Skip to main content
Publicidad
The Drowning

The Drowning

review_game
| |

Los suecos Scattered Entertainment llevan a iOS y Android un título que ha causado cierta expectación durante estos últimos meses, un first person shooter post-apocalíptico conocido como The Drowning y que llega en formato free-to-play con una presentación bastante llamativa. Conozcamos más de cerca en nuestro análisis esta nueva aventura que trata de presentar un nuevo interfaz bajo una terrorífica ambientación.

Desde la fría Suecia nos llega un nuevo título de acción en primera persona, una vez más, ambientado en un mundo post-apocalíptico en el que la humanidad, afectada por un extraño brote, se ha convertido en un ejército errante de grotescas criaturas sedientas de sangre. Como uno de los pocos supervivientes, debemos luchar por nuestra vida a lo largo de un viaje en el que sobrevivir será nuestra único objetivo. Así, los chicos de Scattered Entertainment llevan a nuestros dispositivos iOS y Android un título que viene sonando fuerte estos últimos meses y que al fin podemos disfrutar de forma totalmente gratuita, puesto que llega en formato free-to-play. Acción y disparos en una odisea a través de un mundo desolado; veamos en nuestro análisis si The Drowning logra convencer a los fans del género gracias a su nuevo interfaz y a una presentación más que vistosa.

Oscuro futuro
El género post-apocalíptico cuenta cada vez con más obras en todo tipo de formatos, ya sean películas, novelas o videojuegos; The Drowning toma la idea de otros mundos devastados por una extraña infección y nos pone en la piel de un superviviente que debe resistir lo máximo posible a lo largo de hasta 15 localizaciones distintas. Una aventura en la que nos veremos constantemente acechados por un ejército de criaturas sin alma sedientas de sangre que irán a por nosotros sin dudarlo, en una grotesca orgía de armas, balas, gritos y sangre. Y lo hace como FPS al uso ‒convenientemente adaptado al interfaz táctil‒ pero con dos opciones radicalmente diferentes que tratan de contentar a todos los públicos.

The Drowning se presenta como un intenso título de acción en primera persona con una presentación destacable pero con un desarrollo de la aventura demasiado monótono y repetitivo.
The Drowning se presenta como un intenso título de acción en primera persona con una presentación destacable pero con un desarrollo de la aventura demasiado monótono y repetitivo.

En iOS y Android podemos disfrutar de dos tipo de first person shooter, los que tratan de emular un control físico con joystick e iconos virtuales ‒como los N.O.V.A., Dead Trigger o Modern Combat‒ y otros que basan su experiencia en un interfaz algo más parecido al de los shooters on-rails clásicos, paliando así la falta de comodidad y precisión de los primeros. The Drowning se situaría en un paso intermedio, aunque no logra destacar en ninguno de los dos. Así, podemos optar por controlar a nuestro personajes vía joystick e icono de disparo, aunque resulta bastante incómodo y poco fiable; por otro lado, tenemos la opción que llega por defecto, en el que tan sólo debemos tocar sobre el sitio deseado para desplazarnos y disparar tocando con dos dedos a la vez sobre nuestro objetivo.

Así, dicha opción resulta bastante más recomendable y, sorprendentemente, responderá con bastante agilidad a nuestras órdenes, a pesar de que el resultado pueda ser algo más casual de lo que nos gustaría. Eso sí, otras opciones se añaden al conjunto, como la necesaria opción de girar 180 grados rápidamente ‒a lo que recurriremos una y otra vez en los momentos más comprometidos‒ o mirar a nuestro alrededor desplazando el dedo sobre la pantalla en la dirección deseada; y es que nuestros enemigos llegarán de todas partes para tratar de acabar con nuestra solitaria vida. Al acabar con ellos ganaremos puntos que se sumarán a nuestro indicador, algo vital para el desarrollo de la aventura; según la parte del cuerpo que alcancemos, ganaremos más o menos puntos, siendo la cabeza el botín de más valor.

Los diferentes efectos gráficos son muy interesantes, especialmente los referentes a iluminación; monstruos de pesadilla con un mismo aspecto, una y otra vez.
Los diferentes efectos gráficos son muy interesantes, especialmente los referentes a iluminación; monstruos de pesadilla con un mismo aspecto, una y otra vez.

Si logramos enlazar varias muertes con disparos brillantes, entraremos en el llamado “frenzy mode”, lo que nos permitirá doblar nuestras puntuaciones y mejorar nuestras habilidades físicas; y es que al final de cada nivel ‒escenarios cerrados en los que defender nuestra posición o atacar sin piedad‒ seremos recompensados según nuestra puntuación, al final de una frenética cuenta atrás, siempre y cuando logremos permanecer con vida. Así, con cada nivel de puntuación logrado, accederemos a piezas de mayor valor para fabricar nuevas armas y mejorarlas, además de seguir con nuestro viaje reparando diferentes tipos de vehículos con los que desplazarnos por Norteamérica hacia un único destino... Empezaremos la aventura con una simple pistola, aunque poco a poco conseguiremos un arsenal tan variado como letal.

