Skip to main content
Publicidad
publicidad

Guitar Hero Live, Impresiones

preview_game
| - Impresiones |

Guitar Hero regresa a la escena 5 años después con GH Live. Nuevas guitarras, nueva jugabilidad, nueva puesta en escena, versión sin necesidad de consola, una cascada de canciones descargables de todos los estilos y el mundo de las estrellas del rock vivido como nunca antes para un reboot completo de la fórmula. Hell yeah, baby!

Escenario a oscuras. Público rugiente. Las baquetas marcan un tempo rapidito. Se encienden todos los focos, vemos a nuestros compañeros de banda saludar y darlo todo con el arranque. El mástil de nuestras nuevas guitarras empieza a arrojar notas en una sucesión virtuosa. Así hemos conocido Guitar Hero Live, la reinvención completa de la exitosísima marca melódica de Activision que este año va a volver a dar caña con su renovada propuesta jugable, esquemática, accesible y de presentación. Nuevo espíritu, que se ha enseñado al mundo y la prensa europea en el mítico pub Scotch of St James de Londres, una de las sedes de los conciertos íntimos del rock por donde han pasado artistas y bandas de la talla de The Beatles, Rolling Stones, Jimi Hendrix o The Who. El teaser de ayer hizo que empezara a hablarse en internet del secreto.

El nuevo Guitar Hero Live cambia el gameplay gracias a las nuevas guitarras de 6 botones en 2 hileras, 3 blancos y 3 negros, dejando atrás los convencionales 5 pulsadores por colores. Cambian las sensaciones, con una rompedora puesta en escena en primera persona e imagen real. Cambia la apariencia, con un GH a la orden del día, más fácil de navegar, y de marcado restyling para centrarse más en las vertientes sociales y en línea, las ampliaciones de bibliotecas mediante descargas, los desafíos periódicos, los menús ágiles, los modos de juego alternativos, la aplicación para dispositivo móvil... La nueva era de los juegos musicales acaba de instaurarse. Esto no es lo que conocíamos y creeríamos de una fórmula continuista. Esto es otra cosa.

La perspectiva de la partida cambia a la primera persona. También hay videoclips.
La perspectiva de la partida cambia a la primera persona. También hay videoclips.

Sin fecha exacta, ni plataformas de lanzamiento, ni modelo de negocio detallado, ni precio para las nuevas guitarras, ni especificaciones de la compatibilidad de éstas... este nuevo GH apunta directamente a otoño de este 2015 en todas sus versiones, temporada que compartirá con el que vuelve a ser su único competidor si quitamos a Rocksmith, Rock Band. Bien es cierto que lo nuevo de Harmonix, Rock Band 4, juega con otros valores ahora ya bien distintos a los de este renacimiento al cargo de otros especialistas en el género arcade. Guitar Hero Live deja incompatibles los antiguos periféricos ya que no quiere ser continuista en sus propuestas de interacción ni sistema de juego.

Mientras RB4 sigue apostando por guitarra, bajo, batería y micrófono sobre el mismo gameplay de siempre solo que con una más que probable evolución de mecánicas y prestaciones, este reboot de Activision se vuelca con algo muy distinto y fresco, que nos obligará a hacernos con nueva guitarra pero que sin duda da un salto cualitativo crucial sobre lo ya existente, justo lo que muchos asiduos a las notas virtuales que bajan a toda velocidad estábamos esperando. No es fácil decidir cuál es la apuesta más acertada de cara a ventas y beneficios, cuál triunfará. Cada una juega con sus propios patrones y decisiones comerciales y conceptuales. Los riesgos más grandes los asume el nuevo Guitar Hero.

Lo estás haciendo mal y la gente reacciona. Que no se aburra tu público.
Lo estás haciendo mal y la gente reacciona. Que no se aburra tu público.

Fuego real en el escenario

Lo que está claro es que el nuevo GH Live busca emular de forma más realista que nunca las sensaciones y emociones del mundo de las estrellas del rock, ponernos en la piel de un guitarrista idolatrado que se mueve entre bastidores nervioso, desea suerte a sus compañeros, sube al escenario, y siente cómo el público y el resto de músicos responden de forma coherente a su actuación, según lo esté haciendo. Esta experiencia variable en tiempo real se consigue, según nos contaban los responsables del mastodóntico proyecto que usa la imagen real y la vista en primera persona para fomentarla, con un buen grupo de actores y cientos de extras como público dispuestos a pasar por distintas sesiones de grabación con avanzadas cámaras robóticas y un ritmo de imagen dinámica sin precedentes.

