Skip to main content
Publicidad
Dungeons & Dragons: Chronicles of Mystara
publicidad

Dungeons & Dragons: Chronicles of Mystara

preview_game
| - Avance |

Los dos grandes clásicos de recreativas de Capcom regresan en forma de juegos descargables para PS3, PC, Wii U y 360. Tower of Doom y Shadow over Mystara vueven contra todo pronóstic.

A veces, incluso las cosas que se consideraban más difíciles en el mundo del videojuego acaban sucediendo. Esa es la conclusión que se puede sacar del anuncio de un esperado, más bien ansiado regreso: el de las recreativas de Capcom Tower of Doom y Shadow Over Mystara, juntas de nuevo en un pack descargable para Xbox 360, PC, Wii U y Playstation 3. Durante años se había considerado prácticamente imposible que este regreso se produjera, particularmente por el hecho de que son juegos licenciados bajo el sello Dungeons & Dragons, y por lo tanto un relanzamiento exigiría una nueva negociación con los propietarios de la marca, asumiendo que estuvieran interesados en negociar, o que la misma Capcom tuviera el interés en enzarzarse en esas contiendas para recuperar una de sus joyas para recreativas. De hecho, al contrario que buena parte de los arcades de la compañía de Osaka, estos dos títulos no tienen apenas representación en el formato doméstico. La única manera de jugarlos -sin recurrir a la emulación- era comprando el pack con los dos títulos para Sega Saturn, lanzado exclusivamente en Japón y que suele tener un precio cercano a los 200 $.

Welcome to the D&D World

En 1993, Capcom era toda una potencia en el tema de las licencias para recreativas. La compañía de Osaka siempre se había caracterizado por su buen hacer a la hora de crear juegos basados en licencias. Aladdin para Super Nintendo, los excelentes Ducktales y Chip’n Dales de NES, Little Nemo... Pero fue en los 90 donde la compañía alcanzó un punto álgido en esta faceta dentro de uno de sus feudos tradicionales: los salones recreativos. Gracias a su nueva placa, la potente CPS 2, la compañía tenía una plataforma con la que dar vida a algunos de los personajes más populares del mundo del cómic. En esta época nacieron clásicos como X-Men: Children of the Atom, Marvel Super Heroes o Marvel Vs Capcom, todos One Vs One en los que se recreaba con excelentes animaciones y todo lujo de detalles a héroes como Spiderman, Lobezno, Iron Man, Capitán América y tantos otros. La placa acogió también Beat’em Ups licenciados como el notable Alien Vs Predator. Con esa trayectoria bajo del brazo se abrían muchas puertas y una de ellas fue la de utilizar la popular licencia de Dungeons & Dragons en arcades, algo novedoso frente a los tradicionales CRPG.

Dungeons & Dragons Collection (360) Captura de pantalla

El proyecto no era nada sencillo, especialmente porque no se quería hacer de cualquier forma, los responsables en Capcom querían algo que mantuviese el espíritu rolero de la licencia, sin olvidar que estábamos hablando de una recreativa. La primera conclusión era que el formato de Beat’em Up con hasta cuatro jugadores era el más indicado para capturar parte de esa esencia, dejando que los participantes se sintieran parte de un grupo de aventureros como si del juego de mesa se tratase. A partir de ahí se fue construyendo un cuidado híbrido, un Beat’em Up de especial complejidad y profundidad, con elementos nunca vistos en la rica historia del género que recibiría el nombre de Dungeons & Dragons: Tower of Doom.

La campaña estaba planteada como si fuera una aventura, con un pequeño argumento y la facultad de poder elegir entre varias rutas lo que acentuaba un poco más ese componente rolero que se buscaba, además de mejorar la profundidad y rejugabilidad del juego. El grupo de protagonistas estaba también dividido en clases y razas, haciendo que fuera especialmente interesante jugar en grupos para poder complementar habilidades. Cada uno de los cuatro protagonistas tenían atributos, movimientos y habilidades propios, además de algunas habilidades exclusivas, por lo que la elección de personaje resultaba relevante. Por un lado estaba el Guerrero Humano, el clásico protagonista equilibrado con un excelente cuerpo a cuerpo, buen alcance y amplia barra de vida. Otro Guerrero, esta vez Enano, gozaba de un excelente ataque cuerpo a cuerpo gracias a su mezcla entre potencia y velocidad. En el lado de los conjuradores teníamos disponibles una Elfa Guerrera-Maga, con un cuerpo a cuerpo poco efectivo en líneas generales pero con la capacidad de lanzar poderosos conjuros, y el Clérigo, con un cuerpo a cuerpo parecido al de la Elfa, pero equipado con un escudo que le permitía bloquear ataques, además de poder utilizar conjuros propios de su clase.

Dungeons & Dragons Collection (360) Captura de pantalla

Una de las mayores particularidades de Tower of Doom y algo pocas veces visto en un Beat’em Up era un sistema de inventario. Mediante un botón podíamos rotar entre  diferentes opciones, generalmente objetos que se podían recoger en el campo de batalla o que los personajes tenían equipados por defecto. Gracias a ese menú podíamos utilizar de forma limitada armas secundarias como un arco, dagas arrojadizas, botellas con aceite que explotaban en llamas a su contacto con el suelo o incluso anillos mágicos capaces de lanzar conjuros que podían ser utilizados por cualquier clase. Los dos conjuradores del grupo además podían lanzar conjuros equipados por defecto. La elfa contaba hechizos propios de su clase en D&D tales como los archiconocidos misiles mágicos, que perseguían a su presa hasta impactar; Invisibilidad, que nos proporcionaba unos segundos de respiros, muy útiles contra ciertos jefes finales; Fireball, una poderosa explosión que incendiaba a cualquier enemigo en su alcance; Lighting Bolt, un poderoso rayo de energía eléctrica horizontal; Poliformar a Otros, capaz de transformar a enemigos comunes en animales inofensivos; Tormenta de Hielo, una poderosa ventisca capaz de congelar a todos los rivales en pantalla; y por último el poderoso Cloudkill, que suponía la muerte instantánea para los oponentes.

El Clérigo también contaba con sus propios conjuros: Sticks to Snakes, que permitía conjurar a serpientes para atacar a los enemigos; Hold Person, que paralizaba al enemigo, Continual Light, que lo atontaba, Striking para aumentar la potencia ofensiva y Curar Heridas Severas, la única manera de recuperar vida aparte de algunas pociones que iban apareciendo en el camino. Este sistema de inventario requería de cierta habilidad para ser utilizado ya que la acción no se detenía, así que había que ser cuidadoso a la hora de ponerse a buscar el objeto o conjunto que se quería utilizar, aunque era un proceso muy rápido y limpio por lo que una vez acostumbrados era fácil ponerse a salvo mientras se seleccionaba lo que se quería utilizar. Junto al sistema de inventario teníamos además un sistema de juego mucho más rico que otros Beat’em Up, con un sistema de combos, golpes críticos, bloqueos, evasiones y diferentes tipos de ataque, lo que le terminaba de dar una profundidad especial.

Dungeons & Dragons Collection (360) Captura de pantalla

AnteriorSiguiente
Regístrate o haz login para hacer un comentario
publicidad
9
Regístrate o haz login para votar
Desarrolla: 
Iron Galaxy Studios
Género: 
Acción
Subgéneros: 
Arcade
On-line: 
4 Jugadores
Lanzamiento: 
19/06/2013
Texto: 
Español
Plataforma: 
360
También en:
PC PS3 WiiU
+12Violencia

Añadir a mis juegos

publicidad
publicidad
publicidad

Más en la web

publicidad
Publicidad