotros en versión cartoon y que incluso podremos perfeccionar al final con un completo editor que va rasgo a rasgo por muchas casillas y menús. Los resultados son asombrosos, nada que ver con otros editores de avatares a través de un escaneo de Kinect. 80 fotos 3D, 1.200 puntos de captura, una docena de análisis en profundidad con movimiento, y miles de cálculos para dar con nuestra imagen virtual en nada de tiempo.

Esa imagen, con nuestro nombre y complexión, será la que vean los demás. Kinect Sports Rivals es un juego de juegos absolutamente online, donde la nueva tecnología que ha querido imprimir e implementar Rare hace análisis de nuestros movimientos y formas de jugar para imprimírselos a nuestro personaje, dejarle evolucionar por una vía concreta o hacer que nuestros fantasmas en las consolas de otros se comporten así. Estamos ante un juego más complejo de lo que cabía esperar, con cientos de items desbloqueables que además otorgan diversos atributos y ventajas extra, con muchos modos para cada modalidad deportiva, con bastante parámetros a ajustar en el multijugador, etc. Ni mucho menos aquí se esbozan los 6 deportes, unas áreas para cada uno y un manejo por movimiento. Rivals es una forma sofisticada y profunda de entender los títulos de este género y abrir muchas ventanas que el jugador ocasional desconocía y considerará hasta complicadas, lo que sirve al mismo tiempo para captar al hardcore.

Miles de cubos (polígonos) van formando nuestra cara en el escaneo facial. Es totalmente interactivo y cada paso acerca a nuestro avatar más a nuestra imagen real.
Miles de cubos (polígonos) van formando nuestra cara en el escaneo facial. Es totalmente interactivo y cada paso acerca a nuestro avatar más a nuestra imagen real.

Su gancho pretende ser la diversión directa con saborcillo arcade, pero que poco a poco va ganando en complejidad hasta convertirse en un juego profundo. Parece ser que el nuevo Kinect da para ello, y así en bolos, por ejemplo, tendremos que elegir bien entre las bolas especiales que tenemos, buscar tiros con efecto solo accesibles para quienes tengan más práctica, hacer jugadas estratégicas, etc. O en fútbol y tenis, cómo coloquemos la muñeca y el tobillo involuntariamente afectará de lleno en la dirección de la pelota tras la patada o el raquetazo. Luego, en motos de agua cuenta nuestra inclinación en las curvas, cómo usemos los pocos turbos que podremos recargar o el juego agresivo contra los otros corredores. En tiro de precisión un movimiento rápido de un solo dedo nos puede hacer fallar, también habrá que mirar con rapidez las opciones de diana, etc. Y por último, en escalada, hemos visto que los campeones se empujan unos a otros para arrojarse desde los altos picos, habrá que buscar el mejor equipo de ascenso, etc. Un universo de opciones, objetos, perks, modos, y trucos para mejorar en el control.

La isla de la competición

Al menos ésa es la intención de sus creadores de Rare, cautivar también al público jugón tradicional. Al fin y al cabo, eran una desarrolladora de videojuegos brillantes y muy complejos que consideramos en su momento clásicos instantáneos. Rivals no hace fácil ninguna prueba y fomenta un ambiente de competitividad constante ya desde la presentación de los tres equipos diferentes con características (motivaciones) propias: Los Lobos, Las Águilas y Las Víboras. Cada equipo cuenta con una cabeza pensante, con su líder (Vargu, Blake y Zara). Lo cierto es que los diseñadores han querido crear un contexto propio para cada equipo, por lo que estos tres personajes representan diferentes colectivos. Vargu es nativo de una isla que premia la cultura natural, Blake es un deportista que respeta el honor y la lealtad; frente a Zara, que representa la vertiente más mediática y comercial en el mundo de los deportes.

El público anima en la bolera, con un montón de bolas de habilidades diferentes y bastante precisión en el tiro basándose en la colocación de los dedos, la muñeca, balanceo del brazo...
El público anima en la bolera, con un montón de bolas de habilidades diferentes y bastante precisión en el tiro basándose en la colocación de los dedos, la muñeca, balanceo del brazo...

Lo cierto es que, además de que el control responda y presente opciones nunca antes tratadas en consolas, todo en Rivals aparenta estar bien atado en diseños, historias detrás, motivaciones, tutoriales, interfaz... Y cómo no, resultado técnico. Nos ha sorprendido el acabado gráfico a estables 30 frames por segundo y 1080p y texturas ultra definidas incluso en las distancias lejanas, pleno colorido e interacción con los entornos, o la exprisividad facial y de movimientos de los personajes y el siempre animador público. También, por supuesto, el comportamiento físico de las pelotas o el agua, totalmente reflectante y de sensación líquida y transparente. Y la luz, con angulación dinámica, ciclos día-noche y una gama de efectos puramente nextgen. En general estamos ante un producto deportivo que quiere ser más simulador y menos un compendio de minijuegos de estética infantil. Quiere celebrar el deporte, y eso se nota hasta en su banda sonora, con temas dance y de licencia actuales dentro como el popular Feel so close de Calvin Harris.

Esencia Rare y nueva concepción

Todos echamos de menos la Rare clásica, pero aceptada su nueva forma de trabajar y el interés constante que tienen por experimentar dentro de los videojuegos, Kinect Sports Rivals es un título con mucho del icónico estudio, un título esperanzador y que al ser profundizado manifiesta cierto salto tecnológico y de futuro respecto a lo que existía hasta la fecha. Es un producto arriesgado, sin duda, que tiene que saber mantenerse más allá del primer impacto inicial que son los escaneos corporales y faciales, y esas cuatro partidas con amigos en casa. Inspira confianza ver todos los modos, objetos a desbloquear, opciones de personalización, acabado técnico, etc. que posee, aunque no está solo en esto de los simuladores deportivos con sensores de movimientos y ya sabemos que la precisión es el principal obstáculo de esta clase de juegos.

Minas, rampas, atajos... Las carreras de motos acuáticas son puro vértigo y espectáculo.
Minas, rampas, atajos... Las carreras de motos acuáticas son puro vértigo y espectáculo.

Kinect necesita probar su poderío con algo, y Rivals quiere ser ese primer gran juego-examen creado solo pensando en el polémico dispositivo, para habituales y para ocasionales. El 11 de abril Microsoft tiene su prueba de fuego, la oportunidad de demostrar si realmente estamos ante algo tan revolucionario como se nos vende y obliga a tener con cada Xbox One. Probado durante un rato desde luego transfiere optimismo. En menos de un mes sabremos si su gama de particularidades y propuestas aguanta incluso ante hardcore gamers que le echen muchas, muchas horas y pongan a prueba en serio el dispositivo.

Regístrate o haz login para hacer un comentario
publicidad
7,5
Regístrate o haz login para votar
Desarrolla: 
Rare
Género: 
Deportes
Subgéneros: 
Arcade
Lanzamiento: 
11/04/2014
Plataforma: 
XBO
+12

Añadir a mis juegos

publicidad
publicidad
publicidad

Más en la web

publicidad
Publicidad