Skip to main content
Publicidad
RoboCop

RoboCop

review_game
| |

Glu Games se encarga de la adaptación al videojuego de la nueva película de RoboCop, un shooter en tercera persona que llega a dispositivos iOS y Android como un desafortunado título free to play con una propuesta de juego poco inspirada y una marcada tendencia a los micropagos. Llega el momento de limpiar las calles de una corrupta Detroit en nuestro análisis.

Los jugadores de más edad recordarán una película que causó furor en los ochenta, RoboCop, el primer gran éxito palomitero del director Paul Verhoeven que llegaba a los cines de todo el mundo con elevadas dosis de violencia explícita ‒sobre todo en la versión Director's Cut‒ y un trasfondo centrado en el dominio de las megacorporaciones sobre la sociedad y la mayor presencia de nuevas tecnologías en nuestro día a día. Muchos fueron los videojuegos que trataron de adaptar tan interesante largometraje a diversas plataformas con resultados algo dispares pero logrando algún que otro título de acción destacable. Pues bien, en medio de una industria de cine hollywoodiense con evidentes problemas creativos, el próximo 14 de febrero llega a nuestras salas de cine el remake de RoboCop, un film que recoge el testigo del original adaptándolo a una futura Detroit sumida en el caos. Veamos en nuestro análisis si Glu Games logra trasladar la acción y la adrenalina a nuestros dispositivos iOS y Android con un mínimo de calidad sin caer en la tentación de ofrecer un producto mediocre a expensas de un nombre conocido.

Vivo o muerto...
Este nuevo RoboCop huye de cualquier paralelismo con la obra original, adaptándose a los cánones de Hollywood de la actualidad; en lugar de presentar a un robot implacable, rudo y con pocos atisbos de humanidad ‒al menos en un principio‒ ahora tenemos ante nosotros un nuevo protagonista más moderno, ágil y estilizado, un héroe del siglo XXI que pierde por el camino mucha de la personalidad que a todos hipnotizó en 1987. Sea como fuere, la desarrolladora Glu Games se encarga ahora de la adaptación oficial de esta nueva película; y lo hace con poco acierto debido a numerosos problemas en su propia concepción, como una mala aplicación del modelo free to play, una jugabilidad tan limitada como aburrida y una puesta en escena algo descuidada.

El robot policía más famoso del celuloide regresa a los videojuegos con la adaptación táctil del remake que llega este 2014 a los cines de todo el mundo.
El robot policía más famoso del celuloide regresa a los videojuegos con la adaptación táctil del remake que llega este 2014 a los cines de todo el mundo.

...vendrás conmigo
El argumento de esta reinvención de RoboCop nos lleva a una Detroit de 2028 sumida en el caos, el terror y la corrupción, llevando a la población y a sus dirigentes a una situación de desesperación. Con una preocupante falta de medios, las fuerzas de seguridad recurren a la corporación OmniCorp para tratar de poner fin a años y años de violencia y destrucción; pero el precio es muy alto y deciden dejar de lado la robótica pura y dura para hacer de un agente de policía que se debate entre la vida y muerte ‒sí, Alex Murphy‒ en el agente de policía definitivo, mitad hombre, mitad máquina. A partir de aquí, y ya en el videojuego, deberemos tomar parte en numerosas misiones para acabar con los jefes de las bandas callejeras en un desarrollo que deja de lado el argumento y sólo se centra en la acción; eso sí, una acción que deja mucho que desear.

Así, empezaremos por superar una serie de misiones a modo de tutorial y rápidamente nos veremos en mitad del caos de Detroit, disparando a todo enemigo que se cruce en nuestro camino ‒ya sea humano o robótico‒ y sin nada más que hacer que ir comprando y mejorando nuevas armas o nuestra propia armadura de metal. Y es que estamos ante un shooter en tercera persona con muy pocas posibilidades, con escasas opciones de cobertura y de gatillo fácil. Con cada misión superada recibiremos beneficios en forma de moneda “normal” y moneda “premium” para así mejorar nuestras habilidades y equipamiento. Si bien es cierto que recurre a mecánicas de juego más que consolidadas en dichas plataformas, el resultado no puede ser menos afortunado, con una exagerada reiteración de elementos y situaciones que no animan al jugador a seguir avanzando más allá de unos pocos minutos de partida.

Estamos ante un shooter en tercera persona bastante limitado tanto en su jugabilidad como en su puesta en escena. Los drones de combate estarán a nuestro servicio en los peores momentos.
Estamos ante un shooter en tercera persona bastante limitado tanto en su jugabilidad como en su puesta en escena. Los drones de combate estarán a nuestro servicio en los peores momentos.

El interfaz es sencillo y accesible, sí, pero tampoco funciona como debería; no tenemos control directo sobre RoboCop, ya que tan sólo podremos cambiar de coberturas ‒destruibles tras un fuego intenso‒ de un modo automático gracias a los iconos situados a ambos lados de la pantalla. En la parte inferior de la pantalla se sitúan dos iconos que nos permitirán escanear a nuestros enemigos ‒para identificar puntos débiles o lograr su rendición tras desarmarlos‒ y pedir refuerzos en forma de drones de combate, que intensificarán nuestro poder ofensivo durante unos instantes. Dichos iconos son necesarios durante los momentos más intensos, puesto que nuestras armas se sobrecalentarán si intensificamos su uso durante demasiado tiempo: será aquí cuando entre en juego un mínimo de estrategia cambiando de cobertura mientras recuperamos nuestra arma a la vez que recurrimos a las habilidades secundarias, lo único realmente interesante de tan decepcionante propuesta.

Los escenarios suelen ser cortos y tras unas pocas oleadas ya los habremos completado; en este sentido, la acción peca de una constante sensación de script, otorgando una nula libertad al jugador más allá de cambiar de cobertura y acabar con los enemigos en el orden que más nos convenga; pandilleros fuertemente armados, robots de combate y otros engendros mecánicos de la corporación OmniCorp nos pondrán las cosas difíciles, sobre todo en los niveles más avanzados. Por suerte, podemos hacernos con una gran arsenal y aumentar nuestra potencia de ataque... Si nuestro bolsillo nos lo permite, puesto que los precios de las armas y las mejoras son exageradamente altos, con lo que deberemos repetir una y otra vez las mismas misiones para garantizar un avance más o menos cómodo; eso o pasar por caja vía micropagos, algo que se nos recordará una y otra vez.

AnteriorSiguiente
Regístrate o haz login para hacer un comentario
4
Regístrate o haz login para votar
publicidad
Desarrolla: 
Glu Mobile
Género: 
Acción
Subgéneros: 
Disparos
Lanzamiento: 
29/12/2013
Texto: 
Español
Plataforma: 
IPH
También en:
AND IPD
+12SexoViolencia

Añadir a mis juegos

publicidad

Metacritic

Más en la web

publicidad
Publicidad