Veremos varios síntomas, gestos y actitudes según lo estemos haciendo, convirtiendo el concierto en un auténtico espectáculo ardiente del rock más estremecedor o en una bochornosa actuación desafinada y que genere abucheos y un público muerto que ni se inmuta. El montaje en escena está hecho frame a frame, de manera que un segmento con el público y los compañeros totalmente entregados y contentos se fusiona perfectamente con otro donde la gente abuchea y los de al lado nos miran mal. El concierto está vivo y se comporta como un todo orgánico donde no hay segmentos marcados por transiciones ni patrones dejados al azar, y realmente nos sentimos dentro de la actuación y nuestra banda.

7239_0213_ghlive_stage2.jpg Captura de pantalla

Tres son las canciones y escenarios mostrados, con bandas distintas -no las reales- y enmarcadas en lo que parecía ser un festival ficticio llamado Soundial. The Killers con When you were young (ya incluida en anteriores Guitar Hero), Fall Out Boy con My songs know what you did in the dark, y The Black Keys con Gold on the ceiling. La versión escogida de los temas en dos casos era directa de disco y en When you were young de Live Show. Rock de diverso estilo y de grupos que coquetean con sonidos que no tienen mucho que ver. Ésa es una de las nuevas intenciones de este Guitar Hero renovado, abarcar más, poseer canciones de pop, country, soul, heavy metal, indie, rock'n roll, reggae, folk... clásicas de cada género a la par que lo último que esté estilándose en cada formato y la escena.

Los escenarios van desde una pequeña sala de conciertos, en el sótano subterrado de lo que parece un local con varias décadas a sus espaldas, hasta un gran estadio con cegadores focos, rayos láser, cañones de humo... y, tanto la pista como la grada, a reventar de gente. El show comienza en todo el laberinto de pasillos y camerinos del backstage, con montadores, técnicos y backliners corriendo de un lado para otro, y nuestros ficticios compañeros de banda preparados para salir. Una vez sobre el escenario, la adrenalina se dispara al comenzar la actuación. Preguntamos a los encargados del juego por el precio de incluir a los músicos reales de cada grupo -con miembros vivos- para conseguir una experiencia aún más realista. Entre risas nos contestaron: "desorbitado, imposible". Es comprensible, conseguir esta experiencia para cada canción ha requerido varias sesiones de grabación.

Sucesión de blancas y negras, o las dos a la vez. Nueva locura en cascada.
Sucesión de blancas y negras, o las dos a la vez. Nueva locura en cascada.

La precisión de una púa

"No son pocos los meñiques que se quedaron atrofiados con el sistema clásico", bromeaba el productor del título al hablar del cambio de gameplay radical que va a experimentar la serie con la nueva botonera. Realmente el planteamiento por colores estaba muy bien, con el desplazamiento de mano para la tecla naranja en los modos avanzados o incluso la pantalla táctil al principio del mástil en los últimos modelos de guitarra. Pero ahora todo se complica y pasaremos solo a usar los dedos índice, corazón y anular de la mano izquieda mientras la palanca de rasgueo sigue en la derecha. Eso sí, los tres dedos en posición elevada o baja, con 3 botones blancos y 3 negros, por tanto 3 raíles en pantalla por donde bajarán las notas. Esto crea un abanico de combinaciones inagotable, de negras y blancas, mantenidas, pulsaciones al unísono, escalas completas, arpegios...

Aún sabiendo jugar muy bien al formato clásico, este nuevo reenfoque es desafiante desde la primera partida. Nos hace pensar de otra forma, tener en cuenta un nuevo factor clave, la hilera (blanca o negra). Lo que tenemos que entender como una buena noticia conseguida con este cambio radical es que hasta los más expertos tendrán que aprender a jugar casi de nuevo. Y decimos "casi" porque también es cierto que, si se viene de los anteriores, hay algo de ventaja al saber cómo funciona y cuál es el tacto exacto de Guitar Hero. Ahora, en plena partida y a toda velocidad, se percibe más preciso y justo. También más limpio con una interfaz simplificada que solo muestra combo y energía para desatar el Hero Power. Éste se dispara con un botón grande y alargado al lado de la barra de rasgueo. No queda claro si se eliminará la posibilidad de activarlo levantando la guitarra. En esta demo no estaba habilitado este movimiento.

