Skip to main content
Publicidad
Publicidad

2K Drive

2K Drive
2K Drive
review_game
| |
5825 visitas

Lucid Games y 2K Sports unen sus fuerzas para llevar a la AppStore el simulador de automovilismo definitivo para dispositivos iOS. Veamos en nuestro análisis si 2K Drive logra transmitir las sensaciones al volante de los mejores vehículos del mundo en un sinfín de carreras, pruebas y estilos de conducción.

La AppStore ha recibido durante los últimos meses dos títulos de conducción muy esperados por sus fans, dos juegos totalmente opuestos por su estilo y jugabilidad, pero más que interesantes para los aficionados al género. Mientras que Real Racing 3 de Electronic Arts ofrecía un apartado audiovisual y una puesta en escena muy cercana a la realidad, el reciente Asphalt 8: Airborne de Gameloft abogaba por la diversión y la espectacularidad más desenfadada, no sin descuidar la emoción de sus vistosas carerras. Ahora llega el turno de 2K Sports y Lucid Games con 2K Drive, un simulador puro que trata de acercarse a la experiencia de juego de la saga Real Racing sin renunciar a su propio estilo. Y es que sus creadores son responsables de otros juegos de conducción en consolas como los Project Gotham Racing o Blur. Veamos en nuestro análisis si 2K Drive merece la atención de los fans de la velocidad tras las últimas novedades del género en iPhone, iPad e iPod touch.

Estilo único
Lo primer que nos sorprenderá de 2K Drive es su control y jugabilidad; con el objetivo de lograr un simulador de conducción táctil lo más parecido a la realidad ‒algo bastante difícil, todo sea dicho‒, su control nos parecerá lento, incluso perezoso. Por suerte, contamos con la posibilidad de configurar la sensibilidad y el esquema de control que mejor se adapte a nuestro estilo de juego. Así, si el control por defecto basado en la dirección mediante acelerómetro no nos convence, siempre podemos optar por usar un control totalmente táctil o un híbrido de ambos. Una vez hayamos encontrado nuestra configuración ideal, necesitaremos de un tiempo prudencial de adaptación, ya que estamos ante un título tan exigente como personal en su ejecución; eso sí, podemos contar con diferentes ayudas a la conducción como la asistencia de trazada y frenada, control de tracción o ABS. Además, apreciaremos un comportamiento diferente según el coche que pilotemos, algo de agradecer en un simulador de carreras.

2K Drive (IPD) Captura de pantalla
2K Drive llega a la AppStore como un vistoso simulador de conducción con algunos de los mejores coches del mundo a nuestra disposición, como este potente SRT Viper.

El título presenta un plantel de coches reales bastante atractivo aunque algo limitado en número y variedad de modelos; mientras que podemos encontrar todo tipo de vehículos con distintos niveles de rendimiento y estilos de conducción, otros títulos ofrecen mucha más variedad y un número netamente superior. Así, empezaremos con los coches más sencillos como un Fiat 500 Turbo, un Nissan Cube o un Dodge Dart GT, pasando después a un grupo algo más interesante formado por los Ford Focus ST, Ford Escort RS Cosworth de 1992 o Chevrolet Camaro SS de 1967, entre otros, además de otros vehículos off-road. Hasta llegar a los más caros y rápidos del juego, los superdeportivos formados por coches tan especiales como el Chevrolet Camaro ZL1, Chevrolet Corvette 427, Nissan GT-R, SRT Viper, Ford GT o McLaren MP4-12C, siendo el Formula Ford ‒un monoplaza de competición‒ el más rápido del juego.

