Skip to main content
Publicidad
Angry Birds 2

Angry Birds 2

review_game
| |

Tras numerosos spin-off y otros experimentos, Rovio al fin se decide a dar el paso con Angry Birds 2, la primera secuela numerada del rompecabezas basado en físicas más famoso del mundo. Todos los detalles de este nuevo free-to-play para dispositivos iOS y Android en nuestro análisis.

angry-birds-2_td-605x300.jpg TD

A estas alturas no hace falta presentar una saga tan popular como Angry Birds, rey de reyes del panorama casual en dispositivos táctiles que ha sufrido de una extrema sobre-explotación desde su ya lejana aparición en la AppStore y Google Play allá por 2009; y es que desde la primera entrega hemos recibido spin-off como los Season, Rio, Bad Piggies, Star Wars I y II o Stella, además de otros experimentos enmarcados en diferentes géneros como los Epic, GO!, Transformers o el más reciente Fight!, todos ellos con resultados bastante dispares en cuanto a calidad. Y no ha sido hasta ahora, en pleno 2015, cuando recibimos la primera secuela numerada de los pajaritos cabreados de Rovio, Angry Birds 2, un título que recoje lo mejor de los spin-off más celebrados, no sin recuperar el espíritu del original, eso sí, añadiendo mejoras a todos los niveles, nuevos desafíos y mecánicas y un modelo de negocio que parece haberse asentado en la compañía finesa: el free-to-play. Veamos en nuestro análisis si su condición freemium arruina las buenas intenciones de una franquicia con serios problemas de desgaste.

Bigger. Badder. Birdier.
Angry Birds 2 llega con numerosas novedades que sobre el papel resultan más que interesantes; así, los pajaritos originales ‒Red, Chuck, The Blues, Matilda, Bomb y Terence‒ reciben a un nuevo compañero llamado Silver, un pajarito con grandes habilidades para el vuelo. Por otro lado, ahora nuestros amigos alados estarán representados por unas tarjetas de personaje que podremos desbloquear a medida que avancemos en la historia y que podremos usar a nuestro antojo y en el orden que queramos a lo largo de los 240 niveles que presenta el título, con más por llegar en un futuro cercano mediante actualizaciones gratuitas; sin duda, unos números a tener en cuenta. Gracias a dichas tarjetas, podremos modificar nuestra estrategia en plena partida, adaptándonos a las exigencias de unas construcciones porcinas que se generarán de forma aleatoria en cada nuevo intento.

Angry Birds 2 (IPH) Captura de pantalla

   Angry Birds 2 (IPH) Captura de pantallaAngry Birds 2 (IPH) Captura de pantalla

Eso sí, cabe decir que Angry Birds 2 llega como el título más difícil de la saga, puesto que ciertos niveles no serán para nada accesibles sin prestar una gran atención a los detalles que esconden los entornos, a la disponibilidad de nuestro pájaros y sus habilidades y la posibilidad de disponer de hechizos, power-ups en forma de tarjetas que nos ayudarán en los momentos más complicados; poderes especiales como patos de oro que caerán del cielo para causar estragos entre los levantamientos porcinos o ventiscas implacables que transformarán madera y piedras en frágil hielo para que podamos acabar con los cerditos verdes más fácilmente. Aunque no podemos pasar por alto que ahora los niveles serán multi-fase, es decir, pasaremos de un asentamiento enemigo a otro en un mismo nivel, disponiendo de los pájaros que nos queden en la recámara pero con la posibilidad de conseguir tarjetas extra si logramos causar un nivel determinado de destrucción.

Como decimos, Angry Birds 2 propone todo tipo de nuevos retos al jugador más experimentado. Incluso podremos participar en arenas de combate multijugador con tablas de clasificación online; la interacción con redes sociales está asegurada, así como la posibilidad de hacernos con vidas extra si interactuamos con amigos en línea. Y aquí llegamos al punto más controvertido de lo nuevo de Rovio, su modelo de negocio. Y es que tal y como ocurriera con los últimos títulos de la compañía, Angry Birds 2 llega en formato free-to-play, acompañado de ciertos condicionantes que si bien no resultan extremadamente molestos, sí llegan a perjudicar la experiencia de juego más de lo que nos gustaría. Así, su desarrollo se basa en vidas que debemos conservar superando niveles si no queremos sufrir de intervalos de treinta minutos para recibir una vida extra; si nos quedamos sin ellas ‒algo que ocurrirá muy a menudo debido a la exigencia de ciertos niveles, especialmente con algunos jefes finales‒, o bien gastamos la escasa moneda premium en forma de gemas, pasamos por caja o sufrimos de fastidiosos anuncios o visitas a sponsors para ganar una simple vida.