img_4040.jpg Captura de pantalla  img_4039.jpg Captura de pantalla

Respecto al tacto, nos han advertido de que estas guitarras (arriba) no se confirman aún como las definitivas y finales que llegarán a las tiendas, pero que a buen seguro se parecerán. Tienen un peso y tamaño como las anteriores, y es una buena idea el tacto diferenciado para los botones blancos (liso) y los negros (enrejado). No hemos podido mirar con atención los demás botones de las nuevas guitarras, que no tenían logos de ninguna plataforma concreta y parecen ser universales para todos los soportes. Stick de movimiento, palanca de vibrato, botones auxiliares y un botón Home que en estas partidas nos dejaba parar el juego y abrir un sencillísimo menú de pausa donde, por ejemplo, cambiar la dificultad en cualquier momento sin necesidad de reiniciar con ello la canción. Presentación muy directa, muy visual.

Por lo que hemos visto, habrá 4 modos de dificultad. Hay variaciones reservadas a cada modalidad además de, cómo no, más velocidad y notas según cómo de difícil elijamos tocar las canciones. Lo que sí hemos observado desde ya, al menos con estos tres temas escogidos para esta primera demo jugable, es que regresa el interés al máximo por hacer que el jugador sienta que está tocando realmente la melodía de guitarra o bajo que escucha. Es decir, se busca otra vez que las notas a tocar con los botones más o menos coincidan con las reales, en ritmo y posición, con secuencias como los solos que son una auténtica maravilla de jugar. Muy satisfactorio y divertido incluso sabiendo de música. Se han querido trabajar más las mecánicas jugables y sensaciones a los mandos, es más profundo, más sofisticado, más realista.

Mantener un combo como éste, de 330 notas, es más difícil que antes.
Mantener un combo como éste, de 330 notas, es más difícil que antes.

Guitar Hero TV

La magia del directo y los homenajes televisados a modos de videoclips o documentales los encontramos en varios modos de GH Live pero también en Guitar Hero TV. En el modo estándar, adicional a la Carrera singleplayer o en grupo y el multijugador, nos encontraremos con distintos eventos y conciertos únicos que podremos desempeñar solos o con amigos, contra el resto del mundo o contra las tablas de puntuaciones exigidas, incluso con más que probables herramientas de grabación, fotos, etc. Esto no está confirmado pero el planteamiento nos hace pensar en compatibilidad con cámaras. Por otra parte, GHTV es la modalidad que nos deja jugar sobre videos, que almacena toda la información de los artistas, creará programas homenaje, duelos online, etc. Quiere convertirse en una modalidad central para la comunidad fiel al juego, donde encuentren su experiencia personalizada. Pero todavía se ha detallado muy vagamente.

Lo estás haciendo bien y tus compañeros están eufóricos.
Lo estás haciendo bien y tus compañeros están eufóricos.

Rompiendo con el modelo tradicional

Otra duda que va a quedar sin resolverse hasta más adelante viene en los precios y el modelo de negocio exacto que va a emplearse. Todo parece indicar que habrá posibilidad de descargar canciones adicionales mediante pagos individuales. Pero, ¿habrá un paquete inicial del juego con X temas o ya desde la primera canción habrá que tirar de internet y tarjeta de crédito para obtenerla? No sería de extrañar un formato de venta basado en este segundo modelo, un formato alejado del disco de juego tradicional. El nuevo GH se presta a que el jugador solo tenga que comprar en físico la guitarra para luego ir adquiriendo poco a poco su propia librería de canciones, escenarios, modos y vídeos.

El espíritu de accesibilidad ante todo nos hace imaginar un formato donde las guitarras -unicas e inalámbricas- sean compatibles con cualquier versión del juego, incluida la ya anunciada App para iOS y Android, que nos dejará jugar sin tener una consola en la que correrlo. Desde luego Guitar Hero agradecería todo esto, como ha hecho SingStar en su revisión de la marca y con ideas de ejecución, negocio y compatibilidades directamente cogidas de Skylanders. Los tiempos han cambiado y el formato de distribución va por canales más rápidos, versátiles y directos. Que una saga tan querida como Guitar Hero haya sabido ponerse al día de esta forma no es una mala noticia. Estaremos muy pendientes a cómo Activision traza el nuevo panorama para intentar colar un buen número de nuevas guitarras en el máximo de hogares posible. Ha vuelto en buen rock.

Guitar Hero Live (PS4) Fotografía

Regístrate o haz login para hacer un comentario
publicidad
--
Regístrate o haz login para votar
No cover available.
Desarrolla: 
Activision
Texto: 
Español
Plataforma: 
PC

Añadir a mis juegos

publicidad
publicidad
publicidad

Más en la web

publicidad
Publicidad