Un total de 27 coches que más bien saben a poco, sobre todo si lo comparamos con la increíble oferta de Real Racing 3. Donde sí cumple y con creces 2K Drive es en la oferta de carreras y modalidades en las que participar, con Campeonatos de todo tipo, Desafíos diarios, carreras de rallye, competiciones de aceleración o drag y otras pruebas especiales, como huir a toda prisa de un helicóptero que tratará de darnos caza, conducir por una especie montaña rusa tan estrecha como peligrosa o participar en divertidos partidos de fútbol con balones gigantes y coches a modo de jugadores. Así, los Campeonatos son el eje central de la experiencia 2K Drive, a través de los que ganar trofeos, estrellas y millas, parámetros que servirán para adquirir nuevos vehículos, reparar y mejorar los que ya tengamos o personalizarlos entre bastantes opciones.

2K Drive (IPD) Captura de pantalla
Por lo general, el juego cumple gráficamente, aunque en algunos aspectos está algo descuidado; los modelados son algo justos aunque la iluminación cumple con su cometido.

La configuración de los vehículos es una aspecto que se ha cuidado bastante, puesto que podemos modificar un buen número de piezas, desde exteriores como interiores, pasando por el casco del piloto, cambiar las llantas o incluso personalizar el interior. El progreso de juego es similar a otros títulos de carreras en los que avanzamos para desbloquear nuevas pruebas, hacernos con mejores coches y gestionar nuestro garaje, además de subir de nivel de pilotaje. También podemos disputar carreras multijugador, eso sí, en modo asíncrono, restando gran parte del atractivo de jugar con nuestros amigos en tiempo real. El problema es que el desarrollo del modo principal resulta algo aburrido y algo condicionado por una serie de características propias de juegos free-to-play, algo que no se entiende si tenemos en cuenta que 2K Drive ya cuesta 5,99 euros en la AppStore.

Tanto es así, que deberemos medir muy bien nuestros gastos, puesto que obtener nuevos ingresos será bastante repetitivo; en este sentido, tendremos que gastar dinero en la reparación de nuestros coches tras una carrera, arreglando desperfectos en chapa, suspensiones, motor y otros elementos, lo que nos puede costar muy caro si no somos cuidadosos con nuestra forma de pilotaje. Pero lo que más sorprende es la presencia de contadores para cada reparación; si tenemos la suficiente paciencia, podremos arreglar determinados desperfectos sin gastar estrellas, aunque tendremos que esperar un tiempo determinado, siempre dependiendo de la gravedad. Por otro lado, si nos quedamos sin estrellas, tendremos que esperar a que la cuenta atrás llegue a cero o pasar por caja.

2K Drive (IPD) Captura de pantalla
Podremos participar en animadas pruebas off-road con diferentes vehículos especialmente diseñados para ello; la oferta se completa con carreras de todo tipo y pruebas especiales tan divertidas como originales.

Sí, 2K Drive presenta opciones vía micro-pagos, algo que no es de buen recibo en un título de casi 6 euros; no son necesarios pero pueden llegar a condicionar la experiencia de juego. Ganar nos proporcionará un buen puñado de estrellas, aunque tendremos que medir bien nuestros pasos y actuar con responsabilidad, tanto en nuestra conducción como en la gestión de los coches. Eso sí, los más impacientes quizás se decidan a pagar para desbloquear todo de inicio y disfrutar de toda su oferta sin restricciones, aunque además de caro, le restará gran parte de su atractivo. Por otro lado, el diseño del interfaz no convence en absoluto; los menús táctiles no funcionan como deberían ‒presionar varias veces un icono para que funcione resulta desesperante‒, resultan caóticos y navegar por las diferentes opciones es bastante tedioso. Eso sí, recibiremos información del mundo del motor mediante actualizaciones constantes de las noticias más destacadas.