Por desgracia, dicho planteamiento queda empañado por un desarrollo repetitivo y monótono, que no aporta ningún aliciente extra para que el jugador termine aburriendo sus mecánicas, demasiado simples y poco inspiradas. Y es que continuamente tendremos que repeler las diferentes hordas de enemigos tratando de proteger nuestro fuerte ‒como una barricada de escombros o una casa abandonada‒ o entrando en acción en campo abierto ‒sin mucha libertad, por cierto‒ para acabar con el mayor número de criaturas posible. Y así una y otra vez; seguiremos un tímido hilo argumental en el que nuestro personaje nos irá descubriendo su peligroso viaje ‒con voces en inglés‒ a través de una serie de vistosas imágenes estáticas a modo de cómic... Y poco más. En este sentido, es un juego demasiado limitado.

El sistema de control por defecto es el más recomendable, aunque para muchos puede resultar demasiado casual; eso sí, cuando nos acostumbremos obtendremos buenos resultados.
El sistema de control por defecto es el más recomendable, aunque para muchos puede resultar demasiado casual; eso sí, cuando nos acostumbremos obtendremos buenos resultados.

Donde sí brilla con luz propia es en su presentación audiovisual, con un apartado gráfico sorprendente ‒especialmente por el detalle logrado y la iluminación global‒ sin caídas de rendimiento apreciables, incluso en los momentos de más carga con la pantalla llena de enemigos. Los paisajes están perfectamente recreados, así como los escenarios devastados y su peculiar ambientación. A nivel sonoro queda por debajo de lo esperado; las melodía son divertidas y acompañan a la acción con cierta personalidad, aunque se vuelven rápidamente repetitivas. Podemos hablar de los efectos de sonido en términos parecidos, puesto que en ningún momento sorprenden por su calidad. Además, los enemigos se repiten en exceso y sus animaciones tienen bastante margen de mejora; en este sentido, una de cal y otra de arena.

Y como buen título free-to-play, llega con una buena dosis de micro-pagos, lo que no debería entorpecer nuestro avance a menos que queramos avanzar más rápido, algo que se nos pasará por la cabeza más de una vez debido al tedioso desarrollo del mismo. Así, para acceder a las armas más valiosas y de mayor poder destructivo, así como conseguir combustible para nuestros vehículos y desbloquear nuevos escenarios, tendremos que gastar oro, el elemento más preciado del juego; por 8,99 euros podemos hacernos con algo más de 1.000 piezas. En definitiva, un título interesante en su género pero que llega con un desarrollo tedioso y repetitivo que entorpece más que divierte y que no llega enganchar más allá de unas cuantas partidas; eso sí, tiene varias cualidades que logran llamar la atención, como una presentación cuidada y un intento de aportar algo al siempre controvertido control táctil.

Tanto la variedad de armas como sus posibilidad de personalización son enormes, aunque las más efectivas serán tan caras que necesitarán de micro-pagos.
Tanto la variedad de armas como sus posibilidad de personalización son enormes, aunque las más efectivas serán tan caras que necesitarán de micro-pagos.

Conclusión: 

The Drowning es un título de acción en primera persona que llega a la AppStore y Google Play con la intención de aportar un soplo de aire fresco al género con un interfaz muy personal pero que queda algo empañado por su propio desarrollo y un modelo de negocio demasiado interesado en que pasemos por caja para suplir ciertas carencias a nivel de diseño. Aun así, ofrece otras cualidades que resultan interesantes para el jugador, como la posibilidad de elegir entre dos sistemas de control ‒uno algo más cómodo e interesante que el otro‒ y una presentación, por lo general, más que vistosa, con gráficos y efectos destacables y otros elementos ‒como la excesiva reiteración de enemigos y sus discutibles animaciones‒ no tan brillantes. Los micro-pagos no son obligatorios aunque pueden resultar muy útiles para paliar la sensación de estar haciendo una y otra vez lo mismo sin apenas recompensas. Un FPS totalmente en inglés, gratuito y que podría dar mucho más de sí con algunos ajustes en su propio concepto de juego.

Lo MejorLo Peor
Innovación en el control táctil
...A pesar de algunos altibajos como las animaciones o la reiteración de enemigos
Ambientación y diseño artístico
Demasiado repetitivo y tedioso en su desarrollo
Presentación gráfica convincente...
Micro-pagos intrusivos; modelo free-to-play algo controvertido

Puntuación

Correcto
No es lo último ni lo más original, tampoco cuenta con la mejor ejecución, pero puede divertir si te gusta el género. Bien, pero mejorable.
Cómpralo si te gusta el género y te gusta tenerlos todos.
Jugabilidad

El concepto de juego de The Drowning podría dar mucho más de sí, ya que su desarrollo repetitivo a más no poder se presenta como la excusa perfecta para que los más impacientes caigan en la trampa de los micro-pagos. Por otro lado, es de agradecer la posibilidad de elegir entre dos tipos de control.

Gráficos

En general, el apartado visual es sorprendente, con escenarios muy bien recreados y unos efectos de iluminación destacables; por contra, los enemigos son repetitivos a más no poder y sus toscas animaciones desmerecen el conjunto; irregular en este sentido.

Sonido

Las melodías tienen cierta personalidad, con temas animados que ligan bastante bien con la animación del juego; los efectos resultan algo más molestos, presentados con poco acierto.

Regístrate o haz login para hacer un comentario
6,9
Regístrate o haz login para votar
publicidad
Desarrolla: 
Scattered Entertainment
Género: 
Acción
Subgéneros: 
First Person Shooter
Lanzamiento: 
01/08/2013
Voces: 
Inglés
Texto: 
Inglés
Plataforma: 
IPH
También en:
AND IPD
+18MiedoSexoViolencia

Añadir a mis juegos

publicidad

Metacritic

Más en la web

publicidad
Publicidad