Skip to main content
Publicidad
Dust 514
publicidad

Dust 514

preview_game
| - Avance |

Aunque su existencia ya era conocida desde hace tiempo, CCP logró la campanada al conseguir unos siempre preciosos minutos en la conferencia pre-E3 de Sony para su Dust 514, anunciado como exclusiva para PS3.

En el mundo de los MMO hay dos modelos de juego reconocibles ahora mismo, uno de ellos extremadamente mayoritario y otro muy minoritario. El predominante es el modelo popularizado por Everquest y convertido en coloso por World of Warcraft: crear un personaje y pasar por una progresión compuesta de misiones, mazmorras, combates contra otros jugadores y otros elementos, todo dentro de un mundo inmutable, en la que las acciones del jugador no significan mucho. Lo único que cambia en esos juegos es el propio personaje, gana niveles, logra mejor equipamiento e incluso obtiene monturas u otros elementos, pero su mundo no cambia a su alrededor excepto cuando lo dicta el equipo de desarrollo, no hay consecuencias reales a las acciones del jugador y la experiencia es bastante similar para cada jugador, ya que los caminos de progresión son similares; es lo que se conoce familiarmente como diseño 'parque de atracciones.'

EVE representa, casi en solitario, un concepto opuesto: el MMO 'sandbox', un tipo de juego en el que los usuarios tienen un universo que se moldea en función de sus acciones, donde una derrota en combate tiene consecuencias y en donde el balance de poder entre las corporaciones puede depender de una batalla. Todo en EVE está moldeado por las acciones del jugador: son los jugadores los que recolectan materiales brutos de los asteroides y los procesan, son los jugadores los que producen las naves del juego para venderlas, son los jugadores los que mueven la economía y también son los dueños de una gran porción de una gigantesca galaxia compuesta por miles de sistemas solares -más de 6000 para ser exactos-, estableciendo sus propias bases, creando sus alianzas y batallando por mantener o aumentar su influencia. Es un espacio virtual único en el que han acontecido algunas de las acciones más increíbles ocurridas en un videojuego: colosales estafas con un valor económico muy real, épicas batallas con cientos de naves que han marcado el destino de una región y traiciones entre jugadores que han sacudido los cimientos de todo un imperio. Espionaje, ambición, poder, corrupción... el universo de EVE es tremendamente humano en su naturaleza porque está forjado por la acción de humanos, y eso es lo que lo convierte en algo tan impredecible.

3_391.jpg Captura de pantalla

Esta explicación es necesaria porque en realidad puede que muchos de los que estén leyendo esto ni siquiera sepan lo que es EVE, pese a que es un juego con muchos años en el candelero y 14 ampliaciones, pero en PC. Muchos usuarios de PS3 no están familiarizados con este universo, o ni siquiera han jugado a un MMO en su vida, ¿qué les ofrece este DUST 514? En resumidas cuentas, el nuevo proyecto de los Islandeses es una invitación a los usuarios de la consola de Sony para participar en ese universo, pero desde un punto de vista completamente diferente. Mientras los jugadores de EVE navegan con sus colosales naves, manejando la compleja logística de los diferentes aspectos del juego -estadísticas, menús, configuraciones de naves, estrategias....- los jugadores de consola serán mercenarios, luchando con armas y vehículos a cara de perro en los miles de planetas presentes en esta galaxia. Un FPS en el que cada batalla tendrá consecuencias en un espacio social establecido de miles de jugadores.

4_279.jpg Captura de pantalla

La idea no es demasiado compleja de explicar. Gran parte del espacio de EVE está a merced del control de grandes corporaciones y alianzas formadas por jugadores. Es en ese espacio, donde rige la ley del más fuerte, donde las corporaciones luchan por los valiosos recursos que les permiten construir la infraestructura que necesitan: estaciones especiales, elementos defensivos, naves... Es lo que se conoce como 'Soberanía' y mantenerla es algo sumamente costoso en tiempo y recursos. En los últimos tiempos, ese concepto fue rediseñado para poner a los planetas como eje de ese poder, convirtiéndolos en superficies donde se instalan fábricas, se extraen minerales y forman, en general, las columnas de la economía en estos espacios. Con Dust 514, lo que se pretende es añadir una nueva capa a ese status quo. Los jugadores de EVE tendrán el dominio de los cielos, pero los jugadores de Dust lo tendrán en la tierra, y ambos bandos deberán entenderse si quieren sacar el máximo partido a su espacio.

5_227.jpg Captura de pantalla

Los usuarios de Dust 514 serán mercenarios, podrán operar en solitario pero, como sucede en EVE, lograrán mayor influencia formando parte de clanes más grandes, que podrán ser contratados por las corporaciones de jugadores de EVE para conquistar territorios dentro de los planetas. Las distintas corporaciones interesadas podrán pujar por los servicios de los mejores ejércitos de mercenarios y pagarles con la moneda de este universo, ISK, un dinero que los jugadores podrán utilizar en su propio equipamiento, incluyendo instalaciones, vehículos de combate y apoyo, armas, armaduras y otros complementos. Al igual que sucede con EVE, los jugadores con más capital en el juego tendrán cierta ventaja, aunque también tienen el problema de que su victoria no está garantizada y las derrotas son derrotas; si pierdes, pierdes toda la inversión. El poder financiero de los actores principales en EVE es importante, pero hay incontables casos en los que la habilidad, la coordinación y la estrategia de un grupo de jugadores han acabado con objetivos aparentemente mucho más poderosos (y caros) que ellos, por lo que se espera que esa máxima se lleve a Dust.

2_408.jpg Captura de pantalla

Dentro de esas reglas básicas, las posibilidades se presentan interesantes. Las mayores y más competentes corporaciones de mercenarios serán las llamadas a participar en los conflictos más importantes de EVE. Pero esos soldados no son simplemente perros de presa que los navegantes espaciales pueden lanzar con dinero, los grupos terrestres también tienen su propio poder de decisión. Pueden optar por tomar ellos directamente el control de las instalaciones si no están de acuerdo con las condiciones de su cliente o simplemente porque sí, pueden beneficiarse de las instalaciones de un planeta, o destruirlas para que nadie se pueda aprovechar de ellas. Y aunque algunas de las colosales naves Amarr, Minmatar, Caldari y Gallente tendrán capacidad para realizar bombardeos planetarios, también desde tierra habrá posibilidad de usar cañones especiales de largo alcance capaz de devolver el castigo. Ahora bien, hay un pero, los planetas dependen de las naves para cosas como transporte y apoyo logístico. Sin los navegantes, no se pueden instalar cosas como centros de clonación en el planeta, lo que implicará que los soldados que mueran no renacerán en el planeta que estaban defendiendo, lo que comprometerá su posición. La dinámica entre las diferentes facciones tienen potencial para ser apasionantes.

6_206.jpg Captura de pantalla

AnteriorSiguiente
Regístrate o haz login para hacer un comentario
publicidad
--
Regístrate o haz login para votar
Desarrolla: 
CCP Games
Género: 
Acción
Subgéneros: 
First Person Shooter
On-line: 
64 Jugadores
Lanzamiento: 
14/05/2013
Plataforma: 
PS3
+18Violencia

Añadir a mis juegos

publicidad
publicidad

Más en la web

publicidad
Publicidad