Skip to main content
Publicidad
Final Fantasy XV
publicidad

Final Fantasy XV, primeras horas jugables

preview_game
| - Impresiones |

Jugamos cinco horas al esperado título de Square Enix y comentamos lo que nos pareció, las claves del combate y elementos destacables.

Una de cal y otra de arena. Nos la prometíamos muy felices la semana pasada con la sesión más larga de Final Fantasy XV hasta la fecha, unas cinco horas de juegos que nos permitían sumergirnos como nunca en un juego que es clave para el futuro de la compañía y en el que se ha invertido una incalculable cantidad de recursos desde su concepción original, cuando era Versus y parte de una ambiciosa y fallida apuesta por construir una mitología conjunta llamada Fabula Nova Crystallis que aimentase a varios títulos.

La de cal venía hace unos pocos días, cuando Square Enix decidía anunciar que demoraba un par de meses el lanzamiento del juego, de un 30 de septiembre que se podía tocar con las manos a un más lejano 29 de noviembre, siempre hablando de lanzamiento global. En el contexto de lo que hemos tenido que esperar por ver este proyecto salir a la luz, es ciertamente una cantidad de tiempo insignificante, pero no deja de ser una curiosa demora prácticamente a las puertas de lanzamiento que deja un poco con la miel en los labios a los aficionados que estaban ya contando los días.

Final Fantasy XV (PS4) Captura de pantalla

Pero lo que nos ocupa ahora es hablar de las sensaciones que nos generó el juego en esa larga sensación, en donde exploramos el comienzo del juego, justo cuando Noctis parte de Insomnia en un viaje junto a sus compañeros Gladiolus, Ignis y Prompto. No comentaremos aquí la naturaleza de la historia, aunque los que no han perdido detalle de los vídeos y materiales promocionales saben perfectamente los objetivos del viaje y lo que sucede en medio de él, algo que tendrá relación con otro personaje importante de esta trama: Lunafreya de Tenebrae, oráculo, sierva de los dioses, prometida y amiga de la infancia del protagonista.

Justamente a Tenebrae iba el grupo de amigos, a bordo del Regalia, un convertible que anteriormente perteneció a Regis, el padre de Noctis y rey de Lucis. Será en las afueras de Insomnia, la capital, en donde empezaremos a recorrer la carretera y donde empezará nuestra aventura, en principio bastante relajada y reflejando ese ambiente de grupo de amigos de toda la vida que ha ido caracterizando a este Final Fantasy XV desde que adoptó esta naturaleza menos sombría que la visión de Nomura. El punto de partido será un taller de reparaciones donde nos recibirá la despampanante Cindy, sobrina de Cid que a su vez es viejo compañeros de Regis. Si a Square Enix le ha afectado algo la polémica sobre la indumentaria de Cindy, desde luego no lo aparenta; no sólo la ropa ha cambiado un ápice, sino que la cámara se recrea a veces en algunos detalles de la vistosa anatomía de la mecánica.

Final Fantasy XV (PS4) Captura de pantalla

Con el coche en reparación, tendremos nuestro primer atisbo sobre la estructura del juego una vez que se nos deja rienda suelta. El primer paso será siempre ir a un punto donde sirvan comida, en donde además de poder pedir uno de los platos locales, lo primero que nos permitirá es aprender las localizaciones destacadas cercanas dentro del mapa, tales como puntos de acampada y centros de interés en general. A continuación nos ofrecerá misiones locales, generalmente de caza por lo que pudimos apreciar en un primer lugar, aunque también hay de otra naturaleza (en concreto hay de cuatro grandes tipos: historia principal, caza, por diversión y regionales. En esta primera localización las misiones se centraban en eliminar a tipos concretos de bestias salvajes, con una mayor dificultad hasta llegar a una bestia especialmente significativa en la zona, si teníamos el nivel necesario para ello.

Al margen, tenemos las misiones principales que serán las que nos hagan progresar en el desarrollo de la historia, en este caso era algo muy sencillo, casi a modo de tutorial, pidiéndonos acudir a diversos puntos para acabar con un grupo específico de animales salvajes, luego buscando a un cazador que no había dado señales de vida en un tiempo y ayudándole a dar caza a una bestia especialmente poderosa de la zona. Mientras hacemos todo esto podemos ir a nuestro aire, atacando o no a los diferentes enemigos que pastan por la zona, recogiendo elementos del terreno y pudiendo buscar zonas de acampada. Un elemento interesante es que una vez encontrado una de estas localizaciones, no sólo podemos acampar sino que también podemos medirnos en un 1 Vs 1 con Gladiolus, que actúa como nuestro instructor de combate y que nos puede venir bien para ver los fundamentos del combate.
Aún así, el combate real es una bestia complicada de domar en estos primeros compases del juego: rápida y un punto caótica, está claro que ningún Final Fantasy principal ha tenido una aproximación más activa que ésta que se nos ofrece. Controlamos a Noctis, con una amplia variedad de habilidades y posibilidades, acompañado de sus tres compañeros controlados por la IA, pero obedientes a nuestras indicaciones.