A nivel visual tampoco destaca especialmente, puesto que presenta algunos altibajos que lo alejan de la excelencia de otros títulos similares. Los modelados de los elementos en pantalla son algo irregulares aunque presenta efectos de iluminación interesantes; las físicas de los vehículos convencen desde su vertiente de simulación, siempre teniendo en cuenta que estamos ante un juego táctil para smartphones y tablets. Podemos optar entre varias cámaras ‒la interior es realmente vistosa‒ o colocar nuestra cara en la del piloto tras fotografiarnos. Por lo general, no se aprecian problemas de bajadas de rendimiento; incluso seremos testigos de daños en tiempo real o de suciedad en los coches. Por otro lado, los escenarios y los circuitos ‒ambientados en ciudades como Londres o Tokyo, entre otras‒ tienen un aspecto algo desangelado, resultando demasiado planos y poco atractivos, dando una imagen general algo descuidada. Los sonidos sí están algo más trabajados, con ruidos de motor personalizados, efectos para un buen número de elementos y temas animados en la presentación de cada carrera.

2K Drive (IPD) Captura de pantalla
Podemos incluir nuestra cara a la del piloto de nuestro coche previa fotografía; las carreras multijugador se reducen a un modo asíncrono poco atractivo.

Conclusión: 

2K Drive llega a la AppStore como un simulador de conducción interesante pero que se queda a medio camino en varios aspectos importantes. La experiencia de juego puede llegar a estar condicionada por un sistema de micro-pagos algo intrusivo, algo que no es de recibo en un título que ya cuesta casi 6 euros. Nunca son obligatorios pero dinamizan considerablemente el desarrollo de nuestra partida; por otro lado, los contadores para las reparaciones no aportan nada e incluso resultan molestos. El plantel de vehículos se antoja escaso y, en general, poco variado y su presentación sufre de algunos altibajos. Mientas que físicas, efectos varios y los desperfectos de vehículos son vistosos, los modelados y su aspecto general queda lejos de los últimos títulos del género en iOS. Si bien el control ofrece una buena cantidad de configuraciones, necesitará de un tiempo prudencial de adaptación por parte del jugador; no es algo negativo pero conviene tenerlo presente. Su parte positiva llega con un sinfín de pruebas, campeonatos, modos de juego y estilos de conducción, además de una buena representación de la simulación más exigente en formato táctil, aunque el modo multijugador se limita a partidas en modo asíncrono. Ya podemos hacernos con 2K Drive con los textos en castellano por 5,99 euros.

Lo MejorLo Peor
Gran número de pruebas y estilos diferentes
...Aunque algo descuidada en escenarios y modelados
Físicas y desperfectos muy conseguidos
Diseño de los menús lento, tedioso e impreciso
Presentación general con detalles interesantes...
Elementos de corte freemium con micro-pagos en un título de pago

Puntuación

Bueno
Cumple las expectativas de lo que debe ser un buen juego dentro de su género. Su calidad general es buena aunque le falten detalles que nos gustaría ver incluidos. Cómpralo sin miedo.
Jugabilidad

2K Drive llega como un interesante simulador de conducción con físicas conseguidas aunque un control muy exigente. Tenemos a nuestra disposición un sinfín de carreras, campeonatos y modalidades, aunque el plantel de vehículos resulta algo limitado y poco variado.

Gráficos

A nivel de modelados no convence aunque muestra varios efectos y desperfectos en vehículos más que vistosos. Los escenarios podrían mejorarse, así como su variedad. El diseño de los menús está muy por debajo de lo esperado.

Sonido

Temas animados para las presentaciones de las pruebas y sonidos de lo más trabajados durante las carreras con ruidos de motores personalizados.

Multijugador

Las pruebas multijugador se reducen a carreras en modo asíncrono, restando gran parte del atractivo de correr contras nuestros amigos en tiempo real.

Regístrate o haz login para hacer un comentario
Freak_Lord
Jue, 12/09/2013 - 19:50
iLoQueSea... simulador de conducción... creo que no.
7
Regístrate o haz login para votar
publicidad
Desarrolla: 
Lucid Games
Género: 
Conducción, Simulación
Lanzamiento: 
05/09/2013
Texto: 
Español
Plataforma: 
IPH
También en:
IPD
+3

Add to my games

publicidad

Metacritic

publicidad
Publicidad
Publicidad