Skip to main content
Publicidad
DiRT Rally
publicidad

DIRT Rally: el Dark Souls de la conducción

preview_game
| - Avance |

Tras su prolongado Early Access en PC, DIRT Rally se atreve con PS4 y Xbox One en lo que supone uno de los juegos de conducción más realistas y difíciles del mercado.

Acudimos a las oficinas de Kotch Media en Madrid para probar la versión de consolas de DIRT Rally junto a su Paul Coleman, el jefe de diseño del juego. Coleman es un tipo cercano. Fue conductor de rally, la cosa no le salió muy bien, y vio en los videojuegos la oportunidad de que los demás también pudieran jugar a cumplir sus sueños. O a intentar no tirar el mando por la ventana, porque DIRT Rally es exigente. Mucho. Sale a la palestra la mención del temido ‘Dark Souls’. “Es el Dark Souls de los juegos de conducción”, nos cuenta el jefe de diseño. “No entiendo por qué la gente lo tacha así, no es para tanto”. Nos reímos, un rato. Hasta que nos ponemos a los mandos en nuestra primera carrera y ya no hay risas. DIRT Rally es uno de los juegos más exigentes, efectivamente, que hemos probado. ¿Gran Turismo, Forza? Al lado de este nuevo DIRT, son juegos de niños.

Ante esta sorpresa, te asaltan las preguntas. ¿Queréis saber el cómo y el por qué? Gran parte de la respuesta está en el Early Access. “Lo utilizamos para medir lo que querían los usuarios, cómo se cumplían o no sus expectativas”. La temprana versión del juego para PC les permitió descubrir las flaquezas del título, y ahora confían en que el lanzamiento para consolas sea sólido como una roca. Además, las dificultades de desarrollo no han sido pocas. Esto y lo otro, un programador de físicas que se va y les deja en pañales, o los problemas económicos que ha atravesado Codemasters. Y, detrás de todo esto, ¿en qué ha quedado entonces el resultado? Vamos a ello.

Exigencia Máxima

En la sala donde se desarrolla la demostración hay dos zonas. Una, más tradicional, con toda la parafernalia automovilística montada. Volantes, pedales, asiento. Intentamos probarla. Y es importante lo de intentamos, porque no duramos ni diez minutos. Al final de la sesión va a ser el propio Coleman el que nos dé una lección de cómo se conduce. Si querían conseguir que, con el pack completo, la experiencia fuera la misma que la de un conductor de rally, lo han conseguido con creces. Probamos entonces la versión de PS4, con el mando, y no es que la dificultad experimente algún tipo de cambio. Si aceleras demasiado, te sales de la carretera. Si no controlas las frenadas, acabas en cualquier barranco. Tienes que seguir las indicaciones de tu compañero al pie de la letra para anticipar cada curva, estar atento en todo momento, controlar las condiciones meteorológicas. El terreno lo determina todo, para eso es en lo que más han  estado trabajando.

DIRT Showdown fue duramente criticado por alejarse de la esencia original de los DIRT, y se ve que esta vez el estudio ha aprendido de sus errores. Es simulación pura, y creednos cuando os decimos que, al lado de este DIRT Rally cualquier otro juego es ‘Arcade’. En el tema que atañe a los vehículos, no encontramos que estos sean demasiado numerosos, pero sí que consiguen transmitir diferentes sensaciones y nos obligan a “domar” cada caballo de carreras de una forma distinta. Se dividen en categorías, para balancear el sistema de juego, que responden a las diferentes épocas del Rally en un claro guiño a los aficionados. Por otro lado, los escenarios derrochan un acabado técnico soberbio, pero pecan de ser muy escasos en cuanto a cantidad, la cual se sitúa en siete entornos diferentes que cuentan con cerca de 70 escenarios en total. Cabe destacar que los contenidos del título están licenciados oficialmente por el World Rallycross.

pikes_208_05_c.png Captura de pantalla

La Mecánica Importa

La simulación realista del mundo del Rally no se queda solo en conducir, y en que hacerlo sea difícil, sino en la gestión de tu equipo, tus coches y tus recursos. Después de cada carrera tendrás que llevar a cabo labores de mantenimiento, gestionar al equipo de mecánicos, contratar y despedir personal nuevo. Debemos mejorar nuestros vehículos, repararlos o mejorarlos entre etapas para mejorar su rendimiento. Podemos cometer el error de pensar que un coche que está al 95% de la reparación total posible puede afrontar la siguiente etapa, o que no es necesario mejorarlo cada vez que cambiemos de circuito. Lo cierto es que, de pensar así, lo pagaremos caro, y eso nos obliga a estar atentos en todo momento al estado de nuestros vehículos y de nuestro equipo.

