Skip to main content
Publicidad
Publicidad

Monster Life

Monster Life
Monster Life
review_game
| |
1750 visitas

Monster Life es un nuevo título de simulación y gestión para iPhone, iPad y Android desarrollado por Gameloft que nos descubre un mundo mágico de papel lleno de criaturas adorables. Como guardianes de los monstruos de las islas de Numa, llega la hora de entrenar a criaturas fantásticas en nuestro análisis.

Desde Gameloft parecen sentirse cada vez más cómodos con el modelo freemium aplicado a muchos de sus juegos para dispositivos iOS y Android, especialmente en los títulos pertenecientes al género de la simulación y la gestión. Así, llega a la AppStore y Google Play el entrañable y simpático Monster Life, un nuevo título social en el que debemos entrenar y cuidar a nuestro propio equipo de monstruos en un mundo mágico hecho de papel. Pokémon marcó un antes y un después en esto de coleccionar, cuidar y entrenar a criaturas para participar en vistosas batallas; incluso el exitoso Tamagochi de Bandai –aquel llavero con pantalla LCD que reclamaba nuestra atención cada dos por tres– supuso toda una revolución a mediados de los años noventa en el sentido de adoptar criaturas y cuidar de ellas. Veamos más de cerca esta nueva propuesta para iOS y Android en nuestro análisis.

Gameloft ha querido recuperar todas la virtudes de los ejemplos anteriormente citados y dar a luz un título que, pese a no resultar muy original, sí tiene cosas muy interesantes por ofrecer. A primera vista, Monster Life presenta un aspecto genial, con un mundo de papel muy colorido y unos personajes tan bien animados como entrañables. El diseño artístico resulta genial –incluso presenta cierta personalidad– aunque siempre nos vendrá a la cabeza otras obras que se han tomado como referencia, ya sean videojuegos u otros productos de entretenimiento infantil. En las grandes pantallas de iPad y tabletas Android el título brillará especialmente, con un amor por el detalle muy particular y una gran variedad de elementos presentados al mismo tiempo.

Monster Life (IPH) Captura de pantalla
Monster Life presenta una interfaz típica de este tipo de títulos de gestión y simulación; iconos con los que interactuar para realizar diferentes acciones, como conseguir recursos o gestionar menús.

Espíritu Pokémon
A nivel de jugabilidad estamos ante un híbrido que bebe de muchos otros títulos; sus mecánicas recordarán enormemente a títulos de Pokémon e incluso al popular Nintendogs de Nintendo, en el sentido de cuidar a nuestras propias mascotas, en este caso, simpáticos monstruos. Así, lo que en un principio puede resultar complejo y vasto en contenido, al final se queda en una jugabilidad sencilla y sin muchas complicaciones. Debemos construir y mantener nuestra propia granja de monstruos y empezar a llenarla de simpáticos habitantes, para que podamos empezar a cuidarlos y entrenarlos; Monster Life ofrece más de veinte monstruos únicos, cada uno de ellos con su propia personalidad y habilidades, lo que da como resultado una buena variedad de personajes con los que interactuar.

El sencillo y típico argumento de Monster Life sirve como excusa para contextualizar el juego; hace un siglo, las islas de Numa sufrieron el ataque del misterioso Caos, pero gracias a un valiente entrenador y sus monstruos, pudieron librarse de él devolviendo la paz a su hogar. Ahora debemos tomar el papel del legendario entrenador y detener un nuevo ataque del malvado Caos. A partir de aquí, empezará nuestra propia aventura como entrenador y cuidador, hasta llegar a dirigir todo un rancho virtual diseñado para que nuestros monstruos se conviertan en auténticos defensores de la paz. El desarrollo de esta alegre aventura es conocido por todos los aficionados al género; a nuestra disposición tenemos una cantidad determinada de recursos y es nuestra tarea hacernos con ellos y administrarlos con acierto.

Monster Life (IPH) Captura de pantalla
Los personajes de Monster Life son tan simpáticos como entrañables; encontraremos más de veinte tipos de criaturas, con sus propias habilidades y características.

