Skip to main content
Publicidad
Dragon's Crown
publicidad

Dragon's Crown

preview_game
| - Impresiones |

Cuando George Kamitani fundó Vanillaware, el estudio que ha creado Odin’s Spehere o Muramasa, tenía el sueño de replicar y expandir su trabajo en Capcom, los D&D Arcade. Una década después, el sueño se materializa en un precioso título para PS3 y Vita.

Todo sobre el E3 2013. En directo desde Los Ángeles

Dragon’s Crown fue, junto a Shin Megami Tensei IV, la gran estrella del modesto booth de Atlus, compitiendo con su pequeño tamaño al lado de los grandes espacios de Sony, Microsoft y Nintendo. Pero lo que no tiene el estudio japonés en poder financiero bruto, lo tiene en cuanto a entusiasmo e imaginación. Todos los asistentes al evento recibieron su tarjeta de pase con una publicidad protagonizada precisamente por esos dos juegos, cada uno en una cara distinta; era posible quitarlo para que no ocupara demasiado sitio, pero muchos optaron por mantenerlo y por tanto era habitual encontrar la publicidad en los cuellos de muchos de los asistentes al Convention Center.

En el stand, todo a la vista y muy claro, en una parte se desplegaba la versión en PS3 a pantalla grande, en otro estaba la versión de Vita. Ya hemos hablado bastante del nuevo juego de Vainillaware en base a tráilers e informaciones previas, pero esta era la ocasión perfecta para poder jugar y ver el título en primera persona. El título es un Beat’em Up de vieja escuela: 2D, desarrollo horizontal y hasta cuatro héroes en cooperativo avanzando y acabando con cualquier enemigo que se les ponga por delante, al más viejo estilo de recreativa.

Dragon's Crown (PS3) Ilustración

La propuesta es exótica por sí misma en estos días en los que el género que una vez reinó en los salones arcade ha quedado sólo para revivals y remakes, pero además el estudio japonés tiene ideas de cómo alargar el juego para hacerlo más interesante en una campaña más larga de lo que son normalmente estos títulos. Hay una historia, múltiples caminos dependiendo de las decisiones que tomes y elementos prestados del RPG en forma de objetos y desarrollo de personajes que hacen que la campaña tenga más empaque. En realidad es parte del sello de identidad de Vanillaware, apreciable en juegos como Muramasa o Odin’s Sphere, en donde sus mecánicas arcade no impiden que sean aventuras largas, con diferentes caminos y muy elaboradas en cosas como la historia.

Desde el principio del juego se hace evidente que la comparación con los Dungeons & Dragons arcade es más que evidente. El fundador de Vanillaware, George Kamitani, trabajó tanto en Tower of doom como en Shadow over Mystara y guarda un gran recuerdo de ambos títulos, por lo que siempre había querido hacer algo en esa línea. La misma introducción del juego está realizada en un estilo similar a la de ambo juegos, un poco más extendida, con cortes rápidos, sin narrativa y presentando a los distintos personajes, de un modo muy similar a las intros rápidas que se podían ver en las recreativas mientras esperaban sus raciones de monedas. Pero el homenaje principal lo vemos al iniciar una partida y ver a los seis héroes sentados alrededor de una mesa en una posada, planificando su aventura. Es la figura icónica del universo D&D, un grupo de héroes en una posada, y además es una escena muy parecida a la de los mencionados D&D Arcade, es fácil apreciar el homenaje.

Dragon's Crown (PS3) Ilustración

Los seis héroes son: Mago, Hechicera, Guerrero, Amazona, Elfa y Enano. Pero una vez que cada jugador selecciona el suyo no vamos inmediatamente al combate, ya se ha comentado que hay un componente de aventura en el juego y por tanto nuestro primer destino es un pueblo donde podemos andar en paz y charlar  con los transeúntes para conseguir información. El juego está estructurado por misiones, con una historia principal acompañada de distintas misiones secundarias opcionales para conseguir tesoros, objetos y experiencia. Antes de todo eso tendremos la opción de pasar por un tutorial personalizado para cada personaje que nos permitirá conocer más a fondo sus habilidades, fortalezas y debilidades.

Una vez en combate, es fácil apreciar que cada protagonista es muy diferente en la forma en la que se maneja. Hay una buena variedad de golpes, combinaciones y movimientos aéreos a los que hay que sacar partido, pero también debilidades que hay que tener en cuenta. Por ejemplo, en el caso de la exuberante hechicera, hay que tener en cuenta que su magia oscura gasta maná y que para recuperarlo tenemos que recargar, dejándonos vulnerables por unos segundos. La arquera por su parte tiene su mayor fortaleza en el arco, pero hay que tener en cuenta que las flechas son limitadas por lo que hay que evitar no abusar y sacar partido a sus limitadas habilidades cuerpo a cuerpo o a sus limitados conjuros de aire para maxificar sus habilidades.

