Skip to main content
Publicidad
Publicidad

Crazy Taxi

Crazy Taxi
Crazy Taxi
review_game
| |
3355 visitas

Crazy Taxi revolucionó los salones arcade de medio mundo y potenció las ventas de la añorada Dreamcast en su lanzamiento; tras múltiples ports a distintas plataformas, llega a iOS el mítico arcade de conducción de Sega. Una jugabilidad endiablada, toneladas de diversión y la mítica banda sonora punk; todo en un interesante port para nuestros iPhone, iPad y iPod touch. Volvamos trece años atrás en nuestro análisis.

El que firma estas líneas es un auténtico fan de Crazy Taxi, del primero, del original; nunca olvidaré –allá por 1999– el día que, buscando alguna novedad en uno de tantos salones arcade de la época, me acerqué a un llamativa máquina recreativa atraído por una canción de uno de mis grupos favoritos. Un extravagante volante negro, un mueble amarillo chillón y un tema musical, All I Want de The Offspring. Rápidamente metí unas monedas y me atrapó sin compasión; al año siguiente, y con una nueva y flamante Dreamcast en mi poder, pude pasar horas y horas jugando con Axel y compañía mientras llevaba a los confiados clientes a sus destinos. Ahora, y tras trece años, podemos vivir de nuevo todas estas experiencias con la versión para dispositivos iOS de Crazy Taxi; Sega America ha completado un port prácticamente calcado al original, manteniendo todas sus bondades intactas y adaptándolo al interfaz táctil. Repasemos en nuestro análisis las claves de tan mítico título arcade.

Lo que tenemos entre manos –nunca mejor dicho– es un port del título original, y no una adaptación de las diferentes versiones aparecidas en infinidad de plataformas o un remake con mejores gráficos o nuevas características; es Crazy Taxi en estado puro, directamente del salón arcade a nuestros bolsillos. La mayoría de los aficionados a nuestros queridos videojuegos habrán jugado en alguna ocasión al título de Sega o como mínimo habrán oído hablar de él; para los que todavía no conozcan tan mítico arcade de conducción –si es que hay alguien–, Crazy Taxi nos propone conducir nuestro propio taxi por las calles de una ciudad basada en San Francisco, el marco ideal para realizar las más alocadas maniobras gracias a su particular orografía.

Crazy Taxi (IPH) Captura de pantalla
Crazy Taxi vuelve a la actualidad gracias a nuestros dispositivos iOS en un port calcado al original: acción frenética al volante, punk y diversión sin límites.

Personajes carismáticos
Podemos elegir a nuestro taxista favorito de entre los cuatro disponibles: Axel, B.D. Joe, Gena o Gus, cada uno de ellos con su propio vehículo. Nuestro objetivo: conseguir un cliente y llevarlo hasta su destino en el menor tiempo posible para así ir completando carreras, una tras otra, hasta que el tiempo llegue a cero. Si llegamos pronto, ganaremos una suculenta propina; si realizamos maniobras arriesgadas, también. Eso sí, debemos ser rápidos y precisos, puesto que si termina la cuenta atrás antes de llegar a la dirección correcta o cometemos más imprudencias de las necesarias, nuestro cliente se bajará del coche sin pagar ni un centavo, con lo que perderemos tiempo y dinero. La acción es frenética y no deja al jugador ni un segundo de descanso.

Este Crazy Taxi para iOS ofrece las mismas posibilidades que la versión original de Dreamcast, es decir, dos modos de juego –Arcade y Original–, unos tiempos por partida de 3, 5 y 10 minutos y unos divertidos añadidos en forma de mini-juegos que alargarán la vida de un título ya de por sí adictivo a más no poder. Los modos Arcade y Original se diferencian, básicamente, en la posibilidad de recorrer una ciudad mayor –con las localizaciones más distanciadas entre sí– en el segundo caso. Por otro lado, los mini-juegos permiten acercarse a la jugabilidad de Crazy Taxi desde otro punto de vista, en los que podremos participar en desafíos tan divertidos como hacer estallar la mayor cantidad de globos posible en un tiempo límite, realizar drifts suicidas mientras saltamos enormes distancias o convertir nuestro taxi en una bola de bowling para derribar gigantescos bolos. ¡Una auténtica locura!

Crazy Taxi (IPH) Captura de pantalla
Debemos recoger a nuestro cliente y llevarlo lo más rápido posible hasta su destino; la rapidez y las maniobras más alocadas serán nuestros aliados.