Final Fantasy XV (PS4) Captura de pantalla

Lo primero es el propio protagonista, caracterizado tanto por su capacidad de invocar armas como por su habilidad de teletransportarse. Ambas definen su gran movilidad dentro del campo de batalla (que por supuesto está completamente integrado en el mundo, no hay ninguna transición entre andar y combatir, sólo se advierte de que un enemigo nos puede atacar si seguimos acercando en su territorio, pero también podemos salirnos del combate huyendo sin más si vemos que no estamos preparados, al menos de los combates normales). Una de las habilidades más útiles del príncipe es su habilidad para teletransportarse y golpear al mismo tiempo, que consume una buena cantidad de maná pero nos permite realizar un potente ataque con poca capacidad de respuesta por parte del enemigo. Hay que tener cuidado de agotar la barra de maná, ya que eso nos agotará y limitará nuestra capacidad de movernos.

De una forma más modesta podemos desplazarnos con una voltereta en el suelo para esquivar ataques de forma menos estilosa, pero más importante es el botón de guardia. Lo importante del mismo no es la posibilidad de protegernos, que también, sino que pulsándolo en el momento adecuado nos permitirá lanzar un potente contraataque. El problema de este útil movimiento es que en el caos de la batalla, cuando no tienes claro que bestias te van a atacar, la indicación del contraataque puede aparecer en cualquier momento y los tiempos de reacción son exigentes, así que más de una vez, a menos que estemos especialmente atentos y sepamos por donde viene el siguiente enemigo, nos comeremos un buen golpe intentando realizar esto.

Final Fantasy XV (PS4) Captura de pantalla

También tuvimos la posibilidad de utilizar la conocida habilidad de Noctis de invocar armas de diferente tipo al vuelo, lo que nos da una gran adaptabilidad en el combate. Por defecto tendremos una espada corta normal, un compromiso entre potencia y habilidad, pero en cualquier momento podemos pasar a un espadón ancho al estilo del que usa Gladiolus, tremendamente lento pero muy poderoso, o a las cuchillas que usa Ignis, que nos da una gran velocidad y movilidad, lo que se refleja también los movimientos que vemos en nuestros combos, con cosas como los pasos rápidos que damos para colocarnos detrás del enemigo como una consecuencia de encadenar golpes. Lo único que no parece que podamos imitar es el arma de fuego de Prompto, limitándonos a las armas cuerpo a cuerpo.

A lo largo de nuestras horas de partida tuvimos ocasión de equiparnos con una lanza, con un gran alcance aunque algo lenta. Y también tuvimos posibilidad de equiparnos con algunas armas especiales, muy ligadas al poder de la familia de Noctis y que nos permiten la posibilidad de realizar ataques demoledores, a costa de consumir constantemente una considerable cantidad de maná. A esto hay que añadir la habilidad de activar habilidades especiales de nuestros compañeros, que servirán como auténticos complementos a nuestros ataques y movimientos, como pedir a Gladiolus que haga un movimiento giratorio que dañe a una buena área a su alrededor. Según avance la partida podrán aprender otros tipos de movimientos y asignarlos según nuestras preferencias, pero en todo caso habrá que tener ojo en cuándo y dónde utilizarlos, ya que una mala llamada puede hacer que el movimiento se desperdicie.

Final Fantasy XV (PS4) Captura de pantalla

Un elemento en el que parece que se ha puesto énfasis es en dar variedad a los encuentros, especialmente los que tienen que ver con la historia. Los combates contra criaturas individuales poderosas demostraron ser, en estos primeros compases, los más divertidos, intensos y entretenidos, donde veíamos cómo nuestros pequeños triunfos y fracasos tenían un efecto importante sobre el combate y nuestra propia salud, especialmente si éramos tácticos y apuntábamos a zonas concretas a nuestro rival. No queremos olvidarnos de un elemento que nos facilitó la vida en ocasiones: la magia, que aquí en Final Fantasy XV se interpreta de forma muy distinta. Básicamente, hay elementos naturales que podemos encontrar en el entornos tales como fuego o electricidad, que luego podemos usar para generar hechizos de uso limitado. Dependiendo de la cantidad invertida de estos elementos, obtendríamos un mayor efecto, pero era también posible mezclarlos con otros objetos como pociones, de forma que podían crear algo que curaba un poco y dañaba al enemigo en cuestión. Es, sin duda, un método curioso y muy diferente a lo acostumbrado, que está por ver cómo será recibido por los que tienen a los magos como arquetipos favoritos en la saga.