Dragon's Crown (PS3) Ilustración

No es un juego para nada fácil. Los enemigos escalan a tu nivel y su IA les permite aprovechar posibles debilidades y obligarte a ser rápido de reflejos. El movimiento horizontal es bastante lento, por lo que esquivar requiere usar movimientos de bloqueo, salto o un botón especial que nos permite dar un rápido salto hacía la dirección contraria a la que estamos mirando. Uno de los detalles que más nos impactó en nuestra partida fue las monturas, todo un regalo para los amantes de Golden Axe. Durante nuestras expediciones, encontramos a algunas criaturas que al derrotarlas permitían a un jugador subir a sus lomos. En concreto vimos a un imponente dientes de sable negro y a un lagarto lanzallamas convertirse en nuestros aliados, aumentando el alcance y potencia de nuestros ataques con sus habilidades. Pero los enemigos no iban a la zaga, cada vez más poderosos hasta llegar a un imponente jefe final en forma de Wyvern.

Además de los seis personajes, los héroes cuentan con la figura de un ladrón que los acompaña tomando tesoros, abriendo cofres e incluso buscando por el escenario caminos ocultos. Hay que retirarlo en combate para no ponerlo en peligro, pero cuando las cosas se calman lo podemos llamar para que se haga cargo del botín. Al final de una misión obtendremos nuestra parte del tesoro ganado y también podremos evaluar los objetos conseguidos, de los que sólo sabremos su rareza y deberemos gastar dinero para poder saber qué es. Si nos interesa gastar dinero en ellos, podemos simplemente venderlos, aunque los objetos más raros merece la pena saber que son ya que nos pueden aportar ventajas interesantes en combate. También hay items comunes como comida o pociones que repararán nuestra vida o nuestro maná. Y además hay que tener en cuenta que en función de nuestras actuaciones obtendremos experiencia que irá en beneficio de nuestros atributos y habilidades en combate.

Dragon's Crown (PS3) Captura de pantalla

Parece un poco innecesario recalcarlo ya que tenemos las imágenes y los tráilers para verlo con ojos, pero hay que decir que en vivo y en directo impresiona más todavía. Dragon’s Crown es una auténtica obra de arte visual en movimiento. Es difícil no quedarse enamorado de los preciosos entornos, del detalle de los personajes protagonistas y enemigos, de la cuidada animación. Los escenarios parecen muy variados y está todo recreado con una gran atención por el detalle, pintado a mano para ofrecernos un fantástico mundo de magia y espada realizado con la visión artística propia de este estudio. Ya no es sólo una cuestión de ser un amante de los 2D, es que es el juego es una auténtica preciosidad digital se mire por donde se mire, tanto en PS3 como en Vita -ambas versiones son idénticas.

Kamitani ha tenido la idea de Dragon’s Crown en su cabeza desde hace más de una década, en es cierto modo su proyecto soñado cuando fundó Vanillaware y eso se nota en lo extremadamente cuidado que está todo. Aspectos como el sistema de combate han sido revisados para asegurarse de que ofrezcan un buen reto y sean diversos e interesantes y en general el juego en su conjunto parece tener una dosis extra de mimo con respecto a anteriores títulos. El juego aparecerá pronto en Japón, el 25 de julio, y hará lo propio en USA el 6 de agosto. La versión europea está confirmada también gracias a los crecientes lazos entre Atlus y NISA -la rama occidental de Nippon Ichi, los creadores de Disgaea- , pero no se sabe fecha exacta, sólo que saldrá para este año. Las versiones de PS3 y Vita son independientes, así que nada de Cross-Buy ni Cross-Play aunque si cuentas con ambas versiones puedes sacar partido al CrossSave. A pesar de ser un E3 tan movido, con la nueva generación y las grandes noticias que se están produciendo, resulta destacable que un juego 2D como este logre destacar, pero así ha sido. Sólo queda esperar unos meses para saber si las excelentes primeras impresiones se materializan en un gran título,

 Dragon's Crown (PS3) Ilustración

Regístrate o haz login para hacer un comentario
publicidad
9,2
Regístrate o haz login para votar
Desarrolla: 
VanillaWare
Género: 
Acción
Subgéneros: 
Beat'em up
On-line: 
4 Jugadores
Lanzamiento: 
11/10/2013
Voces: 
Inglés, Japonés
Texto: 
Inglés
Plataforma: 
PSV
+12Violencia
publicidad
publicidad
publicidad

Más en la web

publicidad
Publicidad