Skip to main content
Publicidad
Block Fortress

Block Fortress

review_game
| |

Block Fortress no es el primer título que se sirve de Minecraft como clara inspiración, aunque sí logra captar su esencia y llevarla a otra experiencia diferente, la de la jugabilidad tower defense más directa. Debemos construir y proteger nuestra propia fortaleza gracias a un gran arsenal, con ciertas pinceladas de estrategia y acción FPS; veamos en nuestro análisis si este conglomerado de ideas con aspecto retro logra satisfacer a los jugadores iOS más curtidos en el género.

Minecraft ha sido toda una revolución en el mundo de los videojuegos, llegando a una gran base de jugadores gracias a su accesibilidad y a las infinitas posibilidades que ofrece su adictiva propuesta de juego; su aspecto retro, además, no pasa desapercibido, provocando infinidad de opiniones contrariadas entre todo tipo de usuarios. Muchos son los títulos que han tratado de copiar su fórmula –ya sea a nivel de jugabilidad o de presentación– con resultados más que decepcionantes. Para tratar de cortar por lo sano con dicha tendencia, desde Foursaken Media han desarrollado Block Fortress, un nuevo tower defense que mezcla varios elementos de otros géneros, como gestión, estrategia y acción first person shooter, todo con un aspecto retro-pixelado prácticamente calcado al del exitoso título de Mojang. Veamos en nuestro análisis si esta particular mezcla de elementos para nuestros iPhone, iPad e iPod touch logra llamar la atención de todo tipo de aficionados, y en particular, de los que llevan horas y horas en el cúbico mundo virtual de Minecraft.

Cúmulo de ideas
A pesar de que Block Fortress presenta un amplio abanico de posibilidades, su jugabilidad se centra en dos principios básicos: la vertiente de gestión y construcción –donde la estrategia juega un papel principal– y la de la acción más directa, al más puro estilo FPS. Así, al principio nuestra principal preocupación será construir nuestra propia fortaleza y asegurarnos de equiparla con los suficientes elementos defensivos –con hasta 26 tipos de torretas– y muros de protección, además de un diseño que permita que la energía fluya correctamente –esencial para mantener nuestras defensas a pleno rendimiento– y que podamos abastecernos de varias fuentes de recursos minerales. El dinero disponible será bastante limitado, con lo que deberemos pensar muy bien nuestra posición inicial y gestionar correctamente cada uno de los elementos disponibles. Esta primera parte del juego se muestra bastante competente, con un buen puñado de opciones a nuestra disposición.

La jugabilidad de Block Fortress se divide en dos apartados claramente diferenciados: estrategia y gestión y la acción FPS más directa. El resultado es más que interesante.
La jugabilidad de Block Fortress se divide en dos apartados claramente diferenciados: estrategia y gestión y la acción FPS más directa. El resultado es más que interesante.

Una vez estemos satisfechos con nuestra obra, será el momento de pasar a la segunda parte de Block Fortress, a la acción más directa; tocando sobre cualquier punto del mapa pasaremos a una vista en primera persona, con lo que podremos movernos empuñando un arma para así enfrentarnos directamente a las diferentes oleadas de enemigos. Mientras que durante los primeros compases de nuestra cúbica aventura las opciones a nivel de armas y equipamiento serán bastante limitadas, a medida que vayamos ganando combates iremos desbloqueando nuevas clases de pistolas, escopetas o ametralladoras, entre muchas otras. Además, los enemigos irán ganando en variedad, así como los diferentes tipos de bloques para construir y terrenos disponibles; incluso podremos jugar a la plena luz del día o durante la noche más cerrada.

Tenemos tres modos de juego a nuestra disposición: Survival, Quickstart y Sandbox. El primero será el modo principal y nos permitirá vivir la experiencia Block Fortress más fiel a su propio concepto, ya que podremos alternar de una forma muy equilibrada entre la gestión y construcción de nuestra fortaleza y la acción más desenfrenada. Quickstart, tal y como su nombre indica, nos dará una única oportunidad para construir nuestra base antes de que empiece un continuo asalto enemigo. El modo Sandbox, por otro lado, será ideal para los jugadores no iniciados, ya que tendremos recursos ilimitados y podremos pausar las diferentes oleadas de enemigos en cualquier momento. Pasaremos grandes momentos gracias a cualquiera de sus modos de juego, puesto que todos ellos permiten explotar todos los apartados de un título muy completo a nivel de desarrollo, con infinidad de elementos y armas por desbloquear y un sinfín de opciones a nuestro alcance.

Deberemos luchar contra oleadas de cúbicos enemigos; en las secciones FPS el control no responde como debería, causando más molestias de las necesarias durante los tiroteos.
Deberemos luchar contra oleadas de cúbicos enemigos; en las secciones FPS el control no responde como debería, causando más molestias de las necesarias durante los tiroteos.

Conclusión: 

Block Fortress basa todo su potencial en una propuesta de juego muy atractiva que combina elementos de varios géneros, como la gestión y construcción, la estrategia e incluso la acción más directa tipo FPS. A ello debemos sumar una presentación general que no esconde su fuente de inspiración y que resultará ideal para unos y funesta para otros; sus paralelismos con Minecraft son más que evidentes, aunque lleva su propia personalidad a nuestros dispositivos iOS con bastante éxito. Eso sí, durante el modo FPS tendremos que lidiar con un control táctil que no logra estar al nivel de los títulos de acción de la AppStore, resultando bastante torpe e incómodo. Si dejamos de lado esta particularidad, podremos disfrutar de todo un tower defense con ligeros destellos de otros géneros en su jugabilidad, pero que padece de una notable falta de originalidad en su presentación que puede incluso molestar a los fans del título de Mojanq; si su mezcla de estilos nos atrae, ya podemos pasar por la AppStore y hacernos con Block Fortress por un precio muy competitivo de 1,79 euros, eso sí, completamente en inglés y con alguna que otra inclinación a los micro-pagos en forma de packs de minerales.

Lo MejorLo Peor
Exitosa mezcla de géneros: gestión, construcción, estrategia, acción...
...Aunque resulta casi idéntico a Minecraft; nula originalidad en este aspecto
Enorme cantidad de elementos y armas por desbloquear
Controles táctiles incómodos en su vertiente FPS
Estilo retro muy atractivo...
Completamente en inglés

Puntuación

Bueno
Cumple con las expectativas de lo que es un buen juego, tiene calidad y no presenta fallos graves, aunque le faltan elementos que podrían haberlo llevado a cotas más altas.
Cómpralo sin miedo.
Jugabilidad

La propuesta de juego de Block Fortress aúna acción FPS, gestión y estrategia, todo para lograr un tower defense muy variado y con un desarrollo muy atractivo. El control de las secciones FPS deja bastante que desear.

Gráficos

Su presentación retro-pixelada es prácticamente calcada a la de Minecraft, lo que agradará a unos y disgustará a otros. En cualquier caso, no resulta muy original.

Sonido

A nivel sonoro no sorprende especialmente; efectos poco inspirados pero que cumplen con su cometido.

Regístrate o haz login para hacer un comentario
7,5
Regístrate o haz login para votar
publicidad
Desarrolla: 
Foursaken Media
Género: 
Acción, Estrategia
Subgéneros: 
First Person Shooter
Lanzamiento: 
07/03/2013
Texto: 
Inglés
Plataforma: 
IPH
También en:
IPD
+12MiedoViolencia

Añadir a mis juegos

publicidad

Metacritic

Más en la web

publicidad
Publicidad