Un detalle que nos llamó la atención de estas primeras horas de juego es la importancia a lo cotidiano como una forma de identificarse con los protagonistas y la aventura. Por un lado, los gestos de complicidad entre los miembros eran permanentes, incluso montados en el coche. Podías ver como de repente Promto se sentaba de espaldas en el asiento delantero y se ponía a hablar con Noctis mientras Ignis conducía, o los múltiples gestos andando o en combate entre los miembros del grupo. Más allá de lo corporal, el lenguaje, las bromas y las formas deja claro que son amigos y de muchos años, elevando la autenticidad de los lazos de Final Fantasy XV.

Final Fantasy XV (PS4) Captura de pantalla

Hablando de esto, quizás lo que más cautivó a nosotros y otros compañeros de prensa fueron los pequeños guiños relacionados con las aficiones de cada uno. Prompto es aficionado a la fotografía y cada vez que descansemos nos enseñará una serie de fotos de cómo ha pasado el día, con los miembros del grupo practicando diferentes poses. Las que más nos gusten podremos guardarlas y compartirlas en las redes sociales, ya que cada jugador tendrá unas distintas frente a los demás en el mismo momento. A Noctis en cambio le encanta pescar y podremos practicarlo con un entretenido minijuego en los puntos habilitados a tal efecto. Y en general, se apreció un detalle increíble a la hora de representar las muy diversas comidas que nos servían o preparaba el propio Ignis, siempre con espectaculares primeros planos de los platos para hacernos la boca agua. Al margen de eso, hay otras actividades ociosas, siendo posiblemente la más curiosa una máquina de pinball llamada JusticeMonstersFive, que incluso tendrá su propia aplicación para móviles.

Nuestra partida terminó junto cuando derrotamos a un mini-jefe en una intensa batalla y entramos en una nueva zona, con mucha más vegetación y en donde tendremos la posibilidad por primera vez de montar a Chocobos (siempre y cuando venzamos en combate a una peligrosa bestia). Fue una buena aproximación a la fórmula Final Fantasy XV, que busca un equilibrio entre libertad, exploración y significado de las misiones, creando un amplio mundo repleto de lugares a donde ir pero sin hacer entender al jugador que tiene que completar miles de misiones para poder avanzar ni llenar cada esquina de iconos de interés.

Final Fantasy XV (PS4) Captura de pantalla

Según comentó Tabata, el motivo del retraso es que planeaban un gran parche para el día 1 con mejoras en rendimiento y otros aspectos del juego, pero consideraron que mucha gente no tendría internet disponible en ese momento y no disfrutarían del juego en plenas condiciones, así que optaron por retrasarlo y aguantar el par de meses necesarios para pasar los certificados e integrar completamente el parche. Son muchos los videojuegos que se confían al milagroso “parche del día 1” y que luego reciben sonoras críticas y burlas, especialmente cuando son juegos muy esperados y sujetos a mucho escrutinio. Hemos esperado 10 años, y si el precio de tener un mejor juego es dos meses más, nos lo podemos permitir o eso piensa quien suscribe estas líneas. Desde luego, Tabata y su equipo no están para dejar suelto ningún cabo, saben que van a tener muchos ojos puestos en ellos y es, quizás, la mejor elección dentro de una industria del videojuego en el que los problemas y los bugs se pueden actualizar, pero los vídeos y las opiniones negativas permanecen, más en una saga que arrastra tanto (para lo bueno y para lo malo) como Final Fantasy y en un momento de su trayectoria tan importante como la presente.

Regístrate o haz login para hacer un comentario
publicidad
8
Regístrate o haz login para votar

Comprar:

ver más tiendas
PAL/ES 18.99 € Comprar >
PAL/ES 18.99 € Comprar >
Desarrolla: 
Square Enix
Género: 
Acción, Rol
Lanzamiento: 
29/11/2016
Voces: 
Inglés, Japonés
Texto: 
Español
Plataforma: 
PS4
También en:
XBO
+16Violencia
publicidad
publicidad
publicidad

Más en la web

publicidad
Publicidad