Skip to main content
Publicidad
Divinity: Original Sin
publicidad

Divinity: Original Sin, Análisis en Progreso

preview_game
| - Impresiones |

Uno de los juegos de rol más esperados de este año hace acto de presencia. Larian persigue crear su juego más ambicioso, siguiendo los pasos de un gran clásico como Ultima VII.

En el comienzo de año, declarábamos el 2014 como “el año del RPG”. Y aunque algunas de las propuestas de la lista se han caído al 2015, la lista de juegos de rol que tenemos es amplia y generosa, abarcando numerosos ángulos. Uno de los más sorprendentes y celebrados es el regreso de la concepción clásica del rol occidental, juegos actuales que continúan o toman como referencia absoluta clásicos de antaño. Por supuesto, el fenómeno Kickstarter ha tenido mucho que ver con eso, aunque  también tiene mucho que ver el hecho de que algunos estudios hayan sabido sabido sacar esta clase de proyectos adelante. Divinity: Original Sin es una mezcla entre los dos mundos, un juego nacido de la voluntad de un estudio experto y enamorado del concepto de rol clásico, que a la vez ha sido llevado a nuevas cotas de calidad gracias al concepto de crowdfunding.

Pero lejos de entretenernos en los detalles de su concepción, el objetivo de este texto es empezar a dar a conocer uno de los destacados de esta nueva hornada de RPGs con aire de clásico. Hasta ahora, el estudio belga Larian se había caracterizado por crear títulos de gran nivel dentro de la modestia y sus limitaciones. Desde el excelente Divine Divinity, una auténtica sorpresa, el estudio ha ido encadenando proyectos de mucho mérito, tratando de superar los problemas propios de un grupo pequeño en cada paso. Salvando el tropiezo de Beyond Divinity, y el hecho de que Ego Dragonis tuvo más de un problema en su lanzamiento -superado a base de parches y un relanzamiento con la “Director’s Cut”-, la trayectoria del estudio es tremendamente sólida, repleta de personalidad y con una intención clara de hacer bien las cosas.

Divinity: Original Sin (PC) Captura de pantalla
Divinity: Original Sin (PC) Captura de pantallaDivinity: Original Sin (PC) Captura de pantallaDivinity: Original Sin (PC) Captura de pantalla

Divinity: Original Sin vendría ser el cénit de toda la trayectoria del estudio y seguramente el juego más fiel a los propios deseos del estudio. Mientras otros juegos se han dejado influenciar por títulos como Diablo, Baldur’s Gate o han tratado de abrazar la idea del ARPG con protagonista único como pasaba en Divinity 2, en Original Sin lo que encontramos es un juego fuertemente influenciado por el “RPG que no ha sido superado desde que se creó” en palabras de los responsables del estudio: Ultima VII. La obra de maestra de Richard Garriott se caracterizó en su día por su concepción única de mundo virtual, por plantear un espacio digital reactivo y al margen del jugador, con NPCs que hacían su vida  de forma detallada y realista sin reparar en las aventuras del Avatar, con un mundo en el que cualquier objeto era interactivo y manipulable, o en el que nuestras acciones tenían consecuencias naturales, fruto de ser parte de un sistema orgánico que no estaba concebido a nuestro alrededor.

Esa influencia de Ultima ha estado presente en todos los juegos de Larian, pero nunca hasta el punto de lo que vemos en Original Sin, que incluso se permite el homenaje de arrancar la aventura con la investigación de un asesinato -todo un guiño que los aficionados más veteranos reconocerán-. Pero antes de eso, es necesario crear a nuestros dos protagonistas, una pareja de Source Hunters que tienen como tarea investigar y eliminar posibles usos dañinos de la magia, en un mundo todavía traumatizado por conflictos con enloquecidos hechiceros. El hecho de tener dos protagonistas es un componente bastante original que está ligado a una de las sonoras novedades del juego: la posibilidad de cooperativo en cualquier momento e integrado en la historia, lo que no es algo que se vea todos los días en un RPG. Eso sí, si quieres jugar solo, puedes hacerlo sin ningún problema controlando directamente a todo tu grupo -en principio formado por dos, pero otros personajes o mercenarios se pueden incorporar a lo largo de la partida-.

Divinity: Original Sin (PC) Captura de pantalla

Lo primero que se hace notar de la configuración de personajes es que el juego apuesta por dar libertad total al jugador en cómo desarrolla sus personajes. Hay varios arquetipos predefinidos, clases puras y mixtas que responden a diferentes configuraciones prefabricadas, pero en realidad la base del sistema está en asignar puntos a atributos, habilidades y “traits”, por lo que es posible llevar a nuestro personaje a donde queramos realmente. Podemos empezar configurando un guerrero puro, y luego asignarle la posibilidad de aprender conjuros de alguna escuela de magia siempre y cuando no hayamos descuidado del todo el atributo de inteligencia. Por supuesto, lo más avanzado requiere de más puntos en su determinado rango de habilidad, así que los especialistas podrán hacer cosas que los que están demasiado mezclados no podrán hacer. Como el resto del planteamiento de Original Sin, el jugador debe de buscarse la vida y decidir entre un amplio abanico de opciones sin que nadie le lleve de la mano ni le allane el camino.

En este punto hay que decir que Larian ha creado un juego ciertamente inmisericorde y cortado por el patrón clásico. La única concesión que hace es un pequeño tutorial principio, pero una vez finalizado se nos arroja en medio del mar y se nos pide nadar. No hay indicaciones, ni un camino trazado, el juego tiene una intimidante libertad amparada en la densidad de acciones y decisiones que podemos tomar. Por ejemplo, podemos hablar con todos y cada uno de los habitantes de la ciudad, podemos matarlos si queremos, podemos robarles o podemos comerciar con todos y cada uno de ellos, ya que todos tendrán algo con lo que hacer trueque si queremos -aunque por descontado, no es lo mismo negociar con el dueño de un puesto en el mercado que con cualquiera que pase por la calle en cuanto a recursos disponibles-. Hablando será como encontraremos más misiones, rumores y posibles objetivos a acometer en un mapa inicial que más que grande, resulta tremendamente denso por todo lo que ofrece.

Divinity: Original Sin (PC) IlustraciónDivinity: Original Sin (PC) Ilustración

AnteriorSiguiente
Regístrate o haz login para hacer un comentario
publicidad
9,3
Regístrate o haz login para votar
Desarrolla: 
Larian Studios
Género: 
Acción, Rol
Subgéneros: 
Táctico
On-line: 
4 Jugadores
Lanzamiento: 
20/06/2014
Plataforma: 
PC
+16Juego onlineViolencia

Añadir a mis juegos

publicidad
publicidad
publicidad

Más en la web

publicidad
Publicidad