Skip to main content
Publicidad
DmC (Devil May Cry)
20. Fin

20. FIN

Mundus está acabado, pero aún queda una última cosa que hacer... una última batalla. Sin duda este es el combate más difícil de todo el juego. Tu adversario es tremendamente rápido y puede desviar tus golpes sin problemas. El mejor momento para atacar es justo después de que realice un ataque, especialmente la carga. Si eres hábil, puedes devolver sus golpes con Rebellion y realizar contraataques.

Entre el repertorio de habilidades de tu adversario se encuentran las espadas de luz. Utiliza tus armas de fuego para neutralizarlas. Para el resto de ataques utiliza la opción de esquivar en el momento exacto. Justo después, tu enemigo quedará vulnerable durante un breve instante.

La técnica rodeo de Aquila te puede proporcionar golpes extra mientras atacas con tus armas. También puedes utilizar el ataque a distancia de Arbiter cuando estás alejado, o la técnica trillón de puñaladas y de Rebellion y cargar contra él. Sigue atacando hasta que Vergil se divida en dos. En ese momento tendrás que destruir su sombra antes de continuar con el combate normal.

Cuando le quede el último cuadrado de vida, tu hermano se quedará en el centro y empezará a regenerar vida. Su sombra le protege y no puedes hacerle nada de daño. Libera el poder de Dante, entra en el modo furia y asesta el golpe de gracia.

Regístrate o haz login para hacer un comentario
Publicidad