Lo estaréis pensando, y en muchas ocasiones resulta cierto: es muy frustrante tener que mimar tanto el coche en cada carrera. Cuanto mejor lo tratemos, menos reparaciones habrá que hacer y mejor podremos afrontar la siguiente carrera, pero la inclusión de esta pequeña forma de economía automovilística resulta bastante interesante. No hace falta mencionar que comportamientos “desleales”, como abandonar una carrera, tendrán una repercusión bastante grave en nuestros ingresos.

greece_focus_rs_2_a.png Captura de pantallagreece_lancia037_2_a.png Captura de pantalla

Las virtudes del Early Access

“Elegimos este modelo para poder mejorar nuestro juego cada vez que lo necesitara”, destaca Paul en referencia a su formato de ‘Early Acess’. Puede parecer la típica frase con la que todos los que apuestan por este modelo lo defienden a capa y espada, pero la explicación sigue, y termina resultando en un argumento interesante. El estudio no ha perdido el tiempo estos meses. Han seguido de cerca a la comunidad, han visto lo que se criticaba en cada foro, cada mensaje, cada página web. Llegaron incluso a invitar al estudio a unos cuantos ‘fans haters’ para pedirles que les dijeran en qué fallaba el título con el fin de mejorarlo.

La perspectiva de todo esto, es que más allá de lo que el título termine siendo, o lo que termine vendiendo, parece que sus creadores se preocupan por él y su comunidad. Saben que es un juego muy nicho. Saben que es una apuesta arriesgada por el pequeño público que poseen esta clase de entregas, pero lo han llevado adelante con cariño, intentando cuidar cada detalle. Es un título que luce fantásticamente a nivel gráfico, y cuya jugabilidad es muy interesante. Ahora se arriesgan a lanzarlo en consolas después de haber aplicado todas las mejoras del ‘Early Acess’ de PC, y todo el contenido nuevo de consolas saldrá de manera totalmente gratuita en abril para los que ya lo tienen en el sobremesa.

Una apuesta arriesgada

Público muy nicho. Puede que en PC haya funcionado medianamente bien, pero las consolas son otra liga en cuanto a público se refiere. Títulos como Gran Turismo, Forza, o incluso los Need for Speed tienen demasiado recorrido en consolas y va a ser difícil que este DIRT Rally se haga un hueco fácilmente. Para los que buscan un juego de coches más, la propuesta del equipo de Codemasters no va a resultarles demasiado atractiva, pero para aquellos que busquen algo mucho más exigente y realista que lo visto hasta el momento, encontrarán aquí una propuesta que se aleja de todos los cánones establecidos en el género.

Además, si queremos dar un paso más allá y atrevernos con la experiencia completa, el estudio y la publicadora han puesto en marcha un enorme arsenal de volantes, asientos y demás periféricos automovilísticos para que cada usuario pueda configurar la experiencia a su medida, por lo que no van a faltar opciones en cuanto a recrear la simulación perfecta. Nosotros, lo dicho, ya os admitimos que hasta con el asiento, el volante y los pedales la experiencia era muy dura, y gran parte de la culpa es de esas físicas del terreno tan bien conseguidas. Aquí un bache es un bache, un hundimiento en el terreno, una curva encharcada. Todo cuenta, y de ahí esa dificultad tan realista.

finland_impreza1995_3_b.png Captura de pantalla

El objetivo que se propone el juego es sencillo, pero a la vez ambicioso: demostrar que ese público hardcore de la simulación clásica tiene su buena cabida en consolas. De llevar razón o no, dependerán las ventas del juego. Pero DIRT Rally, al menos en su jugabilidad y su apartado técnico, es sólido. Se mueve con fluidez (60 frames por segundo en consolas), tiene un acabado técnico sobresaliente y los efectos meteorológicos están muy conseguidos. No son los de DriveClub, por ejemplo, pero superan con creces a la media. La conducción es exigente, mucho, y si os atrevéis a haceros con alguno de los volantes oficiales, la experiencia está a otro nivel. Veremos si el próximo 5 de abril este nuevo DIRT Rally cumple con lo que promete.

Regístrate o haz login para hacer un comentario
publicidad
9
Regístrate o haz login para votar

Comprar:

ver más tiendas
PAL/ES 20.09 € Comprar >
PAL/ES 28.49 € Comprar >
Desarrolla: 
Codemasters
Género: 
Conducción
Lanzamiento: 
07/12/2015
Voces: 
Español
Texto: 
Español
Plataforma: 
PC
También en:
PS4 XBO
+3Juego online

Añadir a mis juegos

publicidad
publicidad
publicidad

Más en la web

publicidad
Publicidad