Skip to main content
Publicidad
Dark Souls II
publicidad

Dark Souls II, Impresiones beta

preview_game
| - Impresiones |

Probamos durante tres horas la beta de Dark Souls II, que nos permite explorar un trozo del juego, dos jefes finales y ver como funciona el sistema de invocaciones e invasiones para uno de los títulos más esperados del próximo año en PC, Playstation 3 y Xbox 360.

Este domingo entre las ocho y las once de la mañana los usuarios de Playstation 3 que estén suscritos a PS Plus han podido probar la beta de Dark souls II, que ya se había mostrado con anterioridad y que permitía descubrir una parte del nuevo mundo de From Software. En Meristation hemos aprovechado las circunstancias para hincar el diente a estas tres horas de juego de uno de los  títulos más esperados para el próximo año (la fama de Demon’s Souls y el primer Dark Souls lo avalan) y que saldrá en PC, Playstation 3 y Xbox 360. La muerte está de vuelta, y con ella algunas novedades que se empiezan a vislumbrar en esta beta que ya ha terminado.

Poco menos de dos gigas es lo que ocupa esta beta de From Software, que tiene como principal objetivo probar la resistencia de los servidores y estudiar diversos fallos que pueda haber cuando los jugadores estén con Dark Souls II. La idea, tener una salida perfecta de cara a 2014 y que no le pasen cosas como el reciente caso de Grand Theft Auto V, sin ir más lejos. Al inicio se nos avisaba de todo esto, y de hecho también hemos podido ver como en algunos momentos los servidores no funcionaban previo aviso de la propia compañía en un mensaje. A pesar de esto, lo cierto es que la beta ha funcionado perfectamente como demostración de qué es lo que quiere ser esta secuela de Dark Souls. La nueva entrega es continuista, repite esquemas que ya vimos en el pasado y mantiene las grandes virtudes de la serie Soul. Todavía hay más ganas de que llegue el juego visto lo visto.

Si aquí entramos sin antorcha, seguramente caeremos por el acantilado que hay dentro.
Si aquí entramos sin antorcha, seguramente caeremos por el acantilado que hay dentro.

Antes de empezar se nos permite elegir una de las diversas clases prefijadas que tiene el juego. Soldado, guerrero, caballero, sacerdote, cazador, espadachín a dos manos. Hemos probado diversos de ellos, siendo el guerrero el que mejor se adaptaba a nuestra voluntad de avanzar lo máximo posible sin morir en el intento. Sus argumentos bélicos son una espada ligera y de fácil movilidad, una gran espada de hoja más larga y ancha (lenta pero poderosa), y un escudo que nos permita aguantar los golpes de los enemigos. El sistema de control es similar a lo que ya conocíamos, con los botones de acción usados para ítems, recoger cosas o activar elementos tipo palancas, la redonda para hacer movimientos evasivos y los botones superiores para controlar nuestros movimientos en combate. Escudo a la izquierda para bloquear, botón de parry para responder a los ataques de los enemigos y a la derecha ataques rápidos o fuertes del arma principal. Vuelve el auto-lock, que nos permite combatir alrededor de un enemigo (y cambiar sencillamente a otro objetivo).

Conociendo nuestros movimientos, empezamos al lado de una hoguera cerca de un barranco. Desde ahí conoceremos a una “compañera” de viaje que nos ofrece todo tipo de objetos para comprar (muy al estilo Resident Evil 4 su diseño). Y empezamos la aventura siguiendo por un camino hacía una cueva. Se sabía que Dark Souls II quería que el juego de luces y sombras fuera importante para nuestro avance, algo que se nota en estos primeros minutos. Entramos a una cueva donde casi no se ve nada, y como es lógico, caemos por un hueco que no habíamos visto. Aquí está la gracia de la luz. Desde la hoguera de turno podemos coger una antorcha y encenderla, de tal manera que podamos avanzar por zonas como esta sin caer en las trampas que tiene el juego. Más adelante necesitaremos usar la antorcha otra vez para ir sobre seguro.

Las invocaciones son una gran ayuda para acabar con numerosos enemigos.
Las invocaciones son una gran ayuda para acabar con numerosos enemigos.

Los primeros enemigos que vamos encontrando no son demasiado complicados, aunque es cierto que la exigencia del título se nota: los esqueletos mueren en pocos golpes, pero los enemigos armados que se nos aparecen –tipo bandidos- nos pueden complicar la vida ya que nos quitan una gran cantidad de vitalidad con un par de golpes. Precisamente en un combate con uno de estos, hay un arquero que nos dispara a lo lejos y el resultado puede ser nefasto si no vigilamos.  Lo mismo pasa en un borde, donde dar un espadazo al aire contra un rival nos puede hacer caer por el acantilado y morir. La sensación es que los enemigos rasos son algo más sencillos (o es que después de dos juegos ya vamos en sobreaviso) pero que las circunstancias siguen siendo igual de complejas: un mal paso, muerte; dos enemigos flojos por la espalda que no hemos visto, muerte también.

Una vez llegamos a la segunda hoguera, algo no demasiado complicado salvo las sorpresas comentadas por pisar terreno desconocido, nos adentramos en un bosque con algunos peligros bastante más complicados de solventar que los anteriores. Lo primero es un enemigo de grandes dimensiones con dos armas circulares que nos pueden dejar muertos en dos golpes. Después de morir con él, Dark Souls en estado puro: aprender los patrones del enemigo, esquivar cuando da los golpes y aprovechar su recuperación para atacarlo. El problema es que si nos descuidamos nos aparece otro igual, y dos enemigos en la saga de From Software son multitud.  Más adelante encontraremos tres de los “bandidos” mencionados anteriormente, demostrando que en grupo son mucho más duros de lo que pensábamos.

La primera hoguera de la beta, el único lugar tranquilo en tres horas.
La primera hoguera de la beta, el único lugar tranquilo en tres horas.

La cosa se complica más adelante, ya que llegamos a una zona con pasillos estrechos y caídas mortales y algunos mensajes que nos avisan: Necesitas nivel para ir por aquí. Lo mejor es invocar a algunos compañeros, si es que los servidores nos lo permiten (durante mucho rato daba error cuando buscábamos ayuda, por suerte no hemos recibido ninguna invasión que también se puede dar en forma de fantasmas rojos). Con compañeros de viaje y acabando con los enemigos ligeros y más pesados, llegamos a un punto donde está uno de los jefes de la beta: el Lord Skeleton. No es más que una batalla con una gran cantidad de esqueletos, que una vez terminada se da como victoria.

AnteriorSiguiente
Regístrate o haz login para hacer un comentario
publicidad
9,2
Regístrate o haz login para votar
Desarrolla: 
From Software
Género: 
Acción, Rol
Lanzamiento: 
14/03/2014
Voces: 
Inglés
Texto: 
Español
Plataforma: 
360
También en:
PC PS3
+16Juego onlineViolencia
publicidad
publicidad
publicidad

Más en la web

publicidad
Publicidad