Punk y energía
Uno de los aspectos más recordados del juego de Sega es su genial banda sonora, compuesta por siete canciones de dos bandas de punk tan de moda a finales de los noventa como The Offspring y Bad Religion; temas como All I Want o Americana por parte de los primeros y Ten in 2010 o Them And Us por parte de los segundos. A diferencia de otros ports de Crazy Taxi donde se sustituyeron ambos grupos por otros, la versión iOS que nos ocupa mantiene los temas originales. Aunque si nos cansamos de escuchar una y otra vez las mismas guitarras podemos recurrir a nuestra propia lista de reproducción. El juego es compatible con Game Center y ofrece tablas de clasificación online y una larga lista de logros por desbloquear.

A nivel gráfico Crazy Taxi se muestra algo conservador; a pesar de presentar un aspecto visual calcado al original de Dreamcast –lo que conlleva unos modelados sencillos y una distancia de dibujado muy limitada, con un popping exagerado en algunas ocasiones–, podemos observar que el paso de los años no ha sido especialmente cruel con el juego de Sega. Eso sí, algunas texturas aparecen demasiado planas y a muy baja resolución, algo que nuestras pantallas Retina se encargarán de revelar en exceso. Por el momento no cuenta con compatibilidad con la nueva pantalla de iPhone 5; esperamos que se habilite dicha función en un futuro próximo para así sacar todo el provecho gráfico del nuevo smartphone de Apple.

Crazy Taxi (IPH) Captura de pantalla
Podemos disfrutar de una serie de mini-juegos que servirán para alargar la vida del juego; en este caso debemos utilizar nuestro taxi como si de una bola de bowling se tratara.

En este caso, los controles táctiles vuelven a resultar algo controvertidos; si bien se trata de un juego puramente arcade con un interfaz sencillo y directo, tanto los botones virtuales como la posibilidad de usar el acelerómetro para girar no resultan idóneos en ningún momento. En el primer caso usaremos las flechas de dirección para girar, mientras que los botones situados en la esquina opuesta servirán para acelerar hacia delante o hacia atrás. Lamentablemente, en muchas ocasiones pulsaremos el icono incorrecto, resultando catastrófico para nuestras posibilidades de éxito. Si optamos por el acelerómetro para la dirección de nuestro taxi, la experiencia tampoco mejorará; las grandes aceleraciones o los drifts más salvajes quedarán algo limitados por un interfaz poco preciso.

Conclusión: 

Con todo, este port de Crazy Taxi para dispositivos iOS resulta tan divertido y adictivo como el título original –ya sea el arcade o el de Dreamcast–, con la acción más frenética al volante y los temas más cañeros para animarnos a no soltar el acelerador. Ofrece los dos modos de juego del título de consola, una serie de mini-juegos que sirven para añadir algo de variedad a sus mecánicas –además de alargar la vida del juego– y un aspecto visual que, si bien resulta algo desfasado –y con unas texturas poco cuidadas–, ha resistido bastante bien el paso de los años. Los nuevos jugadores no deben dudar en probar todo un clásico de los salones arcade; los que ya hayan disfrutado del original y sus diferentes secuelas en otras plataformas, pueden viajar al pasado en un taxi tan alocado como divertido. Podemos conseguir Crazy Taxi en la AppStore por un precio de 3,99 euros con los textos en inglés.

Lo MejorLo Peor
Diversión arcade pura y dura
...Aunque presentan grandes altibajos
Contenido interesante
Transición táctil poco depurada
Tablas de clasificación online
Gráficos vistosos...

Puntuación

Bueno
Cumple las expectativas de lo que debe ser un buen juego dentro de su género. Su calidad general es buena aunque le falten detalles que nos gustaría ver incluidos. Cómpralo sin miedo.
Jugabilidad

El Crazy Taxi de toda la vida para nuestros dispositivos iOS; los controles táctiles no terminan de ofrecer la precisión deseada para un título con grandes dosis de frenetismo al volante.

Gráficos

Los gráficos, a pesar de resistir bastante bien el paso de los años, presentan ciertos altibajos que empañan el resultado final.

Sonido

Banda sonora original con temas de The Offspring y Bad Religion; si nos cansamos de dichos temas punk, podemos recurrir a nuestra propia lista de reproducción.

Regístrate o haz login para hacer un comentario
lsacera
Lun, 31/03/2014 - 10:53
Estamos ante un juego que tuvo su momento, pero que no se puede llevar al siglo XXI. Lo mejor, la música!!
7,2
Regístrate o haz login para votar
Desarrolla: 
SEGA
Género: 
Conducción
Subgéneros: 
Arcade
Lanzamiento: 
11/10/2012
Voces: 
Inglés
Texto: 
Inglés
Plataforma: 
IPH
También en:
IPD
+7Violencia

Add to my games

publicidad

Metacritic

publicidad
Publicidad
Publicidad