Gestión irregular
A partir de aquí podremos obtener nuevas criaturas para cuidar de ellas y entrenarlas con el objetivo de participar en batallas por turnos –demasiado simples, puramente testimoniales– , además de seguir ampliando y mejorando nuestro rancho virtual. Con todo, tanto el desarrollo del juego como sus mecánicas son atractivas y adictivas, aunque son conocidas por todos y no aportan ninguna novedad destacable. Eso sí, contamos con una buena cantidad de edificaciones para ampliar nuestras infraestructuras, además de un buen número de elementos de personalización. Y como suele ocurrir con todos estos tipos de juegos denominados sociales a coste cero, las micro-transacciones vuelven a hacer acto de presencia y no para bien del jugador, precisamente.

El avance es exageradamente tedioso, obligándonos a pasar por caja a partir de cierto punto; la obtención de dinero del propio juego –elemento esencial para seguir creciendo– es demasiado lenta, con lo que si queremos seguir jugando a Monster Life, deberemos recurrir a paquetes de monedas o recursos, con precios que van desde 1,59 euros, ¡hasta los 79,99 euros! Una auténtica locura. La interacción con nuestros monstruos es sencilla, aunque tras unas cuantas horas se volverá tan monótona como repetitiva; en los citados combates por turnos –con uno, dos o tres personajes– podremos acceder a power-ups y diferentes ventajas, además de poder interactuar mínimamente para decidir las pocas opciones libres de cada combate; en general, las peleas entre criaturas quedan en un lugar secundario y sólo representarán una pequeña parte del juego.

Monster Life (IPH) Captura de pantalla
Los combates representan una pequeña parte de un juego con bastantes cosas por hacer, aunque al final sus mecánicas resultan simples y directas.

Conclusión: 

Monster Life no llega para revolucionar el género y tampoco lo pretende; a pesar de que se mantiene en la línea de este tipo de juegos denominados sociales que inundan nuestros dispositivos táctiles, no ofrece nada nuevo, aunque su propuesta no es peor que otros títulos con mucho más nombre. Su apartado gráfico es vistoso y simpático, con un mundo colorido y unos personajes entrañables; su mayor problema radica en la lacra que representan los micro-pagos, un sistema de negocio que pretende sacarnos más beneficios de lo que sería deseable, eso si mantenemos el interés por un juego que no premia mucho el desarrollo del juego freemium. En muchas ocasiones resulta complicado encontrar el punto justo donde el jugador se sienta recompensado con este tipo de modelo de negocio. Sea como fuere ya podemos descargar Monster Life de forma gratuita en la AppStore y Google Play localizado a nuestro idioma.

Lo MejorLo Peor
Personajes entrañables
...Aunque totalmente supeditada a los micro-pagos
Apartado gráfico simpático y vistoso
Ritmo de juego freemium lento y tedioso
Jugabilidad típica de gestión y simulación...
Combates puramente testimoniales

Puntuación

Correcto
No es lo último ni lo más original pero pasarás unas horas divertidas. Con algo más de esfuerzo, hubiera sido mejor título. Cómpralo si te gusta el género y te gusta tenerlos todos.
Jugabilidad

La propuesta de Monster Life se cimienta en el género de gestión y simulación que todos conocemos de los llamados títulos “sociales”, basado en el modelo de negocio freemium totalmente dependiente de los micro-pagos, que se vuelven obligatorios a partir de cierto punto. Nada nuevo en el firmamento.

Gráficos

El apartado visual es muy simpático y vistoso, presentando un mundo colorido y detallado con unos personajes entrañables –los monstruos– perfectamente animados.

Sonido

El apartado sonoro queda en un lugar secundario con simpáticos efectos de sonido.

Regístrate o haz login para hacer un comentario
6,2
Regístrate o haz login para votar
Desarrolla: 
Gameloft
Género: 
Simulación
Subgéneros: 
Gestión
Lanzamiento: 
02/08/2012
Texto: 
Alemán, Español, Francés, Inglés, Italiano, Japonés
Plataforma: 
IPH
También en:
AND IPD
+3

Add to my games

publicidad

Metacritic

publicidad
Publicidad
Publicidad