Angry Birds 2 (AND) Captura de pantalla

   Angry Birds 2 (IPH) Captura de pantallaAngry Birds 2 (IPH) Captura de pantalla

Con todo, la experiencia de juego se resiente de dichas decisiones, un modo de distribución que no ayuda en nada al jugador y que en cambio hace del juego una aplicación mucho más popular y descargada entre jugadores casuales. Más allá de estas consideraciones, Angry Birds 2 ofrece buenas sensaciones con un nivel de desafío superior, infinidad de niveles por desbloquear y una puesta en escena más que resultona, abonándose por completo a la personalidad cartoon que tan bien le sienta a la franquicia. Tanto gráficos como melodías y efectos son sencillos, sí, pero resultan sumamente simpáticos y agradables, con animaciones realmente graciosas, varios planos de scroll para unos niveles muy detallados e incluso con algunos efectos de iluminación y partículas más que decentes; por otro lado, los temas musicales y los efectos están muy cuidados y presentan la suficiente variedad.

Conclusión: 

Angry Birds 2 podría haberse convertido en el Angry Birds definitivo de no ser por su condición free-to-play; si bien es algo más permisivo que Angry Birds Stella, la experiencia de juego queda lastrada por elementos que poco tienen que ver con el videojuego como tal. Y es que la dificultad se ha visto incrementada en ciertos segmentos ‒algo positivo‒, lo que nos llevará a caer en las redes freemium en forma de molestas esperas de hasta treinta minutos por vida o visionado de anuncios totalmente fuera de contexto, llegando así a su parte más oscura. Por lo demás, y a pesar de la evidente fatiga de unas mecánicas que poco han evolucionado desde su aparición seis años atrás, esta secuela numérica ofrece cosas interesantes para los fans de los pajaritos de Rovio, que no son pocos. Estilo cartoon muy trabajado, un gran sentido del humor, desafíos en forma de niveles complejos, arenas de combate online... En definitiva, Angry Birds 2 es un título ameno y divertido que pide a gritos una política de distribución clásica y nuevas fórmulas que logren atrapar a toda clase de jugadores.

Lo MejorLo Peor
Diversión y sentido del humor ocurrente
Los elementos freemium condicionan nuestro avance
Contenido abrumador con hasta 240 niveles y otros extras
Mecánicas desgastadas vistas una y otra vez
Puesta en escena cartoon amena e incluso sorprendente
Cuelgues puntuales de la aplicación

Puntuación

Correcto
No es lo último ni lo más original, tampoco cuenta con la mejor ejecución, pero puede divertir si te gusta el género. Bien, pero mejorable.
Cómpralo si te gusta el género y te gusta tenerlos todos.
Jugabilidad

Angry Birds regresa a sus orígenes con unas mecánicas desgastadas que acusan el paso del tiempo y un modelo de negocio free-to-play que si bien es algo más permisivo que entregas anteriores, sigue resultando molesto e incluso desesperante en ciertos momentos.

Gráficos

Su puesta en escena está realmente trebajada y resulta amena y ocurrente gracias a unos gráficos tipo cartoon que les sientan como anillo al dedo a la ecuación; incluso algunos efectos resultan sorprendentes.

Sonido

Tanto melodías como efectos de sonido están a la altura de lo que se espera de un título de la saga; no sorprenden pero sí son efectivos.

Regístrate o haz login para hacer un comentario
6,7
Regístrate o haz login para votar
publicidad
Desarrolla: 
Rovio
Género: 
Puzle
Lanzamiento: 
30/07/2015
Texto: 
Español
Plataforma: 
IPH
También en:
AND IPD
+3

Añadir a mis juegos

publicidad

Metacritic

Más en la web

publicidad
Publicidad